¿Por qué el Pulga eligió el Lobo?

DEPORTES 29 de junio de 2021 Por Omar EDEN
yaA0x9O0r_1256x620__2

De ahí a la pregunta del millón: ¿por qué el jugador del que más se habló en los últimos meses eligió el Lobo? A los 36 años, Rodríguez mañana tendrá el pase en su poder y Gimnasia no sólo fue el club que le acercó la mejor oferta, sino el que siempre le demostró que lo quería sí o sí. Incluso, cuando el presidente Gabriel Pellegrino se había retirado de la negociación, las puertas quedaron entornadas...

La dupla técnica Messera-Martini había sido clara con los dirigentes: no había que traer por traer, sino sumar gente de jerarquía. Pese a su edad, el tucumano hace tiempo que demuestra que está vigente y, desde el cuerpo técnico, lo señalaron para ser el conductor del nuevo proyecto. Todo esto, claro, se lo repitieron al jugador, que se mostró agradecido. “Voy a dar lo mejor de mí. Ojalá que todo salga bien. Me gustó la idea de Gimnasia y lo que hablé con Messera. Me quiero adaptar rápido al equipo”, explicó el Pulga cuando salió de hacerse la revisión.

La historia de amor entre el Pulga y el Lobo comenzó hacia finales de 2019. Cuando Diego Maradona se sumó a Gimnasia, uno de sus primeros pedidos fue Rodríguez. El Diez ya lo había llevado a la Selección, algo que el tucumano siempre le agradeció. Pero en ese momento, Colón quería 400.000 dólares y no fue posible. Luego de la final que Colón le ganó a Racing en Santiago del Estero, el mismo Pellegrino le avisó al Pulga que lo quería. Y desde el Bosque no pararon de trabajar para sumarlo.

 De todos modos, el jugador se sentó a escuchar al Sabalero y, claro, a Atlético Tucumán, el club de sus amores. La oferta de Santa Fe nunca lo terminó de convencer. Viajó a sus pagos y, cuando parecía que volvía al Decano, los números que habían hablado habrían sido distintos a los que aparecían en los papeles.

Gimnasia lo aguardaba con los brazos abiertos y una oferta que rondaría los 400.000 dólares y un contrato por 18 meses. ¿De dónde sacará el dinero? De los salarios altos que se fueron: Víctor Ayala y Lucas Barrios. Además, desde la CD sabían que debían reacomodar el plantel luego de varias salidas en el mercado pasado, como la de Paolo Goltz y Matías García. Era el momento para dar un salto y llegar a Buenos Aires. Y así lo hizo.

El domingo a la noche, el Pulga llegó desde Tucumán en auto. Se instaló en el hotel Corregidor, fue a comer a la tradicional pizzería Modelo y ahí comenzó a descubrir el cariño de la gente. Y la ola tripera continuó cuando salió de hacerse la revisión médica en City Bell: no paró de firmar autógrafos y de sacarse fotos. “Llegar a Gimnasia es un viejo deseo que tenía desde la época en la que estaba Diego. Ahora que tuve la chance, aunque él no esté, decidí llegar acá”, dijo Rodríguez, que se suma a Nicolás Colazzo y Guillermo Fratta. Igual falta un volante y un delantero más. Jugar con el Pulga seduce.​

Fuente: ole.com.ar

Te puede interesar