La ministra de Trabajo señaló que bajar la inflación no es la prioridad en el mes del Mundial

POLÍTICA 14 de noviembre de 2022 Por Marian SANZOTTI
634464dc35570_940_529!

Aquél anuncio del inicio de “la guerra contra la inflación” que había hecho Alberto Fernández en el mes de marzo parece haber quedado en el olvido, o al menos dejó de ser una prioridad para la ministra de Trabajo, Raquel “Kelly” Olmos, quien consideró que en medio del Mundial de Qatar combatir la inflación este mes “no va a hacer la gran diferencia”: “Primero que Argentina salga campeón, después seguiremos trabajando”.

La polémica declaración de la funcionaria del Gobierno Nacional ocurre a la espera de que este martes el INDEC dé a conocer el índice de precios de octubre, el cual estaría por encima del 6,2% de septiembre lo que significará la interrupción de la seguidilla de desaceleración de cifras mensuales desde el pico del 7% de julio. Si bien según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos, los salarios le ganaron a la inflación en septiembre, continúan por debajo de los precios en el último año (en los últimos 12 meses la inflación fue del 83% y los sueldos subieron 78,7%). Pero el dato más alarmante es que una familia necesita alrededor de 130 mil pesos mensuales para no caer en la pobreza.

Mientras las consultoras privadas -inclusive las que analiza el Gobierno- estiman una inflación cercana al 100% para este fin de año y la ubican consolidada en tres dígitos para el 2023, la ministra de Trabajo no tuvo reparo en sostener que la política económica queda en segundo plano frente a la participación de la Selección Argentina en Qatar.

“Después seguimos trabajando con la inflación, pero primero que gane Argentina”, dijo Olmos este domingo mientras ingresaba al estudio de Canal 9 para ser entrevistada por Romina Manguel en el programa Opinión Pública. “Yo considero que hay que trabajar todo el tiempo por la inflación, pero un mes no va a hacer la gran diferencia. En cambio, desde el punto de vista anímico, de lo que significa para el conjunto de los argentinos y argentinas, queremos que argentina salga campeón”, justificó su posición.

Pese al desafortunado análisis, la ministra de Trabajo reconoció que “hay una dificultad muy fuerte cuando hay alta inflación” y señaló que “es muy importante quebrarla para que los salarios le puedan ganar”.

“Mientras haya alta inflación los salarios corren de atrás, estamos trabajando todos para quebrar esa situación”, manifestó destacando el programa Precios Justos que lanzó el pasado viernes Sergio Massa “para tender hacia una inflación del 4% mensual”. “Tiene una responsabilidad primaria en quien conduce la cartera económica pero también nos convoca a todo el Gobierno a trabajar por el éxito de ese objetivo”, resaltó Olmos.

Pese a la situación crítica del poder adquisitivo de los argentinos, la titular de la cartera de Trabajo se mostró en contra del reclamo de Cristina Kirchner de otorgar una suma fija: “El problema que tenemos es el autoempleo y la informalidad y eso no se resuelve con una suma fija”.

“Hay algunos compañeros que a partir de lo que fue la experiencia de los primeros años de Néstor Kirchner en la gestión, e incluso el inicio de Alberto Fernández, insisten con la suma fija diciendo que lo que genera es como una situación de asimilación que permite una dinámica distinta”, manifestó haciendo referencia al planteo de la Vicepresidenta y del kirchnerismo. “Creo que no es comparable, cuando Néstor asume y decide una suma fija veníamos de 10 años de que las paritarias no funcionaran, fue un mecanismo eficaz para una transición y después con las convenciones colectivas ese mecanismo no se volvió a dar; lo mismo con Alberto: veníamos de la gestión de Macri que había demolido la capacidad adquisitiva y la primera decisión del bono tuvo su eficacia”, analizó.

En este marco, Olmos endilgó responsabilidad en la herencia recibida de la gestión de Mauricio Macri en la que consideró que “hubo una demolición de los salarios”; y dijo que el Gobierno tenía “un plan” pero “no esperábamos tener una pandemia y una guerra”. “Aún así durante nuestra gestión los salarios vienen manteniendo su capacidad adquisitiva y tenemos el tema pendiente de recuperar lo que perdieron con el macrismo”, agregó.

Fuente: Infobae

Te puede interesar