El candidato son las PASO

POLÍTICA 25/03/2023 Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior

Recién aterrizada en el calor de Santo Domingo, la delegación que acompañó a Alberto Fernández a la Cumbre Iberoamericana recibió en sus celulares las noticias que llegaron desde Buenos Aires durante el tiempo que estuvieron en modo avión. Pocas horas antes, en el marco de la marcha por el 24 de marzo, Máximo Kirchner desafió al Presidente a “ir a las elecciones” para que la sociedad defina en las urnas quién debe ser el candidato del Frente de Todos (FdT). El albertismo, recién enterado, celebró.

“Finalmente se va a dar lo que decía Alberto. Vamos a ir a las PASO y va a decidir la gente”, apuntó ya cerca de la medianoche un colaborador del Presidente que acompañó a Fernández a República Dominicana. Para entonces, el primer mandatario terminaba de ajustar el discurso que daría este sábado en la Cumbre y entraba en la cuenta regresiva del encuentro que tendrá el miércoles en la Casa Blanca con el estadounidense Joe Biden.

Pero la interna del FdT se sigue a miles de kilómetros de distancia, en medio de la agenda internacional, cuando quedan tres meses para el cierre de listas. “La gente tiene que poder elegir. Del otro lado, en Juntos por el Cambio, vamos a tener unas PASO muy potentes. Nosotros no podemos ir con un solo candidato”, analizó el albertismo en Santo Domingo.

Los elementos en análisis sobre la mesa son diversos. Cerca del Presidente leyeron como una alarma la baja participación ciudadana en las elecciones que se celebraron el de La Falda el domingo pasado, donde ganó el oficialismo radical. Votó apenas el 51% del padrón, lo que demostró la apatía del electorado. Algo similar había sucedido en las internas de La Pampa, en febrero.

En 2021, cuando el FdT sufrió una contundente derrota en las PASO en manos de la oposición, la participación también fue baja. Votó el 66% del padrón. El aumento de la concurrencia en las elecciones generales niveló un poco los resultados, en particular en la provincia de Buenos Aires, donde el oficialismo consiguió una remontada, que no alcanzó para ganar.

Por eso, en el Gobierno analizan que ahora el FdT necesita generar una primaria competitiva que pueda resultar atractiva para el electorado. “En 2021 nuestro votante se retiró. Pusimos candidatos únicos y no sirvió, perdimos”, explican cerca del Presidente. En 2023 buscarán movilizar a los votantes con diferentes alternativas.

Ahora, el giro del cristinismo con su decisión de aceptar la celebración de una primaria, mientras alimenta el clamor por CFK 2023, abre nuevas perspectivas. Fernández lo tomó como triunfo personal, el resultado de una política de resistencia exitosa que consistió en no ceder ante las presiones y pedidos reiterados de que se bajara de la contienda. Fueron meses de mensajes mediáticos y personales, tal como ocurrió durante la reunión de la mesa del FdT que se celebró el 16 de febrero, en la sede nacional del Partido Justicialista.

De aquel encuentro, Fernández también salió convencido de haberse quedado con dos puntos importantes: no haberse bajado de la reelección y haber logrado imponer la idea de las PASO como método de resolución de la interna. Resuelta la modalidad, ahora queda abierto el interrogante principal: cuál será la decisión final del Presidente. En el entorno de Fernández insisten en que se conocerá hacia fines de mayo. La resolución no está tomada y, de hecho, no descartan la candidatura presidencial de Sergio Massa.

Tampoco se sabe qué hará Cristina Fernández de Kirchner, aunque a su alrededor crece el operativo clamor para pedir por su candidatura. Este sábado, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, fue más allá y dejó plantado un desafío. “Alberto le gana una PASO a Cristina”.

El Presidente insiste en que busca democratizar el espacio y terminar con la designación “a dedo”, el sistema que lo ungió a él mismo como candidato en 2019. “Puede ser, como no”, es la indefinición más repetida en el albertismo, que llegó hasta República Dominicana. Los más preocupados por hablar de la reelección del Presidente, ironizan cerca de Fernández, son los dirigentes más cercanos a Cristina.

Chicanas aparte, lo cierto es que aquella reunión de Matheu no tuvo un nuevo capítulo y el cristinismo reclama por una nueva convocatoria. Lo dijeron públicamente Axel Kicillof y el ministro del Interior, Wado de Pedro. El albertismo le baja la velocidad. “Va a haber una nueva reunión seguramente. Se tiene que dar un ámbito para establecer reglas de juego”, apuntan en Santo Domingo.

La fecha todavía es indefinida. El límite lo marca el plazo de presentación de listas. Quedan varios pasos formales pendientes: primero Fernández deberá convocar al Consejo del PJ para que, a su vez, ese órgano partidario, le ponga fecha al Congreso nacional, que autorizará la política de alianzas. Todo sucedería en el transcurso de mayo.

La Casa Rosada vs. La Plata
Cerca del Presidente también estrenaron nuevo estilo. “Antes no se contestaba, ahora se contesta”, dicen para explicar los cruces públicos de los últimos días con el kirchnerismo. Uno de los últimos ejemplos fue la respuesta de la ministra de Trabajo, Kelly Olmos, a De Pedro, que había planteado la necesidad de recomponer los bajos salarios con una suma fija. “Le digo a Wado que el sector salarial más retrasado es el de los municipales de la Provincia de Buenos Aires. Ahí tienen que intervenir porque yo no tengo competencia y la provincia de Buenos Aires sí”, lanzó la ministra. Ya nadie intenta poner paños fríos.

Con el oído puesto en Buenos Aires, Fernández se metió en las últimas horas el traje que más le gusta, el de conductor de las relaciones internacionales e interlocutor de líderes mundiales. Desde Santo Domingo llamó este sábado a cambiar "drásticamente" el sistema financiero internacional frente a los jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica y le dejó guiños a Biden, con quien se verá el miércoles en Washington.

La foto de la bilateral también tendrá sabor a victoria interna. Fernández será el primer presidente peronista en pisar la Casa Blanca después de 20 años, cuando Néstor Kirchner visitó a George Bush.

FUENTE: LETRAP.COM

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE