El tiempo - Tutiempo.net

Una bolsa de viaje como vestido o unas medias rotas: vuelve la moda controvertida de Balenciaga a Shanghái

MODA 05/06/2024 G24N G24N
f.elconfidencial.com_original_61e_c69_f51_61ec69f5164bc46b38d88ff2363d4866

Al margen de las fechas oficiales marcadas por las 'fashion weeks' de París, Milán o Nueva York, las firmas de lujo mantienen vivo el pulso dentro de la industria de la moda con la presentación de sus colecciones 'resort'. Lo hacen fuera de sus campos de actuación y atravesando fronteras geográficas, la nueva costumbre entre las grandes. En las últimas semanas, Chanel se trasladó hasta Marsella, Louis Vuitton a Barcelona y Gucci a Londres. En este contexto viajero, hoy le tocaba el turno a Balenciaga en Shanghái.

 La marca del grupo Kering, del que es propietario François-Henri Pinault, marido de Salma Hayek, vuelve a apostar por esta localización. Así lo hizo en el año 2021 cuando presentó una exposición con sus diseños de alta costura. Igual que hoy, fue en Shanghái, en un espacio inspirado en el histórico atelier del número 10 de la Avenida George V de París. Con el georgiano Demna Gvasalia a la cabeza como director creativo, Balenciaga regresa a la ciudad de China para su desfile resort.


Las últimas noticias relacionadas con la firma de origen español han recuperado la polémica. Como la pulsera con forma de cinta aislante a la venta por 3.000 euros que hace poco desató un aluvión de críticas y que venía precedida de otros despropósitos de moda como la bolsa de la compra valorada en 1.600 euros o unas bridas que se vendían como pulseras de lujo a 575 euros.

 
TE PUEDE INTERESAR
A Balenciaga le persigue la polémica: así es la pulsera con forma de cinta aislante y por 3.000 euros que nadie comprende
Paula Mata
Una controversia que llega acompañando al Balenciaga de Demna Gvasalia desde los inicios del diseñador como director creativo y que se ha mantenido en Shanghái. De vuelta a la colección resort para 2025, el desfile estaba fijado para las 19.30, hora local. La lluvia ha sido la invitada inesperada del desfile que, por mucho que los organizadores han intentado retrasar la hora de comienzo, el agua no ha dado tregua y finalmente, a las modelos no les ha quedado más remedio que desfilar bajo la lluvia. Los invitados, paraguas en mano, han contemplado el desfile protegiéndose de la lluvia.

 El 'show' ha comenzado con las propuestas de la firma para hombre. Mucho negro, prendas de corte oversize con siluetas excesivamente relajadas y destacando, zapatos con plataformas gigantescas, ya sean botas, botines o zapatillas de deporte, la moda masculina sube de nivel (literal) gracias al calzado que Balenciaga ha ideado para la próxima temporada.


Tras los modelos masculinos, poco a poco, han ido apareciendo los diseños para mujer. Al principio, Gvasalia ha jugado al despiste con vestidos satinados y modelos camiseros de corte fluido. Bien lisos o bien estampados con motivos salvajes, los vestidos han presentado una fluidez de formas y en algunos casos, superposiciones con otras prendas como camisas y sobrefaldas.

 Una primera tanda de prendas que, en realidad, jugaba al despiste: el plato fuerte vendría justo después. Trampantojos a cargo de Balenciaga como una bolsa de viaje hecha vestido como parte de la colección cápsula con la firma Under Armour, una gabardina convertida en bolso, un jersey de punto grueso a modo de cinturón y más piezas controvertidas propias de la casa.

  
Tal y como hiciera la casa Gucci en 2020, Balenciaga ha incluido en su desfile medias rotas. Desgarradas de arriba a abajo, las medias han hecho las veces de pantalón y han sido la pieza central de algunos estilismos.


En cuanto a los colores, los vestidos en tonalidades llamativas como el rojo o en verde, han dado paso a total looks en negro, hasta la llegada de varios atuendos creados para la alfombra roja en rosa, blanco y tonos pasteles.

 Por si todavía fuera poco, el diseñador georgiano se ha apoderado del maximalismo con vestidos 'coquette' llevados al extremo con lazos XXL, diseños corpulentos decorados con plumas, un vestido de novia con una falda voluminosa y para concluir, un vestido negro salpicado de pedrería, lazos, joyas y el logo de la firma.

fuente: https://www.vanitatis.elconfidencial.com/

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE