El tiempo - Tutiempo.net
Últimas publicaciones

Oky íntimo, la historia de vida del streamer y cantante polémico que genera controversia en redes: "Dejé todo y empezó mi otra vida"

ESPECTÁCULO 09/02/2024 G24N G24N
descarga (1)

Oky es uno de los streamers que más viene creciendo en este tiempo, una apuesta en la que puso todo y no se equivocó. Fue el inicio para seguir adelante con otros proyectos como la música, donde viene presentando trabajos desde hace tres años.   
 
Octavio “Oky” Appogh (24) nació en Santa Fe y se fue a vivir a Tucumán de chico. Pero un día decidió que quería cambiar su vida y entonces, con el poco dinero que tenía, se vino a Buenos Aires en busca de mostrar su pasión por las redes sociales y ver si tenía un poco de suerte. Dejó a su familia, amigos y hasta una novia.  En tierras porteñas, se refugió en el streaming y todo lo que ello significaba: de YouTube a Twitch, de TikTok a Instagram. Y mal no le fue. Logró captar la atención de un público en plena pandemia y de ahí nacieron los proyectos que vinieron después, como la música. 

 
 Oky es conocido en Twitch por su stream “Rompiendo el hielo” donde hace entrevistas a personalidades conocidas de las redes. Sus trasmisiones están llenas de guiños de humor y de desafíos con los que conquista a sus seguidores. Fue por ese programa que ganó un Martín Fierro Digital 2021 como “streamer del año” y se lo dedicó a su madre y a sus amigos. 

Pero una polémica recordada estos días lo dejó en medio de un escándalo viral: revoleó un gato durante el streaming ante la sorpresiva mirada de su novia.  

El video recorrió las páginas webs y generó debate por ser acusado de “maltrato animal”. Fueron muchas las opiniones y críticas que recibió. Desde su lado, Oky salió a responder, aseguró que son videos viejos y pidió perdón por lo sucedido.  

“Brunenger y toda la manga de parásitos que tiene detrás estuvieron boqueando y diciendo que me iban a pelear”, acusó a otro streamer de mostrar ese contenido para hacer una campaña en su contra. “Nunca entendí por qué es tanto el odio que me tiene a mí. Si quiere pelear conmigo, sabe dónde estoy y donde vivo”, tiró enojado.  

Su paso por la televisión lo volvió más conocido cuando participó en el programa The Challenge. Por estos días volvió a Telefe a acompañar a Big Apple (Manzana), su amigo de Tucumán que acaba de entrar a Gran Hermano. 

 En su vida amorosa, la primera relación famosa que se le conoció fue con Fiorella “Tuli” Acosta, pero el de la relación fue conflictiva. Sintió una traición por parte de su ex compañero, Lit Killah, quien es el actual novio de la participante del “Bailando”. Hoy, está muy feliz con Sasha Ferro, la influencer con quien comparte el streaming y la música. Le confesó a PRONTO que le pidió compromiso y que sueña con formar una familia con ella.  

En la música, Oky grabó algunas canciones con éxito como “Excusas” con L-Gante, “Diva” con Luck Ra y Frijo, “Ni Papel Ni Guion (G4ng $hit)” con El Doctor, “LOVELY” con Rhino y “Fanático” con Sasha Ferro. 

Sobre su carrera en el mundo del streaming, define en REVISTA PRONTO: “Conozco todo, gracias a Dios. Ya hace un par de años metiéndole. Entre tropiezos, caídas y levante, algo sabemos”. 

 - ¿Cómo empezaste con el mundo artístico? 

Soy streamer, la gente me conoció así. Cada vez que una persona me pregunta qué sos nunca respondo influencer. Siempre streamer, así me percibo. Streamer que hace música, que hace YouTube, que hace TikTok, que sube Reels, que usa Instagram. Pero streamer. Esa es mi raíz. De ahí podré sacar una canción, dos o tres, y pueden irle re bien, pero yo... una vez vi una entrevista de Pity Álvarez que decía ‘yo sé tocar la guitarra, pero no soy guitarrista’. Soy licenciado en casi todo. Hago lo que me sale y lo que me gusta. Todo lo que hago me gusta y muchas veces digo que mi vida es un recreo para mí. Si bien estoy casi todo el día trabajando no lo siento como un trabajo. Incluso haciendo esta entrevista y nunca es qué paj*. Todo me divierte. Empecé con clases de teatro el año pasado y clases de canto para ir mejorando, como artista no porque yo me vine de Tucumán con pura actitud. Si vos me preguntas cuál es mi talento, sería ponerle actitud a las cosas.   

 -Sos parte de las nuevas generaciones. La mía estudiaba una carrera y seguíamos adelante con esa carrera. Ahora están con el tema de las redes sociales donde van aprendiendo un poquito de todo. 

Estudié hasta segundo año de nutrición. O sea, viví esa vida. Estoy contento porque pude vivir las dos vidas. Viví la vida normal, de ir al colegio, egresarme, viaje de egresados, ir a la facultad, tener un plan de estudio, juntarme a estudiar con compañeros, rendir parciales, finales. Me comí todo ese viaje y a los 20, pum. Como si fuese una nueva vida. Dejé todo: mi familia, mi auto, mis amigos, mi novia. Todo lo que yo más quería. Me fui. Y ahí empezó mi otra vida. 

 -¿Por qué fue ese cambio? ¿Qué sentiste? 

Porque siempre, desde chiquito, sabía que estaba hecho para algo más que estudiar, quizá. No por menospreciar. Por ahí el sueño de alguno es estudiar y ser doctor. Yo estudié nutrición porque siempre me gustó ir al gimnasio, comer bien, alimentarse sano. Me iba bien en la facultad, mi vieja estaba chocha. Me fui un día antes de Tucumán a Buenos Aires y le dije a mi mamá ‘me voy a Buenos Aires, no te pido permiso’ y me fui al día siguiente con 3 lucas. Después, el resto es historia. Se me presentó la oportunidad de tener una vida extraordinaria, por así decirlo, gracias a un amigo streamer. Tenía dos posibilidades, o seguir una vida normal y cotidiana, trabajaba en la recepción de un gimnasio, o vendía ropa, estudiaba. No me gustaba pedirle plata a mi viejo, ni nunca me gustó. O era esta vida 100% fe porque qué chances había de que venga a Buenos Aires y me haya pasado todo lo que me pasó. Ninguna, la verdad. Vine con un grupo de 12 personas, con una sola computadora para los 12. Dormíamos todos en el piso, colillas de cigarrillos, no había para comer. Todo sucio, un asco era. Una fisureada. Se repartían los horarios y vos tenías la misma compu, el mismo micro (micrófono) para la hora que te toque y romperla frente a la cámara. Cada uno la tenía que romper. 

-¿Qué encontraste en ese proceso de cambio? 

Encontré que había gente que estaba ahí para ver si se podía salvar y ganar un contrato. Otra gente que no le gustaba streamear y streameaban el canal de otro, pero no haciendo su canal. Encontré que las oportunidades fueron para todos iguales y cada uno supo aprovecharla como pudo. De esos 12 al único que le fue bien fue a mí y los otros se volvieron a Tucumán. Excepto mi amigo, el que me llevó. Me traje a Big Apple (Manzana, que hoy está en Gran Hermano), a Rhino, a Luck Ra, a Tuli (Acosta). Había armado una casa en La Dolfina que era la casa de Coscu, que me la dio porque él se fue a otra casa porque dijo que nosotros éramos los herederos de La Dolfina, que fue donde pasó toda la historia del streaming. Repicamos mal, porque era cuarentena porque era prender todos los días y tener a 50.000 viewers, era una locura. Hoy ya está todo diversificado porque tenés podcast, TikTok, reels, shorts, YouTube, la tele que se volvió a pegar. En ese momento era todo el mundo en YouTube y en Twitch y en TikTok también pero no tanto como ahora.  

 -Hace poco Duki definió que de tan jóvenes se tiene todo y después qué viene, ¿cómo enfrentás eso vos? 

A mí me falta mucho para tener lo que tiene Duki, la verdad, jejeje... Ojalá algún día tenga todo lo que tiene Duki y quizá ese día me de cuenta de que estoy vacío ah (bromea)... A lo que voy es que yo no tenía noción de lo que eran 20 mil dólares. Fue de no tener nada de plata a de pronto tener mucha. Cuando vi mi primer millón de pesos dije inocente ‘soy millonario’... 

 -Que hoy está devaluadísimo, jajaja... 

Hoy son 1000 dólares, o sea menos millonario... en bancarrota. Me creía eso y que nunca iba a parar ese flujo de plata. Después la vida te va pegando un par de cachetazos. Pero gracias a Dios siempre pude, puedo y voy a poder resolver todo. Al menos hasta ahora lo vengo haciendo bien. 

 -¿Te sentís acompañado en ese proceso? 

Me lo deliro todo... naaa, mentira. He conocido gente que ha tenido plata y se gastó todo y se quedó en cero de vuelta. Y no una vez, varias veces. Yo digo ‘esta gente está loca’. Yo desde el momento que pude tener estabilidad económica, nunca más me pasó de no volverla a tener. Habré gastado mucho en ropa, porque no tenía ropa. Llegué a Buenos Aires con dos pares de zapatillas de Nike trucho y ropa que me daban de canje. Una vez que me pude comprar ropa y conocí el mundo de las marcas me volví loco. Me gusta gastar en viajes, comprar un super auto nunca lo hice, tengo un auto re tranca. Volví de México con mi novia, mi comprometida ahora porque le pedí compromiso. 

 -Con Sasha Ferro... ¿tenemos la primicia? 

No tenemos la primicia o sí, más o menos sí. Hace 1 años estamos. Pasa que yo larga no la hago. 

 -Hablás como si tuvieras 40 años, sonó a ‘ya me quiero comprometer, ya me quiero casar’. ¿Cuál es la sensación que tenés sobre la vida?  

Sé que un hijo ahora sería un problema porque todavía no tengo la estabilidad económica suficiente. O porque tengo que dar giras, shows, lo que sea. Si lo tengo, lo tendría, me haría cargo y sería un gran padre igual porque una vez que lo tenés al bicho te hacés cargo. No es que mi vida se desplomaría, pero estoy trabajando todos los días para el día de mañana decir ‘estoy en un buen momento para tener un hijo’, tenerlo flama y que no sea una preocupación. Yo soy muy consciente del hoy, quizá del ayer si me mandaba una cagada me arrepiento, reflexiono o trato de ser mejor para el día de mañana. Pienso en el mañana y quizá en pasado mañana y de ahí en más lo que pase después ni idea. Dejo que las cosas fluyan. Quizá estoy dando shows, en una serie. Pero de nada sirve especular. No sabes si mañana te atropella un colectivo, toco madera que no pase... Trato de trabajar y ser feliz y ser consciente de esos momentos de felicidad. De los momentos malos, tratar de sacarle provecho y convertirlo en algo bueno.  

-¿Sos de familia numerosa? 

No, estoy en peligro de extinción. Si no tengo hijos yo, se muere el apellido. No tengo tíos, ni primos. Mi abuelo, de mi viejo, se murió. De mi no. Somos dos hermanas y un hermano, que ya tiene 30 y no quiere tener hijos. Venimos de un pueblo de Italia que los nazis lo prendieron fuego, se murieron todos y no tengo más familia.  

 Oky y Claudia Seta en entrevista con Pronto.
-Te preguntaba porque te siento muy familiero. ¿Eso es lo que heredaste? 

No soy mucho de extrañar. A veces me pregunto porque mi familia fue de un par de cosas raras, con secretos oscuros. Esas cosas de familia que no se hablan. Con mi viejo nunca me llevé muy bien, fue medio agresivo, discutía mucho con mi mamá. Nunca se habló de drogas, de sexo, de malas palabras, de la vida real en definitiva. Podés ocultar y contarle un mundo de fantasía a tu hijo, pero la realidad es que todas esas cosas existen. Y las aprendí solo. Yo siento que haber hecho lo que hice, porque mi familia estaba desunida, y al haberme ido yo, siento que unió todo. Entre ellos se empezaron a valorar más. Yo ya salía en los diarios y mi vieja iba al laburo y ‘eh, el Oky’. Después gané un Martín Fierro y se lo llevé a mi abuelo. Esas cosas me ponen contento. Lo que más quería es que mi familia esté orgullosa de mí lo más rápido posible. Creo que lo logré. Falta mucho por lograr. Vine hecho un novato y me hice muy exitoso y construí un edificio con cimientos de arena movediza. En 2020 saqué Diva con Luck Ra y Frijo, que eran dos artistas de la conch* de la lora, con una re trayectoria. Saqué una canción que se llamó Chica Dolce, lo había grabado con iPhone 6 adentro del armario de mi pieza y se lo mandé al productor para que más o menos lo edite porque era cuarentena y no nos podíamos juntar, hice el stream con el estreno del tema con 33 mil viewers, que van a YouTube a comentar, a dar like y el tema fue tendencia 1 en todos lados, en un montón de países. Tiene 3 millones de visitas. Fue un boom, apareció un Oky de Tucumán y nadie entendía nada. Empecé a hablar con Rusher (Rusherking) y con una banda y ‘eh hagamos un tema’ y yo decía ‘¿qué hago? ¿dónde me meto?’. La primera vez que fui al estudio me temblaba la voz. Lo tenía a Frijo y a Luck Ra viéndome. El estribillo y la letra los hice yo. Escribo mucho, mejor de lo que canto. El tema explotó: 5 millones de visitas. FMK me presentó los estudios de Big One para escribir un tema y yo sentía que no estaba a la altura, que era demasiado y dije ‘me lo voy a tomar con calma’ y le pegué tranqui y empecé con clases de canto hace dos años. Los pasos previos de un artista: cantar, bailar y actuar. Cantar te la debo, bailar estamos ahí y actuar, bien. Llegué a la libertad financiera y empecé a tener tiempo, porque no estaba pensando ‘uh no me alcanza’, sabés que estás trabajando y ganando bien y empecé a hacer todas esas cosas. Fue un proceso de un año y ahora a volver a sacar música. Si bien tengo autotune, porque me gusta que suene así, fue un proceso. Antes era inseguro por más que era famoso o tenía plata, pensaba cosas malas. Ahora siento que estoy en mi mejor momento. Disfruto el hoy, estar en la entrevista con vos. Un equilibrio mental de salud. 

 -¿Por qué sentías esa necesidad de que tus viejos se sintieran orgullosos de vos? 

Porque siempre fui una persona muy problemática. Desde chiquito tengo hiperactividad, dislexia, falta de atención. Tuve pediatra, psicólogo, fonoaudióloga. Me portaba mal, era un desastre, un demonio. Me expulsaron del colegio, la hacía llorar mucho a mi vieja. Era un desastre. 

-¿Cómo se dio la posibilidad de grabar con L-Gante? 

Yo en el Spotify rewiew, la canción más escuchada es Se Picó El After, de L-Gante con Noriel. Siempre lo admiré mucho, por cosas de la vida nos cruzamos en una fiesta. Le dije ‘amigo, me alegro mucho de que estés afuera, que haya salido ya que estaba preso. Yo tenía cabida con Maxi El Brother, su representante, que conmigo siempre fue un señor. Y con el productor de L-Gante. Maxi me dijo ‘hagamos algo’. Lo hicimos y explotó. L-Gante es una persona muy graciosa, si hubiese querido ser youtuber o streamer le hubiera ido bien porque es muy gracioso.  

Fuente: Pronto

Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE