Se rompió Juntos por el Cambio en Neuquén y agudizó las divisiones en la interna nacional

POLÍTICA Por Robertino Sánchez Flecha*
DT3HEFYU3ZFY7FZ5T36OMQMSJU

La interna de Juntos por el Cambio (JxC) no da tregua y por estas horas se extiende a Neuquén. La provincia patagónica elige gobernador en marzo o abril y la coalición opositora transita un momento de enorme turbulencia. Una parte de JxC provincial anunció ayer un acuerdo con el candidato a gobernador Rolo Figueroa, diputado nacional y ex vicegobernador por el Movimiento Popular Neuquino (MPN). Ese pacto hizo estallar la interna de JxC y la tensión escaló a nivel nacional.

A través de un comunicado, una parte de JxC informó que apoyan la candidatura de Figueroa y dividió a la oposición en la provincia. La misiva sólo fue rubricada por Marcelo Bermudez, presidente del PRO local, y Ayelén Quiroga, presidenta de Nuevo Compromiso Neuquino (NCN) -partido que integra JxC de esa provincia-. Sin embargo, el radicalismo, una parte del PRO y la Coalición Cívica se desmarcaron del comunicado y manifestaron su desacuerdo sobre el pacto con Figueroa.

Por estas horas, los referentes nacionales del espacio deliberan intensamente la situación política de la provincia para destrabar el conflicto. Por el peso estratégico que tiene Neuquén en materia energética, la interna neuquina es uno de los principales temas que moviliza a JxC.

La pelea nacional por Neuquén

Antes de su viaje a Qatar por el Mundial, Mauricio Macri protagonizó en San Martín de los Andes una reunión con dirigentes de JxC de Neuquén. El ex presidente exigió que la interna se ordene y fijó al 20 de diciembre como fecha límite. El fundador del PRO está especialmente interesado en ganar la provincia por lo que significa Vaca Muerta. Al mismo tiempo, tiene diferencias de larga data con Jorge Sapag, ex gobernador y caudillo del oficialismo provincial, y apuesta a impulsar a Figueroa para romper la hegemonía del MPN.

A diferencia de lo que ocurre a nivel nacional y en la CABA, quien también apoya esa postura es Horacio Rodríguez Larreta. A instancias de Omar De Marchi, armador nacional del larretismo, el alcalde porteño ve con buenos ojos la candidatura del ex vice gobernador del MPN. La jugada del macrismo y el larretismo supone que JxC no sea el sello en Neuquén, sino que se encolumne detrás de Figueroa y se genere una nueva marca provincial.

Al respecto, Patricia Bullrich salió al cruce de esa estrategia. La ex ministra de Seguridad consideró que el acuerdo con Figueroa supone que JxC no tenga un candidato propio y vaya como colectora del ex MPN. Damián Arabia, secretario político de la presidenta del PRO, articula contactos para evitar una ruptura de la coalición.

Por su parte, el radicalismo nacional también rechaza esa idea y se encolumna detrás de la candidatura del diputado nacional Pablo Cervi, del riñón de Martín Lousteau. Cervi también cuenta con el apoyo de Gerardo Morales, gobernador de Jujuy y presidente del Comité Nacional.

Lousteau y Morales encabezaron el día jueves un cónclave del Comité Federal de la UCR en el que trataron la situación de Neuquén. “Se definió que hay que reforzar la identidad de JxC y respaldar la candidatura de Pablo Cervi”, le detalló a Infobae uno de los dirigentes que estuvo en la reunión. “Rechazamos el desprendimiento del MPN -con Rolo Figueroa- que le propone a JXC ser una colectora de su candidatura”, sentenciaron desde el Comité Nacional. A su vez, la CC de Lilita Carrió también salió a rechazar el acuerdo con Figueroa.

En este escenario, son cuatro los nombres en JxC para disputar la gobernación. A Cervi se le suman Jorge Sobisch, ex gobernador y actual integrante de Encuentro Republicano, de Miguel Ángel Pichetto; Jorge Taylor, dirigente del PRO, y Francisco Sánchez, diputado nacional del PRO, ambos cercanos a Bullrich. Esta facción sostendrá sus candidaturas para resistir el acuerdo con Rolo Figueroa.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar