El impacto del estado de salud de Lifschitz en la Legislatura

POLÍTICA 01 de mayo de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
multimedia.normal.90bff51347c55dd4.6d696775656c206c696673636869747a5f6e6f726d616c2e706e67

El delicado estado de salud del exgobernador Miguel Lifschitz impacta de lleno en la Legislatura de Santa Fe. En primer lugar, desde el punto de vista humano, ya que la preocupación se impone en cada uno de los integrantes del Poder Legislativo. Y en segundo término, por las implicancias institucionales y políticas que la momentánea ausencia del presidente de la Cámara de Diputados genera.
 
La Constitución de Santa Fe establece que cada 1° de Mayo debe reunirse la Asamblea Legislativa para dar inicio al período de sesiones ordinarias. Y el 25 de abril -o día hábil posterior en caso de ser feriado-, usualmente se convoca a sesión preparatoria para designar autoridades.

 Desde todos los sectores políticos existe un acuerdo en la necesidad de respetar este momento de incertidumbre generado por la salud de Lifschitz, quien permanece internado en Terapia Intensiva por un cuadro grave de coronavirus. Ningún diputado, de ninguno de los partidos, plantea la alternativa de designar en estos momentos nuevas autoridades en la Cámara baja.

 De todos modos, existen matices entre las miradas de los distintos sectores e, incluso, en la visión de cada uno de los legisladores consultados.

 El socialista Pablo Farías remarcó que "hay mucho respeto y entendimiento de la situación en los 50 diputados. Nadie quiere especular con estas circunstancias y todos comprenden que se trata de un momento muy difícil para el bloque oficialista, que debe conservar la Presidencia de la Cámara en un compás de espera".

"La apertura de sesiones de este sábado es convocada y presidida por la vicegobernadora, Alejandra Rodenas. Por eso podrá realizarse sin ningún inconveniente. Y si bien Miguel Lifschitz no estará presente, sí lo estarán la vicepresidenta de Diputados, Lucila De Ponti (PJ) y la vicepresidenta primera, Jimena Senn (UCR)", explicó.

 Farías remarcó que durante la jornada de este martes existieron conversaciones entre todos los bloque y hay un acuerdo para aguardar hasta la semana próxima, antes de tomar alguna decisión al respecto: "El lunes o martes estaremos dialogando para ver cómo definimos la situación. Los mandatos actuales continuarán vigentes hasta que haya sesión preparatoria. No estamos planteando la posibilidad de extender los mandatos por un mes, ni mucho menos. Sólo planteamos aguardar hasta la semana que viene y seguir el estado de salud de Miguel".

 Desde el radicalismo, el diputado Maximiliano Pullaro se mostró "consternado por lo que está sucediendo. La verdad es que por estas horas no estamos en condiciones de pensar. Lo que sí sabemos, es que en términos prácticos la política parlamentaria se resuelve siempre en función de acuerdos y existen acuerdos en que éste es el momento de aguardar, antes de tomar cualquier decisión".

Otra mirada desde el peronismo
El peronista Leandro Busatto coincide en que se impone un "un respetuoso compás de espera", antes de tomar definiciones. Sin embargo, considera que existen consideraciones legales y reglamentarias que deberían ser tenidas en cuenta.

 "Estamos frente a la necesidad de resolver una cuestión política y otra reglamentaria. La Constitución y los reglamentos internos plantean que se debe convocar a sesión preparatoria antes del 1° de Mayo. Si no lo hacemos, pondríamos a Lucina De Ponti (vicepresidenta de la Cámara- al borde de una ilegalidad", insistió Busatto.

Para el legislador peronista, lo que corresponde es convocar a la sesión preparatoria y, en ese marco, adoptar una decisión política entre todos los bloques: "Una alternativa sería prorrogar el mandato de las actuales autoridades hasta tener la posibilidad de conocer la evolución del estado de salud de Miguel Lifschitz. Y otra opción es abrir la sesión y luego pasar a un cuarto intermedio, hasta que estén dadas las condiciones para definir qué pasos tomar".

 Las conversaciones entre los distintos bloques para analizar la situación se extendieron durante toda la jornada del martes. Y en la mañana de este miércoles, el peronismo tiene previsto nuevas reuniones para fijar una postura conjunta.

 Lo que queda claro a estas alturas de las circunstancias es que, más allá de su momentánea ausencia, Miguel Lifschitz continuará siendo el presidente de la Cámara de Diputados cuando este sábado la vicegobernador Alejandra Rodenas deje oficialmente abierto el período de sesiones ordinarias de la Legislatura de Santa Fe.

 La semana próxima será seguramente de definiciones. Mientras tanto, todos aguardan y desean una pronta mejoría del estado de salud del exgobernador socialista, quien se mantiene estable durante las últimas horas, internado en Terapia Intensiva de un sanatorio de la ciudad de Rosario.

Fuente: Aire de Santa Fe. Nota de JOSÉ CURIOTTO

Te puede interesar