Encuesta: los cambios en el Gabinete no frenan la caída del Frente de Todos

POLÍTICA 29 de septiembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
509012

Los cambios en el Gobierno impulsados por el presidente Alberto Fernández, tras los malos resultados en las elecciones primarias para el oficialismo no habrían conseguido frenar la caída en las encuestas del Frente de Todos, que lograría un 26 por ciento en las próximas elecciones legislativas del 14 de noviembre, según un sondeo publicado este lunes.

Esta cifra supone tres puntos menos que en la misma encuesta realizada en junio por la consultora Solmoirago y cuatro menos que los votos obtenidos en las primarias del pasado 12 de septiembre.

Ante la pregunta "En las elecciones legislativas de este año, ¿usted está más cerca de votar a...?", el 26 por ciento asegura que votará al Frente de Todos y el 66 por ciento lo hará por la oposición, en general, sin especificar ningún partido concreto, más de 14 puntos más que en junio.

El estudio también pregunta por la valoración de los líderes oficialistas y opositores. En el primer grupo lidera la clasificación la vicepresidenta, Cristina Fernández (28,6 por ciento), seguida de Axel Kicillof (26,7 por ciento) y Alberto Fernández (26,4 por ciento).

En la oposición destacan Horacio Rodríguez Larreta (51,9 por ciento), Patricia Bullrich (49,2 por ciento), María Eugenia Vidal (47,4 por ciento) y Mauricio Macri (42,8 por ciento).

Además, el 68,1 por ciento de los encuestados ven a Cristina Kirchner como la "responsable de la crisis que atraviesa el Gobierno", mientras que el presidente acumula solo el 6,1 por ciento, el 6,1 por ciento culpa a la oposición y el 6 por ciento, a "los medios".

Al ser interrogados acerca de quién consideran como líder en el oficialismo, Cristina Kirchner suma el 89,8 por ciento, frente al 5,3 de Alberto Fernández.

El estudio se basa en 2.200 entrevistas realizadas entre el 19 y el 23 de septiembre. La crisis de Gobierno se anunció el 17 de septiembre.

Elecciones de noviembre: qué espacio podría perder más votantes

Tras el severo shock post PASO, que incluyó un inesperado quiebre del Gobierno y un recambio de Gabinete, el oficialismo y la oposición se preparan para transitar las próximas semanas a plena campaña. De cara a las elecciones legislativas del 14 de noviembre, la gran incógnita es si los resultados se repetirán o si alguno de las coaliciones y partidos en pugna perderán votantes. Sobre esto indagó un reciente sondeo de la consultora Synopsis.

Lo que la encuesta revela es que el Frente de Todos corre un serio riesgo de obtener resultados peores que los del 12 septiembre, simplemente porque una parte de su caudal de votos podría escapársele hacia otras boletas.

De hecho, entre los que votaron al oficialismo en las PASO, solamente un 87% está seguro de que volvería hacerlo. Un 11% dice dudarlo y un 2% ya está decidido a votar a cambiar su voto para el bando opositor.

En el caso de la oposición, el sondeo de Synopsis revela una mucho mayor capacidad de retención de los votantes. Así, un 97% mantendrá su voto contra el Gobierno. Y solamente el 2% admite estar en duda sobre el destino de su voto.

Pero, más allá del movimiento de los votantes entre uno y otro espacio político, ¿cómo saldrán las elecciones? Según Synopsis, si los comicios fueran hoy, el 28,8% votará al Frente de Todos. En cambio, los que elegirán a alguna lista opositora son el 66,1%. Los indecisos son pocos: un 5,1% del total.

¿El avance de Cristina le resta votos al oficialismo?

La crisis institucional provocada por el kirchnerismo para obligar al presidente Alberto Fernández a imprimir un recambio en su gabinete de ministros tendrá un claro efecto electoral, según una encuesta, porque muchos indecisos ya optaron por votar a la oposición.

Entre el 6 y el 21 de septiembre, los indecisos retrocedieron de 21,2% a 11,6%, mientras que subieron 32,6% a 41,6%, o sea, 9 puntos, los ciudadanos que anticipan votar por la alianza del macrismo con la UCR y la Coalición Cívica, según una encuesta de 3trespuntocero.

También treparon de 9,8% a 11,3% los votantes potenciales del sector de José Luis Espert y Javier Milei.

Esto se explica también porque la intención de voto kirchnerista bajó de 32% a 29,9%, a lo que se suma que 15,1% de los que votaron por el Frente de Todos ahora "tiene menos ganas" de repetir la elección.

Respecto de los rangos de votación que pueden esperar los distintos espacios políticos, el sondeo arrojó que el piso para Juntos por el Cambio es de 40,5% que nunca los votaría y el techo de 54,9% que seguramente los votará, mientras que para el Frente de Todos esas cifras se fijan en 39,8% votos propios y 60,5% de rechazos.

Sobre la motivación del voto, la encuesta mostró que 57,4% votará pensando que cambie el gobierno de Alberto Fernández y 36,6% porque el Presidente siga gobernando.

La imagen de los protagonistas
Como saldo de la embestida de la vicepresidenta Cristina Kirchner contra su propio Gobierno, el saldo en imagen de los principales dirigentes kirchneristas se movió como sigue del 6 al 21 de septiembre:

Alberto Fernández: 34% de imagen positiva contra 59,2% de imagen negativa, lo que implicó 5 puntos de caída en la percepción de la ciudadanía sobre su desempeño.

Cristina Kirchner: 32,8% de imagen positiva contra 63,7% de imagen negativa, con una baja de de 5,4% de la primera y una suba de 5 puntos en el rechazo de la gente.

Martín Guzmán: tal como adelantaron todos los expertos, la imagen del ministro de Economía, aunque no es buena, no salió dañada sino que quedó estable, en 27,5% positiva, 51,5% negativa y 21% de ciudadanos que no lo conocen.

Axel Kicillof: el gobernador bonaerense fue golpeado de rebote por la caída de la popularidad de su jefa. Si bien la imagen positiva se mantuvo en sus escasos 26%, la negativa creció de 63,5% a 67,1%.

Como contrapartida, salió ganando sin hacer nada el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuya imagen positiva creció en el período de 47 a 56,5%, en casi los mismos 9 puntos que subió el voto opositor, mientras que la imagen negativa bajó de 40,4% a 32,6%, tras 6 años al frente de la administración de la ciudad.

Pero también el ex presidente Mauricio Macri se benefició del caos gubernamental, ya que su imagen positiva creció de 34,5% a 42,3%, casi 8 puntos, y la negativa bajó de 60,7% a 50,4%, más de 10 puntos.

La percepción de la crisis

Como pasó con el Olivosgate, cuando circularon fotos del Presidente y su pareja, Fabiola Yáñez, en una fiesta que incumplía la cuarentena en 2020, la ciudadanía siguió de cerca el conflicto desatado por Cristina Kirchner para lograr la remoción de algunos ministros. Incluso más, ya que 91,3% dijo haber escuchado lo que pasó.

En cuanto a la mirada sobre las actitudes de los diversos dirigentes, el 63% de los encuestados consideró que CFK actuó mal o muy mal.

Pero el presidente Fernández tampoco se salvó, ya que tuvo la misma percepción condenatoria de su conducta el 61,1% de los ciudadanos.

En cuanto al encuadre del conflicto, la mayoría piensa que fue una pelea entre políticos que sólo piensan en ellos (35,8%), seguidos por los que consideran que fue un golpe de los sectores duros del kirchnerismo contra el Presidente (26,6%).

Al ser consultado sobre la cercanía que sienten con relación a los protagonistas de la pelea, el 62% dijo que a ninguno de los dos, mientras 19,5% dijo estar del lado de Alberto Fernández y 16,8%, de CFK.

Por último, respecto de los cambios en sí del gabinete que imprimió el Presidente a su Gobierno, el 57,9% de la gente lo evaluó mal o muy mal.

 

 

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar