Catalina Artusi, la ex “Chiquititas” que renunció a todo para probar suerte en México: “Empiezo desde cero”

ESPECTÁCULO Por Julia VOSCO
CLSOPBGEMFEWRN66URHW43VPA4

Catalina Artusi conoció el éxito desde muy chica. Trabajó en Chiquititas, Verano del 98 y Floricienta, entre otros. Sin embargo, hoy, a sus 32 años, decidió apostar a una carrera artística en México.

Días atrás en sus redes sociales compartió una foto desde la cama donde se veía un solo televisor en el piso. “New home”, escribió. Y agregó: “Todo lo que tengo es esto. Sé y confío en que las cosas se van a ir dando. Esfuerzo acompañado de positivismo. Feliz en mi nuevo hogar”.

TN Show conversó con la artista que contó detalles de su radical cambio de vida: desde la decisión de marcharse de la Argentina hasta su nueva vida en la Ciudad de México.

-¿Cómo surgió la idea de irte de Argentina y cómo fue tomar la decisión?

-Hace unos años tuve la posibilidad de venir a México, pero como Bacco, mi hijo, era chiquito no me animé. Me dediqué a hacer madre full time y dejé de lado mi carrera. Después intenté hacer otras cosas: tuve mi marca de ropa, con la que me fue muy bien, y estuve de trabajando como encargada en el local de un amigo... Y si bien todo era lindo, nada me llenaba ni me hacía feliz. Todo el tiempo me repreguntaba qué es lo que iba a hacer.

En un momento dije “hasta acá” y empecé a pensar qué podía hacer para estar mejor. Y aunque amo a mi país, la realidad es que no se está produciendo nada, la tele cambió mucho respecto a lo que era cuando trabajaba de chica, entonces sentí que no tenía muchas posibilidades en la Argentina y dije “Me voy a México”.

-¿Por qué elegiste ese destino?

-México es un país increíble para los actores porque reúne a todos los artistas de Latinoamérica. Además acá es normal que un actor de otro país protagonice un tira, está aceptado y la gente es muy fanática, si les caés bien no les importa de dónde sos.

-Hace unos días subiste una historia a Instagram donde mostraste la cama y un televisor y dijiste que era todo lo que tenías. ¿Cómo fue tomar la decisión de irte y jugartela empezando de cero?

-Hoy tengo 32 años y la verdad es que soy madre, pasé un montón de cosas, tuve mis parejas, me siento realizada porque tengo a mi hijo y mi propia familia. Si bien tenía proyectos individuales, no me estaban haciendo feliz. Así que decidí sacarme el miedo de la cabeza y las trabas como el “no puedo”, “no voy a lograrlo” o el “estoy grande” para animarme.

Además, también es cierto que la situación del país me ayudó a decidirme, entonces ahorré y saqué un pasaje de ida.

-¿Qué nos podés contar de la preparación, la experiencia y los proyectos?

-Una vez que tomé la decisión, tuve como un año de proceso hasta que me fui. Mientras hacía el trámite de la VISA, que tengo para quedarme un año, empecé a tomar clases de neutro.

Ahora llevo tres meses instalada y estoy haciendo muchas publicidades y castings. Si bien ya hablo el neutro, todavía no me quiero presentar de lleno a castings de telenovelas porque no estoy del todo confiada. Así que sigo estudiando en Televisa y tomo clases particulares con un profesor.

-¿Qué balance hacés de este tiempo viviendo en México?

-Llegué hace tres meses y medio y fue arrancar desde cero... Es esa foto del departamento donde se ve la tele y nada más. Pero hay que animarse y tratar de traspasar el miedo.

Por ahí, no me doy cuenta o no tomo dimensión del paso que di y en la situación que estoy, pero vengo logrando bastantes cosas. Vine con el lema de que estoy como caballo de carrera: voy para adelante, compitiendo conmigo misma, animándome y dándome aliento a diario porque obviamente hay días que estoy re triste, extraño y quiero volver. Pero estoy convencida de que es así, de a poco, pasito a pasito y mirando al frente.

-Esto que decís puede ser inspirador para alguien que esté del otro lado y esté en la duda. ¿Qué mensaje le darías?

-Que está buenísimo sacarse el miedo, animarse e ir por lo que a uno le hace bien, porque te va a dar felicidad y el motor para levantarte todos los días. Yo voto por no vivir en automático e ir por lo que realmente por lo que quiero y llenarme de esa buena energía.

 

 

Fuente: TN

Te puede interesar