El tiempo - Tutiempo.net

A qué organizaciones piqueteras pertenecían los más de 1200 comedores “inexistentes” que descubrió el Ministerio de Capital Humano

POLÍTICA 18/05/2024 Andrés Klipphan*
RUGVU4OSEFGWVKNTVXHD56C7DM

La ministra Sandra Pettovello amplió la denuncia sobre comedores que “no existen” y que recibían alimentos por parte del ex Ministerio de Desarrollo Social. La causa, anticipada por Infobae, tramita en el juzgado de Ariel Lijo y es instruida por el fiscal Ramiro González. La novedad es que en la documentación adicional que se incorporó contiene una planilla Excel con los 1.201 lugares “no validados”, sus direcciones y las organizaciones que los inscribieron en el Registro Nacional de Comedores y Merenderos (RENACOM) y a los cuales eran derivadas toneladas de alimentos para las familias vulnerables. Sin embargo, su destino se desconoce.

En la Casa Rosada están convencidos que los bolsones de alimentos que debían ser destinados a los más vulnerables, se utilizaban como herramienta de extorsión, como quedó plasmado en la causa que por “extorsión” investigada por el fiscal Pollicita; o se vendían, como también fue denunciado en ese expediente que tiene como imputados a 28 dirigentes del Polo Obrero, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y Barrios de Pie.

En la lista que Leila Gianni, subsecretaria legal del Ministerio de Capital Humano presentó ante los Tribunales Federales de Comodoro Py, sobresalen comedores y merenderos que no existen o que dejaron de funcionar -pero no fueron dados de baja- a organizaciones y asociaciones civiles referenciados en piqueteros y dirigentes sociales como Emilio Pérsico, Juan Grabois, Juan Carlos Alderete, Daniel Menéndez y Eduardo Belliboni.

En el escrito que acompaña la planilla Exel con los datos se le informa al juez Lijo que “varios comedores fueron inscriptos por diferentes organizaciones sociales”.

La abogada de la cartera de Capital Humano recordó en su presentación que: “El entonces Ministerio de Desarrollo Social para asistir a los merenderos/comedores tenía dos políticas, una la adquisición de alimentos en especies y la otra, otorgar dinero para la compra de alimentos”.

“En ambos casos -se aclara- se otorgaban la asistencia a las agrupaciones sociales que declaraban nuclear merenderos/comedores para que sean ellas quienes terminen repartiendo la asistencia a los ‘preinscriptos’ en el RENACOM”. Pero, abunda la ampliación de denuncia, sólo se pudieron relevar el 52,3% de los comedores. El restante 47.7% no funciona más como tal; el 25% de las direcciones no existen o nunca funcionó un merendero.

“Nos encontramos procesando la información recabada a fin de determinar las organizaciones sociales vinculadas con los referidos ‘comedores fantasma’”, informó la funcionaria de La Libertad Avanza.

En cada uno de los renglones en los que figura el nombre del comedor y la organización piquetera consta el resultado de la auditoría que se realizó de manera personal. Entre esas evaluaciones sobresalen las frases “Los datos de domicilio de la preinscripción no coinciden con los reales”. “El espacio no funciona más como tal”. “En la dirección declarada nunca funcionó un comedor/merendero”. “En la dirección declarada nunca funcionó un comedor/merendero”.

En el casillero “observaciones” se pueden leer descripciones como: “Los vecinos refieren desconocer el funcionamiento del lugar y a la referente”. “El espacio fue alquilado, el referente se mudó a Mar del Plata”. “La numeración de la calle no existe. se habló con vecinos que no reconocían al comedor ni al referente. El teléfono que figura es inexistente”. “No se encuentra. No coinciden entre calles. No coincide el barrio”, entre otras cientos de indicaciones.

“Descontrol del Estado”

La mayoría de los 1.201 comedores y merenderos “fantasmas” fueron registrados en el RENACOM por organizaciones sociales piqueteras de izquierda y peronistas, pero, según la investigación de Capital Humano, “surge que el gobierno anterior no controló a los comedores matriculados durante los años de gestión de los programas ‘Argentina contra el Hambre’”. También conocida como “La Mesa del Hambre”. El entonces presidente Alberto Fernández anunció ese programa con bombos y platillos y convocó a varias reuniones multitudinarias en las que comprometió a figuras de la televisión, de la cultura, los derechos humanos y el arte para aportar “ideas”. Terminó en la nada. En cambio, organizaciones sociales, civiles y políticas inscribieron en el Registro Nacional de Comedores y Merenderos más de 40 mil supuestos lugares para repartir alimentos. Buena parte de esa comida salía directamente de los depósitos del entonces Ministerio de Desarrollo Social e iban a los galpones de los piqueteros para que estos los distribuyan a los espacios que regenteaban. Ahora se sabe que miles de esos lugares no existían. O al menos así lo denunció la ministra Pettovello a la justicia Federal.

“Los comedores fantasmas” y los millones de pesos

La planilla Exel que ya está en manos del fiscal Ramiro González es reveladora. Las organizaciones sociales, piqueteras, los comedores y los planes sociales que distribuía la ex cartera social es un gran agujero negro.

Entre los 1.201 “comedores fantasma” figuran:

-Siete comedores inexistentes de la Federación de Cooperativas de Reciclado Limitada y 10 que pertenecían a la “Cooperativa El Amanecer de los Cartoneros”. Ambas pertenecientes al MTE y la CETEP referenciadas en el precandidato presidencial de Unión por la Patria, Juan Grabois un dirigente allegado a la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner.

El 12 de noviembre de 2020 la Cooperativa El Amanecer de los Cartoneros firmó un convenio con la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, para capacitar al plantel de los espías criollos en la separación de los residuos que se producían en el organismo. Un mes antes, la ex responsable de la inteligencia nacional le había entregado al líder social y político la información y los registros que había en la ex SIDE sobre la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y sobre él. También recibió solo en dos años, casi $ 800 millones por parte de la administración anterior en concepto de subsidios.

- Tres comedores inexistentes de la Federación de Cooperativas de Trabajo Evita Limitada. El 19 de marzo de 2024 el referente del Movimiento Evita Emilio Pérsico fue denunciado por autorizar subsidios por $473.347.050 a través de seis expedientes a dos cooperativas de las que él formó parte: La Patriada y la Federación de Cooperativas Evita LTDA. En ese momento el integrante del grupo guerrillero Montoneros era Secretario de Economía Social. Se lo acusó de los presuntos delitos de “fraude a la administración pública, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público”.

- El Movimiento Territorial Liberación (MTL) también figura en la planilla de comedores inexistentes. Forma parte de la Mesa Nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).

-También constan comedores de la Asociación Civil Polo Obrero. Su referente nacional es Eduardo Belliboni. En la causa judicial que investiga el fiscal Gerardo Pollicita hay 28 imputados por presuntas extorciones y otros delitos contra beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. La mayoría son dirigentes del Polo Obrero que tenían a su cargo comedores. Les exigían a los beneficiarios del plan que asistieran a las marchas. De lo contrario les daban de baja al programa social. También les cobraban un 2% del beneficio, entre otras presuntas irregularidades.

- Doce comedores y merenderos “inexistentes” pertenecen a la Federación de Cooperativas de Trabajo “René Salamanca- C.C.C. LTDA” y El Fortín de Encarnación. Ambas organizaciones pertenecen la Corriente Clasista y Combativa (CCC). Su líder es el ex diputado kirchnerista Juan Carlos Alderete. El Fortín de Encarnación, también recibió subsidios por parte del Estado por al menos $ 359,6 millones.

-La Asociación Civil Caminos de Tiza también figura con comedores inexistentes. Pertenece a la organización Barrios de Pie. El coordinador nacional es Daniel Menéndez, como Pérsico, ex funcionarios en la Secretaría de la Economía Popular. Varios de sus dirigentes también son investigados en la causa por supuesta extorción a beneficiarios del Potenciar Trabajo.

- Judith Presente Centro Comunitario Asociación Civil también consta en las planillas de Capital Humano. Es una organización que pertenece a la Tupac Amaru de Milagro Sala, que fue beneficiada en los tres primeros años del gobierno de Alberto Fernández con casi $ 500 millones, en concepto de subsidios.

Estas son solo algunas de las organizaciones que figuran en el amplio listado de Capital Humano. Tal como informo este medio ayer el fiscal federal Ramiro González solicitó una serie de informes para esclarecer quiénes eran los funcionarios responsables de controlar a los comedores. La justicia busca determinar la identidad y participación de todas las personas que resulten responsables, entre ellos funcionarios públicos que hubieran prestado funciones tanto en la Secretaría de Inclusión Social, en la Dirección Nacional de Seguridad Alimentaria, en la Dirección de Planificación y Evaluación de Políticas Alimentarias, en el Ministerio de Desarrollo Social desde el año 2020 al 10 de diciembre del año 2023, como así también todo funcionario público que se desempeñara en áreas con vinculación a los hechos. En la causa se investigan los presuntos delitos de “delitos contra la administración pública” e “incumplimiento de deberes de funcionario público”.

 

 

* Para www.infobae.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE