El Gobierno manifestó su “enérgico rechazo” por las maniobras militares del Reino Unido en las Islas Malvinas

POLÍTICA 24 de julio de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
STXQTHDGQFETDIQM4QMKXEHG4Y

El Gobierno manifestó este jueves su enérgico rechazo a la realización de maniobras militares en las Islas Malvinas, que se están llevando adelante a través del llamado ejercicio Cape Bayonet, y advirtió que la práctica constituye una “injustificada demostración de fuerza” por parte de Gran Bretaña.

En un comunicado, las autoridades nacionales consideraron que se trata de un “deliberado apartamiento” de los llamamientos de organismos internacionales que instan a la reanudación de las negociaciones entre Argentina y el Reino Unido por la soberanía de ese territorio.

En este sentido, la Casa Rosada sostuvo que ante estos “hechos escandalosos”, ya se remitió a la administración del primer ministro británico, Boris Johnson, una “contundente nota de protesta”.

“El Gobierno argentino tiene conocimiento de que en tales ejercicios intervienen diferentes fuerzas británicas que forman parte del despliegue militar de ocupación ilegal por parte del Reino Unido en las Islas Malvinas”, reportó la Cancillería.

En el texto se remarcó que la persistencia del Reino Unido en la realización de ejercicios militares en el Atlántico Sur “contraviene específicamente la resolución 31/49 de la Asamblea General de Naciones Unidas”.

En ese contexto, recordó que esa resolución “insta a ambas partes”, a que “se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que entrañen la introducción de modificaciones en la situación, mientras las Islas están atravesando por el proceso de negociación por ella recomendado”.

La carta manifestó, además, que la presencia militar contradice también la resolución 41/11 de la Asamblea General, que, entre otras disposiciones, exhorta a los Estados, en especial a los “militarmente importantes”, a que “respeten escrupulosamente la región” como “zona de paz y cooperación, en particular mediante la reducción y eventual eliminación de su presencia militar” en el área.

“En ese sentido, la alegada condición defensiva de la base militar británica en el Atlántico Sur no sólo es totalmente injustificada, sino también representa una amenaza para toda la zona”, sostuvo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

El canciller Felipe Solá remarcó en el comunicado que “el Gobierno argentino reafirma una vez más su soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur” y “los espacios marítimos circundantes que forman parte integrante del territorio nacional de la República Argentina”.

Por último, recordó que “estando ilegítimamente ocupados por el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte”, estor territorios son “objeto de una disputa de soberanía reconocida por las Naciones Unidas mediante la resolución 2065 y posteriores de la Asamblea General, así como de otras organizaciones y foros internacionales”.

“Asimismo, de conformidad con las resoluciones mencionadas, el Gobierno argentino reitera que se trata de una controversia de soberanía que debe ser resuelta de manera bilateral entre ambos países”, expresó Solá, y remarcó que la administración del presidente Alberto Fernández “reafirma su disposición a reanudar las negociaciones”.

Por su parte, el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus, sostuvo que “los ejercicios británicos violan todas las recomendaciones aprobadas por las Naciones Unidas y por los acuerdos de los países con costas en el Atlántico Sur”.

“La Argentina reitera el llamado al Reino Unido a no realizar acciones militares en la región y a retomar las negociaciones diplomáticas por la soberanía en las islas en las condiciones que establece la resolución 2065 de la ONU”, puntualizó el funcionario.

 

 

Con información de www.infobae.com

Te puede interesar