“Nos declaró la guerra, ni Macri lo hizo”, dicen los piqueteros de CFK

POLÍTICA 21 de junio de 2022 Por R24N
dirigentes-piqueteros-apuntaron-a-cristina___JS9DBEJxi_1256x620__1

Dirigentes de organizaciones sociales cuestionaron duramente a Cristina Kirchner por su crítica a los movimientos piqueteros durante el discurso que ofreció este lunes en el plenario de delegados de la CTA en Avellaneda.

Uno de los más duros fue el dirigente piquetero Luis D'Elía: "Flojita de memoria y de agradecimiento, Cristina nos declaró la guerra a todos los movimientos sociales de la Argentina en general y a los kirchneristas en particular mientras la CTA de Hugo Yasky la aplaudía"-

"Ni una sola palabra de apoyo a Alberto Fernández. Horrible", agregó en su cuenta de Twitter, el dirigente que en los últimos meses se convirtió en una suerte de vocero del Presidente en los diferentes medios. 

Más tarde, agregó en declaraciones radiales que comparte más la visión de Alberto Fernández y "no lo que hace Cristina que genera desesperanza, desilución y construye derrota".

"Los viejos militantes de la política decían que esto es tirarse un tiro en el pie. A Cristina la veo en mucha sintonía con posiciones y actitudes del macrismo", agregó en radio Milenium.

Al ser consultado sobre si está enojado con Cristina, respondió tajante: "Sí, me enoja su actitud que no construye. Es inentendible y muy negativo".

En un pasaje controversial de su discurso, Cristina habló de piqueteros y planes sociales. Pero sonó como un palo al grupo más cercano de Alberto Fernández. El Movimiento Evita de Emilio Pérsico y Fernando Navarro, funcionarios del Presidente, fue aludido con dureza por la vice. "En nombre de Perón y Evita. Si Evita los viera, mamita... imaginando y leyendo todo lo que hizo, mamita", arremetió. Y pidió el fin de la intermediación en los planes.


Otro que salió al cruce a esas declaraciones fue el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni. "A 20 años del asesinato de Maxi y Darío (Kosteki Santillán), Cristina Kirchner, muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes".

Más tarde, agregó en declaraciones radiales que comparte más la visión de Alberto Fernández y "no lo que hace Cristina que genera desesperanza, desilución y construye derrota".

"Los viejos militantes de la política decían que esto es tirarse un tiro en el pie. A Cristina la veo en mucha sintonía con posiciones y actitudes del macrismo", agregó en radio Milenium.

Al ser consultado sobre si está enojado con Cristina, respondió tajante: "Sí, me enoja su actitud que no construye. Es inentendible y muy negativo".

En un pasaje controversial de su discurso, Cristina habló de piqueteros y planes sociales. Pero sonó como un palo al grupo más cercano de Alberto Fernández. El Movimiento Evita de Emilio Pérsico y Fernando Navarro, funcionarios del Presidente, fue aludido con dureza por la vice. "En nombre de Perón y Evita. Si Evita los viera, mamita... imaginando y leyendo todo lo que hizo, mamita", arremetió. Y pidió el fin de la intermediación en los planes.


Otro que salió al cruce a esas declaraciones fue el dirigente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni. "A 20 años del asesinato de Maxi y Darío (Kosteki Santillán), Cristina Kirchner, muy cerca de donde cayeron, por responsabilidad política de varios funcionarios de su Gobierno, se sumó a la campaña antipiquetera, mientras pacta con los punteros repodridos de los intendentes".

"¡Gran ministro de Trabajo, gran ministro de Trabajo, extraordinario!", gritó vehemente para menoscabar a Claudio Moroni, uno de los funcionarios que, según la vicepresidenta, "no funciona".

"El Estado debe controlar las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas", continuó enseguida la ex mandataria. Y remató: "Eso no es peronismo, ¡el peronismo es laburo, trabajo, no se puede depender de un dirigente barrial que de el alta y la baja, no!".

Desde el kirchnerismo se plantea desde hace semanas puertas adentro la necesidad de reconvertir los planes sociales en programas administrados por el Estado, la excusa ideal para avanzar contra el Movimiento Evita que lideran Emilio Pérsico y Fernando "Chino" Navarro, dos funcionarios cercanos al Presidente que, para La Cámpora, constituyen "el único sostén político" que le queda al jefe de Estado en el balanceo de poder dentro del Frente de Todos.

Fuente: Clarín

R24N

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar