Alberto Fernández convocó a los 24 gobernadores para rendir homenaje a los muertos por el COVID-19 por cadena nacional

POLÍTICA 27 de junio de 2021 Por Juan Piscetta*
D3PPLNPCVFCJTPFUHHUTGTQWSE

Con un discreto discurso, emitido por cadena nacional, el presidente Alberto Fernández será el anfitrión de un homenaje en memoria de los fallecidos por coronavirus. El acto está convocado a las 12, en el Centro Cultural Kirchner (CCK) de la Ciudad de Buenos Aires, y contará con la presencia de todos los gobernadores -con excepción de Alicia Kirchner, Arabela Carreras y Juan Schiaretti- y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La convocatoria del mandatario busca dar un mensaje de unidad “ante el dolor y las pérdidas que produce la pandemia”, se informó oficialmente. La postal pretendida en la Casa Rosada es que “toda la Argentina pueda encontrarse en un momento de unión y de memoria” por los fallecidos a raíz del coronavirus, que ya superaron los 92 mil desde que ingresó el primer caso positivo al país en marzo de 2020.

Además de los funcionarios, la invitación fue cursada a referentes de diversos cultos religiosos y trabajadores esenciales. El recuerdo de las víctimas no abundará en una gran escenificación. Alberto Fernández brindará unas pocas palabras que inviten a “un instante de recogimiento para la Argentina” sobre aquellos que perdieron la vida durante la pandemia. La idea es que se comparta la reflexión desde la dirigencia política y con una mirada federal, junto a representantes de la sociedad civil.

En el Gobierno afinaron la organización en las últimas horas para que puedan estar presentes todos los gobernadores y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Para evitar cualquier tipo de inconveniente, la Casa Rosada puso a disposición aviones para garantizar el traslado de los mandatarios y que lleguen a tiempo al Centro Cultural Kirchner. Alicia Kirchner y Schiarettti enviarán a funcionarios en representación de Santa Cruz y Córdoba.

Los detalles del acto estaban siendo pulidos en las últimas horas. Tanto en lo protocolar, desde la ubicación de los participantes, a los ajustes sobre lo que sucederá en el evento.

Según pudo saber Infobae, el Presidente y la Primera Dama llegarán en helicóptero minutos antes de las 12. Una vez allí, ingresarán al Salón de los Escudos donde serán recibidos por dos niños, con los que prenderán una de las velas que estarán ubicadas en la mesa, representando las 24 provincias.

Luego, la actriz Laura Novoa recitará dos poemas “vinculados al carácter universal de la pandemia en términos humanistas”. Después será el turno de los músicos Nadia Szachniuk y Juan Falú, que interpretarán “Zamba para no morir” de Hamlet Lima Quintana. En tanto, la cantante Patricia Sosa entonará la canción “Nos Veremos Otra Vez” de David Lebón.

Finalmente, el presidente Alberto Fernández brindará unas breves palabras y al término de su discurso realizará una ofrenda de una flor en las velas antes encendidas.

De acuerdo a lo previsto por los organizadores del homenaje, que durante la tarde del sábado se encontraban cerrando los preparativos, los gobernadores tendrán un rol específico en el momento emotivo. Cada uno de ellos ofrendarán una flor en el sitio que simbolizará a las personas que murieron por la enfermedad.

El escenario elegido para la ceremonia, el CCK, desde el 15 de junio pasado fue adaptado recientemente como una vidriera más del plan nacional de vacunación contra el coronavirus. Es el primer establecimiento nacional de estas características que depende de manera directa del Poder Ejecutivo. La posta sanitaria se presentó como un espacio acondicionado que combina salud y cultura, con una capacidad operativa para inocular un promedio de 1000 personas por día. En 10 días, más de 11.000 dosis se aplicaron miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad en una atmósfera con músicos que tocaron clásicos del rock nacional y tangos de Piazzolla, entre otro tipo de melodías y piezas artísticas.

A diferencia de las vacunas, que plantean para la población una esperanza de retorno a la normalidad, la conmemoración de este domingo tiene una mirada retrospectiva. El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró oficialmente la pandemia. En Argentina, la propagación de la enfermedad fue finalmente cruenta. A las restricciones sanitarias adoptadas y las medidas de distanciamiento social que fueron perdiendo eficacia por el cansancio de la población, se le sumaron las demoras imprevista por la entregas de las vacunas. La conjunción de esos factores repercutió en el crecimiento de los contagios y de las víctimas fatales. De mantenerse ese ritmo, la cantidad de fallecimientos no tardarán en superar el umbral de los 100 mil, una cifra nunca imaginada por Alberto Fernández al comienzo de la difusión de la peste.

La gestión de la pandemia será uno de los temas del debate nacional de la campaña electoral. La ciudadanía asistirá a las urnas a las PASO el 12 de septiembre. En la previa al llamado a las urnas, la oposición viene cuestionando la política de compras de las vacunas, la velocidad de la inmunización y el impacto económico y social de las restricciones. El Frente de Todos responde frontalmente a esos cuestionamientos a la falta de colaboración y el boicot de sus adversarios a la gestión sanitario. Las encuestas, siempre jugadoras en la competencia, detectan cierto malestar de la opinión pública sobre la marcha del gobierno.

Este domingo, con una postal unitaria y solemne, el presidente Alberto Fernández espera tener una tregua.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar