"El último de los Mohicanos"

RAFAELA Por R24N
LOJJDV6DEVGVZCHYVHNV6WODNI

Sin duda alguna es el concejal que más exposición tiene y el que se anima a decir lo que otros no pueden o no quieren. No especula a la hora de decir lo que piensa y es el verdadero opositor en un Concejo dominado por la mediocridad en donde todos especulan con un futuro político que le pueda solucionar sus problemas más que solucionárselos a la gente. Mársico enfrenta su último año como concejal y su futuro aún no se sabe, pero ciertamente que es un verdadero romántico de la político  y un reaseguro de dignidad, es ni mas ni menos que el último de los Mohicanos de una política que la gente cada día más desprecia,

"Mi mandato como concejal finaliza el 10 de diciembre del 2023, y como la ordenanza de Presupuesto se vota a fines de cada año, en principio este sería mi último presupuesto tratado y votado", afirmó el edil del PDP, Lisandro Mársico poco después de participar de la sesión en el sexto piso del edificio municipal.
"El Presupuesto 2023, es el octavo que le he aprobado al actual Intendente (Luis Castellano), con la idea de darle la herramienta legal necesaria, a quién ha sido elegido en tres oportunidades por los ciudadanos rafaelinos, para administrar el Municipio. Pero hace ocho años que le vengo reclamando por lo mismo, hace ocho años, que le estoy pidiendo soluciones en ciertos aspectos y lamentablemente no ha podido o no querido aportar una salida definitiva a problemas de larga data", sostuvo Mársico. Por eso consideró que "el ciclo del Arq. Castellano está agotado, en virtud de que podrá variar o innovar en algún programa, pero la idea de fondo para gobernarnos no la va a cambiar y los rafaelinos, merecemos un salto de calidad, que no lo vamos a tener con esta metodología de gobierno".
"No hay soluciones concretas al tema tránsito, problema que se arrastra desde hace tiempo y que ha dejado un tendal de muertes y lesionados, realmente preocupante; el transporte público no es eficiente, un inconveniente que viene de larga data, hoy sigue sin ser una solución amigable para el usuario, que sigue prefiriendo trasladarse por la ciudad en otros medios; los espacios públicos (plazas, parques, terminal de ómnibus, entre otros) están sin una renovación necesaria y carecen del mantenimiento que requieren; en el área de desarrollo social, los programas destinados a las infancias y a los jóvenes son discontinuos, con graves deficiencias en su implementación; existen claras falencias en el personal político a la hora de gestionar fondos con otros entes estatales, lo que nos ha traído grandes pérdidas como con el Fondo de Obras Menores; tenemos una red de bicisendas y ciclocarriles con falta de conectividad e incompleta en sus recorridos; no abordaron el tema de la nocturnidad como corresponde desde hace años y ahora resulta que los jóvenes emigran a bailar a otras localidades, con todo el peligro que eso conlleva; no han podido diseñar una ciudad inclusiva para las personas con discapacidad; son muchos los inconvenientes y escasas las soluciones”, sostuvo Mársico en una larga enumeración.
“El Intendente permanentemente solicita más personal municipal, cosa que le negamos desde la oposición, y no utilizan los cupos que tienen, como por ejemplo del personal de planta permanente; esto habla de objetivos poco claros y un mal diseño de la estructura de la administración pública municipal”, apuntó el concejal pedepista.
“No obstante, nosotros los concejales debemos controlar y sancionar normas, la ejecución de las mismas es responsabilidad del Departamento Ejecutivo, no me queda más que decir, la gente los eligió, gobiernen mejor y más responsablemente”, finalizó Mársico.

Con información de La Opinión

Te puede interesar