«¿Superministro? No. Superinflación»: la oposición le salió al cruce a Sergio Massa

POLÍTICA Por Karen Grinfeld*
massa-1

La inflación del mes de enero superó las expectativas del Gobierno nacional e incluso de algunas consultoras privadas al estacionarse en 6%. La fallida proyección de Sergio Massa fue criticada por la oposición, cuyos referentes no solo señalaron el fracaso del ministro para controlar la variación de precios, sino también las dificultades de los argentinos para afrontar los permanentes aumentos.

«¿Superministro? No. Superinflación…», ironizó la presidenta del PRO Patricia Bullrich. Cabe recordar que, antes de su asunción, el titular del Frente Renovador fue elogiado por medios y dirigentes en medio del caos que ocasionó la salida de Martín Guzmán del Ministerio de Economía y la renuncia de funcionarios cercanos al presidente Alberto Fernández. No obstante, los festejos quedaron en la nada cuando la inflación no solo no se desaceleró, sino que volvió a subir a partir de diciembre.

Horacio Rodríguez Larreta también hizo su crítica con un foco claro a las necesidades educativas. «Empiezan las clases. Nuestro billete más grande no alcanza ni para comprar un cuaderno. Tener los útiles básicos nos cuesta un 137% más que el años pasado. Esto es la inflación y no está en la cabeza de los argentinos, está en la educación de nuestros hijos», reflexionó.

El senador Martín Lousteau fue otro de los referentes de Juntos por el Cambio que se mostró lapidario contra Sergio Massa. «La inflación de enero fue del 6%. El Gobierno ayer anunció un nuevo acuerdo de precios, que ya está demostrado que no funciona, y el billete de mayor denominación no alcanzará ni para un kilo de asado. Necesitamos soluciones urgentes y no parches», se quejó.

Sergio Massa no encuentra solución

La cifra quedó lejos de la aspiración del ministro. Hasta hace unas semanas esperaba que acuerdos como Precios Justos llevaran al IPC a comenzar con “un 4 adelante” en el arranque del nuevo año. La ampliación hacia los útiles escolares poco y nada sirvieron para que el porcentaje se mantuviese como en noviembre del año pasado.

Como último manotazo de ahogado, Massa acordó con productores la inclusión de siete cortes de carne dentro del programa mencionado. Además, tiene que lidiar con las escasas reservas del Banco Central, fundamentales para no afrontar una crisis económica de gran impacto. Sin embargo, en solo tres semanas, la mayor entidad financiera perdió USD 785 millones, lo cual hace mucho menos probable el control de la inflación para este mes de febrero.

 

 

* Para www.elintransigente.com

Te puede interesar