El glamour de San Telmo, donde el tango sobresale con nitidez

TURISMO 22/03/2024 G24N G24N
images (2)

El Tango es un sentimiento arraigado al acervo cultural de nuestro país. Pero, a veces, no tenemos una dimensión de lo que significa este género musical para Argentina ´porque sin duda es un embajador cultural y turístico. Si uno tuvo la suerte de viajar al decir soy argentino, lo primero que se le viene a la cabeza a un interlocutor es decir Maradona, Messi y el Tango.

De ahí que, a veces, el desprecio hacia este género musical de sobre todo las nuevas generaciones llama la atención. Lo cierto es que San Telmo es sinónimo de Tango, y la Plaza Dorrego es un fiel ejemplo de esto, con auténticos bailarines y grupos musicales de raza. 

También la Plaza Central, el Mercado ubicado en calle Defensa al 900, donde hay distintos bares y restaurantes, que albergan un mercado de pulgas y artistas callejeros que atraen a los turistas todos los días. Además, durante su visita hay que observar su estructura interna original, formada por vigas, arcos y columnas de metal con techos de chapa.

Las galerías de arte temporales, los bares nocturnos y los murales callejeros le dan al viejo San Telmo un ambiente bohemio. Repleta de anticuarios y rústicos restaurantes de carne, la calle Defensa atraviesa la plaza Dorrego, que alberga un mercado de pulgas y artistas callejeros que atraen a los turistas todos los días, pero especialmente los domingos.

Para destacar los artistas callejeros que, a cada paso, surgen con su impronta y representan no sólo a nuestro país, sino también de países aledaños donde la cultura peruana, brasileña, chilena y de otros países de Sudamérica está a la orden del días.

En el corazón del Casco Histórico, en pleno barrio de San Telmo, el Museo Moderno pone a tu disposición una rica colección del arte argentino de los últimos años. La propuesta del Moderno es acercarse a las artes visuales a través de sus 11.000 m2 y sus más de 7.000 obras.

La experiencia se complementa con el bar, que ofrece un excelente café de especialidad y un menú diseñado especialmente. No te olvides de visitar la tienda donde encontrarás todos los libros editados por el Moderno, una oportunidad para sumergirte en el universo de los artistas a través de estas publicaciones.

DONDE COMER Y DORMIR
Por lo general se hace uso de la palabra Che al iniciar una oración o conversación aunque esta palabra también puede incluirse en cualquier parte de ésta. El barrio de San Telmo es un paseo obligado al visitar Capital Federal, su cultura, costumbres y gastronomía merecen conocerse.

El Che argentina Hostel Suites se encuentra en el tradicional barrio de San Telmo, a un km de la plaza Dorrego de Capital Federal. Las habitaciones del Che Argentina Hostel son muy luminosas e incluyen balcón privado grande y calefacción. Algunas también tienen aire acondicionado.

A su vez, el edificio es un fiel exponente de las construcciones inglesas de la era industrial del siglo XIX, con su estructura de hierro, grandes aberturas y su fachada de ladrillo a la vista. Hace algunos años la legislatura porteña lo declaró de interés histórico ya que fue el lugar donde se preparó la Campaña del Primer Gobierno de Perón y donde se redactaron diarios y revistas peronistas tales como el Líder, Democracia y la reconocida por su humor, la revista Descamisada.

Al lado del Hostel Che Argentina hay un restaurante asador que ofrece especialidades a la parrilla y pastas de primer nivel a precios accesibles, mientras que el bar sirve bebidas, que se pueden disfrutar en la terraza. El establecimiento cuenta con solárium, bañera y sala de DVD, donde se pueden ver películas y leer libros de la biblioteca. También hay una sala de juegos. 

El Che Argentina Hostel Suites está a 1,6 km del Obelisco y a 5 minutos a pie de la Plaza de Mayo. Otro aspecto destacable del hostel Che Argentina es su ubicación. A sólo unas cuadras del Obelisco, un emblema de la ciudad y a metros del pintoresco barrio de San Telmo. 

A su vez, el edificio es un fiel exponente de las construcciones inglesas de la era industrial del siglo XIX, con su estructura de hierro, grandes aberturas y su fachada de ladrillo a la vista.

 
Para comer hay un local chico pero muy ameno. Glupp está ubicado en calle Chile 691, y se especializa por hacer comida venezolana. Proba los tenqueños que se hacen con trigo y queso duro y una salsas que tienen ajo y cilantro, que es parecido al perejil en la forma.

 
El templo de los helados artesanales es Nona heladería, en calle chile 562 no podes irte de San Telmo sin probar el helado con crema de oreo o el kínder. También hay cafetería con especialidad nos dice Santiago su propietario, quien nos invitó un café avellana con torta de chocolate sensacional.

Y para finalizar el paseo gastronómico la cita para una “Milanga” es Manolo en la calle Bolivar 1299 en San Telmo, donde el gusto de las milanesas es distinto y superior.

Fuente: Cba24n

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE