Bottero pone en riesgo la gobernabilidad en la ciudad

LOCALES Por Carlos ZIMERMAN
Bottero no respeta las instituciones y pone en riesgo la gobernabilidad en la Ciudad. La Presidencia del Concejo Municipal le corresponde al partido de gobierno, cualquier otra artimaña no condice con los principios éticos y morales de la UCR. Bottero y sus ansias de poder, van a llevar a la UCR a un escenario indigno
hoy

Ética y política son los ojos de un mismo rostro; la política no puede operar acertadamente sin la ética. En la cultura clásica romana, de aquellos que ejercían la política con ética, se decía que tenían “decorum”; tener “decorum” era garantía de ser un político honesto, discreto y que actuaría de manera correcta y justa.

El buen político lleva su propia cruz cuando debe dejar tantas veces sus ideas personales para tomar las iniciativas de los demás y armonizarlas, acomunarlas, para que efectivamente sea el bien común el que salga adelante.

Todo político habrá de actuar considerando a las personas implicadas en sus decisiones como fines en sí (Kant) y nunca como meros medios. La más grave inmoralidad en la que puede incurrir un político consiste en utilizar a las personas como instrumentos y objetos con los cuales conseguir otros fines, aunque sean fomentadores del bienestar social.

Los Radicales somos el partido de las libertades públicas, la Constitución y la democracia. En nuestra historia resistimos a los regímenes autoritarios, conquistamos el sufragio universal y protagonizamos la lucha por las causas de las mayorías populares. En ejercicio del gobierno o en el llano.

Tenemos valores y convicciones. Defendemos la libertad y la igualdad. La educación y la cultura del trabajo. La igualdad de oportunidades reales para todos, y la lucha por los excluidos.

Tenemos una obsesión. Hacer de la Argentina una nación grande, con valores, y donde todos estén incluidos con educación y trabajo. Y sobre este horizonte se funda nuestra labor de todos los días. Porque las injusticias que aún hoy sufren muchos de los argentinos son el motivo de nuestra incansable persistencia.

Nada de lo dicho precedentemente parece ser tenido en cuenta por Germán Bottero, quien en la práctica es la persona que está llevando a los demás Concejales de Cambiemos, pero fundamentalmente a los que responden a la UCR, a un terreno desconocido para nuestro viejo y querido partido, Bottero lo está llevando a lugar que los Radicales nunca queremos estar y es el de lo anti ético.

"BOTTERO, un mediocre de la política, es el principal impulsor de "arrebatarle" la Presidencia del Concejo al peronismo, sin importarle que es el partido de gobierno y que pone a la UCR en un lugar incomodo"

Germán Bottero está empecinado en presidir el Concejo Municipal, sin importarle que para ello debe romper una vieja tradición de política que marca que la presidencia del poder legislativo es para el oficialismo.

Pareciera que para Bottero,el fin si justifica los medios, pero la Unión Cívica Radical no se puede dar el lujo de no respetar los sanos códigos de la política por un capricho personal.

Ya en 2017 se actuó de forma no ética cuando se le arrebató el mismo cargo al oficialismo. La inexperiencia de Viotti y Sagardoy por la UCR y la poca tradición política del PRO llevaron a que "Lalo" Bonino llegue a ocupar ese cargo.

En la práctica en nuestra ciudad, el Presidente del Concejo Municipal cumple el rol de Vice Intendente o Intendente suplente en caso de que el mismo se tenga que ausentar o se aleje del cargo por algún motivo.

Es importante preservar los valores democráticos y respetar la decisión del votante, y la mayoría de los ciudadanos votó a favor de Luis Castellano para que por un tercer período consecutivo dirija los destinos de la ciudad.

Hace dos años, en oportunidad de ser elegido Raúl "Lalo" Bonino para ocupar el principal cargo legislativo de la ciudad me manifesté de igual manera, sigo convencido que no se puede burlar la voluntad del votante y que por sobre todo tiene que primar el sentido ético, Democrático y  Republicano. No se puede invocar estos dos valores esenciales de acuerdo a nuestra conveniencia. 

Sabemls del interés desmedido de Germán Bottero por ocupar ese cargo, y de la misma manera que lo dijimos hace dos años, lo decimos ahora: "No es de buen demócrata arrebatarle ese cargo al oficialismo, solo que en esta oportunidad puedo decirlo sin medias tintas y más enfáticamente: NO ES DE BUEN RADICAL NO RESPETAR LOS BUENOS CÓDIGOS DE LA POLÍTICA.

Bottero debe entender que las elecciones se ganan en la urnas y que a los cargos se accede por decisión y voluntad de los ciudadanos y no por contubernios entre "gallos y medianoche".

El Presidente del Concejo es la pata legislativa del Intendente y al primer mandatario de la ciudad hay que despejarle el panorama para que gobierne la ciudad de la mejor manera, al fin y al cabo es lo mejor para todos.

Los buenos códigos de la Democracia son imprescindibles para el buen funcionamiento de los diferentes poderes del Estado, actuar contrario a esos códigos es ponerle palos en la rueda a quien tiene la obligación de trabajar día a día para todos los rafaelinos, sin distinción de banderías políticas.

Las desmedidas aspiraciones de Bottero no son sanas para el sistema y denotan una total y absoluta falta de madurez, no solo de él, sino de las personas que lo apoyan en esta iniciativa contraria a los valores y a la ética de la Unión Cívica Radical, partido al que pertenece, más allá de su fanatismo actual por Mauricio Macri, un presidente que sumió a todo el pueblo Argentino en una de las mayores crisis de su historia.

Lo invito a Germán Bottero a reflexionar y respetar los mandatos y el legado que los grande líderes del Radicalismo le hicieron a la Nación y que no es otra cosa que el respeto absoluto de la ética y la moral y le reitero nuevamente que NO ES DE BUEN RADICAL NO RESPETAR LOS BUENOS CÓDIGOS DE LA POLÍTICA.
 

Te puede interesar