Senadores del Frente de Todos cuestionaron que siga Capuchetti al frente de la causa del atentado

POLÍTICA Por Fabián Storti*
Frente-de-Todos-1009

La Cámara Federal Porteña confirmó a la jueza María Eugenia Capuchetti al frente de la causa que investiga el atentado contra Cristina Kirchner. Esto se dio luego del reclamo de los abogados de la líder del Frente de Todos la acusaron de no seguir con las líneas de investigación correspondientes contra Gerardo Milman y sus asesoras.

Tras la ratificación de la magistrada al frente del expediente, los senadores por el oficialismo salieron a defender a la exmandataria por medio de un comunicado. «Es muy grave la decisión adoptada por el juez Bruglia. Así se le impide el acceso a la justicia a la Vicepresidenta, quien fuera víctima de un intento de asesinato por parte de activistas de extrema derecha el pasado 1 septiembre, y el conocimiento de la verdad plena de lo acontecido al pueblo argentino», remarcó el documento.

«Los abogados de la compañera Cristina Fernández habían solicitado el apartamiento de la jueza Capuchetti, porque no investigó todos los elementos surgidos. La magistrada rechazó la mayoría de las medidas de prueba reclamadas por la querella y no agotó todas las líneas de investigación que aparecieron tras el frustrado atentado; sin contar el lamentable episodio en que se borró, sin explicación alguna y bajo custodia judicial, la memoria del teléfono celular del principal acusado del ataque», apuntó el escrito.

Para el interbloque de senadores del Frente de Todos se trata de «en una actitud solo explicable por simpatías y antipatías políticas, la jueza Capuchetti evitó profundizar la investigación judicial, como por ejemplo ocurrió con el nexo entre referente de la agrupación Nueva Derecha, Hernán Carroll, y el propio autor material del atentando: Fernando Sabag Montiel», todos ligados a una corriente política de ultraderecha.

El Frente de Todos le apuntó a la Justicia

Por otra parte, señalaron que «la Sala 1 de la Cámara Federal porteña, con las firmas de Bruglia y de sus colegas Mariano Llorens y Pablo Bertuzzi (otro que accedió a esa instancia por obra y decisión de Macri), resolvió poner freno a la indagación de la pista Millman al establecer que la jueza Capuchetti, antes de analizar los teléfonos celulares de las dos asesoras del actual diputado y ex secretario de Seguridad Interior que lo acompañaban en el bar Casablanca de la zona de Congreso, tome otras medidas de prueba«.

Por último, exponen su «preocupación» porque observan que «algunos jueces de Comodoro Py parecen actuar más orientados con sentido político que jurídico, y con sus decisiones, en vez de procurar esclarecer los hechos de tamaña trascendencia, dan la impresión de querer taparlos y evitar así seguir determinadas líneas de investigación».

 

 

* Para www.elintransigente.com

Te puede interesar