El tiempo - Tutiempo.net

El desafío del segundo semestre: BCRA busca sumar reservas

ECONOMÍA 05/06/2024 David FRENKEL
M4SQHNAUAGYKGK6IISQSVV7WTY

Los analistas del mercado comenzaron a plantear dudas sobre cuál será la dinámica de las reservas del Banco Central (BCRA) en el segundo semestre. Es que después de la fuerte recomposición de los últimos meses, habrá un fuerte repunte en la demanda de divisas por importaciones, pagos de deuda en moneda extranjera, una liquidación estacional más baja del agro y un menor incentivo de los exportadores por el atraso del tipo de cambio oficial.

Desde que comenzó el Gobierno de Javier Milei, el 11 de diciembre pasado, el BCRA conducido desde entonces por Santiago Bausili, acumuló compras en el mercado de cambios por más de USD 17.000 millones. Eso permitió que las reservas brutas pasaran de USD 21.209 millones a USD 29.113 millones, mientras que las netas saltaron de USD 11.220 millones negativos a un rojo de USD 2.000 millones según cálculos privados.

Esos resultados fueron posibles por el impacto de la devaluación del 54% en el inicio de la gestión Milei y por la cuotificación del acceso a divisas para pagar importaciones. A eso se sumó la menor demanda de divisas por la recesión y la reversión del saldo energético, principalmente por la puesta en marcha del Gasoducto Néstor Kirchner.

Sin embargo, con el correr de los meses, algunos de estos puntos cambiarán de tendencia. Según datos de Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, el BCRA pagó en abril el 67% de las importaciones devengadas, es decir, un nivel similar al de septiembre de 2023. Ese ratio creció desde el 23% en diciembre, el 41,2% en enero y el 59,8% en marzo.

En esos cinco meses la deuda comercial ascendió a USD 12.760 millones, la diferencia entre lo pagado y lo devengado, tal como señaló Caamaño. Ese gap explicó gran parte de las compras del BCRA pero desde junio comenzará a revertirse.

Al respecto, la consultora Invecq señaló que comenzaron a pagarse el 100% de las importaciones sumado a un repunte la actividad y el limitado acceso al mercado de cambios, la autoridad monetaria podría perder USD 13.000 millones respecto al primero.

Sobre eso, se encienden las alarmas de un retraso en la liquidación de la cosecha. “El agro liquida lo necesario para cubrir sus costos y no mucho más. Pero esto no es algo de esta semana puntual, sino que aplica a toda la campaña”, sostuvo la consultora Econviews.

El Gobierno niega cada vez que tiene oportunidad que exista un atraso del tipo de cambio, aunque los analistas apuntan lo contrario. “Si bien mayo-agosto suelen ser los meses de mayor volumen de exportaciones –por la cosecha gruesa–, habrá que seguir de cerca el nivel del tipo de cambio real (TCR). Pese a que el gobierno insista en que no se encuentre atrasado, y mantenga su estrategia de crawling peg al 2%, el TCR ya está 4% por debajo del promedio de enero-noviembre 2023″, detalló Invecq.

“De seguir apreciándose, podría demorar la liquidación de divisas en el MLC; y, pese a que se espera un repunte, el agro podría vender solo lo necesario para cancelar compromisos y/o comprar insumos -financiados en pesos a tasas reales negativas-, a la espera de un mejor precio”, resaltó la consultora.

En ese sentido, Econviews advirtió por la merma en el ritmo de compras que muestra la autoridad monetaria: “En términos diarios el promedio de compras cayó de USD 167 millones a USD 115 millones en estos dos meses respectivamente. Si acortamos el periodo de análisis la desaceleración se nota todavía más, pasando de USD 548 millones acumulados la semana pasada a USD 115 millones la actual”.

“Esta baja en el ritmo de compras del BCRA está sucediendo en un contexto donde las reservas internacionales están en USD 2.101 millones negativas. En el horizonte se asoman las primeras amortizaciones de los Bopreal y los pagos a bonistas de julio. Abril, mayo, junio y julio son los meses fuertes donde debería acumular muchas reservas. Los últimos meses del año serán más desafiantes”, alertaron.

Un informe que circula en el peronismo asegura que salvo que ingresen divisas en base a nuevos préstamos de bancos u organismos internacionales, el BCRA empezaría a tener resultado negativo en sus operaciones diarias en el Mercado de Cambios desde mediados de junio. Ese análisis no contempla un nuevo diferimiento del pago de importaciones.

“No existe incentivo para que el complejo agrícola liquide más divisas de las que liquidó en mayo. El complejo necesita liquidar obligatoriamente en agosto cuando está necesitado de comprar insumos para la nueva campaña de siembra del segundo semestre del año”, consigna el reporte.

El informe indica que menores compras del BCRA podrían presionar las expectativas devaluatorias sobre los dólares financieros, “con una posible ampliación de la brecha arriba del 50%”.

De mantenerse el esquema cambiario actual, afirmó Invecq, en el segundo semestre el BCRA pasaría a ser vendedor neto y hasta podría perder lo ganado durante la primera parte del año. Una ayuda podría venir a partir del ingreso de capitales privados, aunque con el cepo actual eso luce casi imposible.

“De esta manera, quien podría traer algo de aire al gobierno es el FMI: más desembolsos, en el marco de un nuevo programa, podrían ser la carta que permita, entre otras cosas, desmantelar las restricciones cambiarias, y por ende seguir con el saneamiento del balance del BCRA”, concluyó Invecq.

Fuente: Infobae

 

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE