Dólar, inflación, tasas y FMI: el "Plan Urna" del kirchnerismo para llegar a las elecciones

ECONOMÍA 28 de julio de 2021 Por Carlos Arbía*
520833

Luego de la presentación de las listas del Frente de Todos (FDT), los máximos funcionarios del área económica recibieron la orden de adelantar a empresarios, sindicalistas y banqueros el rumbo económico que seguirá el Gobierno de Alberto Fernández en los próximos meses que quedan para las elecciones.

Según confiaron fuentes a IProfesional, el llamado "Plan Urna" que el Gobierno pondrá en marcha tiene como puntos principales:

1. Buscar que el valor del dólar contado con liqui (CCL) no supere los 170 pesos. Desde el equipo económico sostienen que "hay que desdramatizar la corrida sobre el dólar paralelo porque se trata de un mercado ilegal con poca incidencia".

2. Mantener la tasa de devaluación del peso contra el dólar en el mercado oficial en un valor cercano al 1% para que no impacte en los valores de la inflación futura que se calcula de mantendrán en valores cercanos al 3% mensual o por debajo hasta las elecciones.

3. Evitar que el mercado financiero presione para una futura suba de la tasa de interés activa y que la misma no supere el valor actual del 38% anual de la tasa BADLAR, que es la que orientadora del mercado.

4. Frenar en todo lo posible la aprobación de nuevos pedidos de importaciones de empresas y particulares a través de los distintos mecanismos que tiene la secretaria de Comercio y el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

5. Tratar de mantener el nivel de las reservas internacionales líquidas, que hoy llegan a los u$s7000 millones, con venta de bonos en el mercado oficial para evitar una caída en el nivel de las mismas por una nueva salida de divisas, que se ha acelerado en los últimos 10 días, como producto de las medias restrictivas tomadas por el BCRA y la Comisión Nacional de Valores (CNV) para restringir las operaciones de CCL

6. Reducir la incertidumbre en el mercado financiero con respecto a un futuro acuerdo con el FMI y regularizando la situación de default de la provincia de Buenos Aires en los próximos días.

Con respecto a la renegociación de un nuevo acuerdo con el FMI, hay que destacar el discurso de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto de lanzamiento de los candidatos a diputados del Frente de Todos.

Cristina realizó un discurso marcado por la pandemia, la deuda, la relación con el FMI. Pero adelantó que probablemente el Gobierno utilice los u$s4.350 millones que le corresponden a la Argentina para pagar los próximos vencimientos con el organismo internacional.

"Alberto me decía que en unos días van a ingresar los Derechos Especiales de Giro (DEGS). El FMI decidió entregarles dólares a los países por los estragos de la pandemia. Nosotros no vamos a poder porque en el 2018, después de que en el 2015 tuviéramos un país sin deuda, ahora debemos 45.000 millones de dólares al FMI, además de los 70.000 millones que se reestructuró la deuda el año pasado".

La declaración de CFK se contradice con lo que el kirchnerismo impulsó en el Senado, donde se buscó condicionar a Martín Guzmán en su negociación con el FMI para que el dinero extra sea utilizado para combatir la pandemia y no para pagar la deuda, y también con lo que dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, cuando se presentó en la Cámara alta, quien había adelantado que, efectivamente, los Derechos Especiales de Giro se iban a destinar a paliar consecuencias del COVID-19.

El Gobierno, frente a la tensión cambiaria 

Al parecer, los funcionarios del equipo económico no están preocupados por una nueva suba del dólar en el mercado paralelo similar a la que aconteció en octubre del año pasado, donde el valor del dólar en ese mercado llego a los 195 pesos.

En las últimas reuniones que Martín Guzmán mantuvo con las principales autoridades del Gobierno ha lanzado frases como "estén tranquilos que al dólar lo tenemos bajo control", "nosotros tenemos capacidad de tiro". El problema es que el valor del dólar no solo sube en el mercado paralelo (el viernes pasado llegó a los $185 por unidad), sino que también aumenta en el mercado de los llamados dólares alternativos como el llamado CCL, que llegó a 168 pesos; o el llamado dólar SENEBI, el paralelo del CCL oficial que cerró 182 pesos. Ese es el valor del dólar que se utiliza para sacar divisas al exterior.

La reciente suba del dólar paralelo y los dólares alternativos se debe a que el BCRA y la CNV restringieron con un cepo reforzado las compras de bonos para las operaciones de CCL lo que provocó de inmediato una fuerte dolarización de carteras que se esperaba, recién, para mediados de agosto.

El dato a seguir es la evolución de los depósitos en pesos en cuenta corrientes y cajas de ahorro que la que de acuerdo a datos del mercado financiero la semana pasada comenzaron a caer.

En el mercado financiero, varios analistas sostienen que una corrida de los depósitos podría ser un duro golpe en las elecciones más que una suba en la tasa de inflación. El otro riesgo que puntualizan varios operadores del mercado es que la relación entre el ministro Guzmán y el presidente del BCRA, Miguel Pesce, se deteriore en los próximos días ya que ambos son los responsables de la política montería y cambiaria.

A principios de este año desde el oficialismo estimaban que la suerte electoral del Frente de Todos dependía de tres factores fundamentales:

1. La consolidación de la unidad de la coalición gobernante.

2. El éxito de la campaña de vacunación, basada en la llegada de las dosis necesarias para lograr la inmunidad de rebaño antes de septiembre.

3. Una reactivación económica perceptible para la mayor parte de la ciudadanía.

Desde el gobierno sostienen que los dos primeros se han logrado en particular la mejora de la campaña de vacunación en la PBA. Además, fuentes del Gobierno consultadas por iProfesional sostienen que "todavía falta el impacto de un reacomodamiento salarial adicional al pactado gracias a la reapertura de las paritarias y la entrega de sumas fijas, que permitirá al conjunto de los trabajadores formales superar el alza inflacionaria; el incremento de los montos jubilatorios mediante bonos y aumentos por movilidad que establece la ley; y un paquete de medidas para incentivar el consumo y fomentar el turismo local, forman parte de la batería de medidas anunciadas"

También destacan que "esto debería ir acompañado por una importante baja de la inflación en los próximos meses, gracias al ancla cambiaria del dólar en el mercado oficial y al atraso significativo de las tarifas de servicios públicos para ayudar en un escenario económico que permita cambiar el humor social" sostienen en el Gobierno.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar