El tiempo - Tutiempo.net

La casa está en orden tras el pago de abril

POLÍTICA 01/05/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
f848x477-1534862_1592665_4757

El presidente Javier Milei dio la orden, y Argentina en tiempo y forma, y sin recurrir a alguna letra chica que le hubiera permitido postergar el pago hasta fin de mes, concretó la liquidación por unos 1936 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con esta liquidación programada en el marco del crédito de Facilidades Extendidas negociado y firmado por Martín Guzmán en marzo de 2022, Argentina está al día con el organismo financiero internacional. Y, tal como adelantó ayer MDZ, ahora deberá esperar que cumpla su tarea la misión técnica del organismo que ya está en plena fiscalización de las cuentas públicas argentinas, para determinar que se cumplieron las metas del primer trimestre del año.

El mejor escenario para el equipo económico es que los enviados de Washington culminen su función, elaboren su informe final, que se espera favorable al país y finalmente el Board del FMI apruebe las metas (podría suceder entre el 10 y el 15 de ese mes), e inmediatamente se liberen unos U$S 790 millones, que permitirían cubrir al menos en parte lo pagado al Fondo en el último día hábil de abril.

El dinero debería llegar antes que termine mayo, para cerrar el mes en positivo. Luego habrá que esperar que el FMI confirme que también en el segundo trimestre del año cumplió las metas (algo que se descarta también se logrará), para recibir desde el Fondo un nuevo desembolso por unos U$S U$S 528 millones en agosto más otros U$S 100 millones en septiembre, con lo que se completaría el cronograma de pagos y giros desde Washington.

Lo importante de este cronograma, es que una vez que se termine con este programa ya determinado desde 2022, podría comenzar un nuevo período en la relación bilateral, incluyendo la posibilidad de renegociar el crédito de Facilidades Extendidas, antes que comience la nueva etapa del acuerdo firmado durante el gobierno de Alberto Fernández. Será en septiembre, con lo que habrá que esperar. Mientras tanto, habrá que cumplir con dos nuevos exámenes técnicos de los funcionarios del FMI, el octavo y el noveno, que dependen del director Gerente para el Hemisferio Occidental, Rodrigo Valdes.

Revisiones en carpeta
La octava misión comenzó este lunes en tiempo y forma. Y, tal cual lo ya mencionado, no debería representar problemas para que el Ministerio de Economía que conduce Luis “Toto” Caputo, y el Banco Central de la República Argentina (BCRA) presidido por Santiago Bausilli aprueben las pruebas de las tres metas pactadas en el acuerdo vigente firmado en enero pasado. 

El capítulo fundamental del optimismo de la parte argentina es el sobrecumplimiento de metas fiscales primarias y financieras que exhibió el Gobierno en el período enero- marzo. Según los números oficiales, el primero (recaudación e ingresos menos gastos) alcanzó el 0,6% del PBI mientras que el segundo (incluye el capítulo de pago de deudas financieras) llegó a un positivo de 0,2%, cuando las metas acordadas con el FMI eran de un 0,2% en el primer y de un equilibrio en el segundo.

Para el año el gobierno de Milei se comprometió a un superávit fiscal primario de 2,1% del PBI, con lo que los resultados del primer trimestre acompañarían la proyección. Desde el FMI no hay reproches. Al contrario. En algún momento de las conversaciones sobre el primer trimestre, desde el FMI hubo comentarios con tono de recomendaciones, para que el Presidente alivie el impacto del ajuste fiscal, teniendo en cuenta que el superávit para este año podría ser incluso menor a ese 2,1% comprometido para todo el 2024, porcentaje que incluso fue impuesto por el propio Milei.

Cabe recordar que en el acuerdo original de marzo del 2022, el FMI admitía un déficit de 0,9% para este año, con lo que el ajuste de Milei incluso supera el tres puntos porcentuales aquel resultado que había sido negociado por Martín Guzmán. Y que fue considerado tan duro por parte del kirchnerismo, que terminó con Guzmán fuera del gobierno de Alberto Fernández. 

En cuanto a las reservas que debía acumular el Banco Central (BCRA), entre enero y marzo el resultado continuó en un nivel negativo por unos 1.115 millones de dólares. Sin embargo, es mucho menos rojo que el que se había pactado en enero del 2024, cuando Milei y Caputo le aseguraron al FMI que la cifra negativa se ubicaría en los U$S 3.000 millones.

Los números de Bausili
Hay que aclarar que la herencia recibida por la actual gestión es de un rojo en el BCRA de unos U$S 8.000 millones, con lo que la recuperación se ubicó cerca de los U$S 7.000 millones. Para todo el año el resultado de la entidad que maneja Santiago Bausilli debería alcanzar los U$S 10.000 millones. Dado que ahora comienza el período más importante de liquidación sojera y, en consecuencia, de ingresos de divisas, el FMI comenzará a mirar desde mayo con más detenimiento el cumplimiento parcial de la meta, que lo que se profundizó desde los observadores de Washington el primer trimestre.

Con respecto a la tercera meta, la emisión monetaria para asistir financieramente al rojo que acumule el Tesoro Nacional (cubrir el déficit fiscal), es el capítulo con menos discusiones entre las partes. El primer trimestre fue a puro ajuste, con lo que la emisión fue cero. En este caso, lo que debe hacer el Gobierno nacional es, simplemente, culminar el 2024 en la misma tónica que el primer trimestre, tendencia que continuó en abril.

Se supone que el Board del Fondo podría reunirse entre el 10 y el 15 de mayo, a tiempo para que el país reciba los cerca de 790 millones de dólares, que representan el pago comprometido por el organismo para compensar al menos parte de lo que el país liquidó ante el FMI por el cumplimiento del acuerdo de Facilidades Extendidas vigente.

Tras el pago sólo restará esperar que desde el FMI se cumpla lo pactado. Y que comience el tratamiento de lo más importante que las partes tienen para hablar: cómo será la relación bilateral para el segundo semestre del año, período en el que desde Buenos Aires se considera que comenzarán las buenas noticias económicas que impulsarán un nuevo período de crecimiento, el que necesitará del espaldarazo (dólares) desde Washington

CON INFORMACION DE MDZOL.COM

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE