El tiempo - Tutiempo.net

La crisis del gas sacudió a la industria en Santa Fe, que teme por una "economía de guerra"

POLÍTICA 30/05/2024 Agencia 24 Noticias Agencia 24 Noticias
laminacion-caliente-aceriajpg

“Estamos como en la guerra: solo hospitales y las casas van a tener gas”. La frase puede sonar extrema, pero sirve para entender cómo perciben los industriales de Santa Fe el trato que el gobierno de Javier Milei le da al sector. La crisis del gas cayó como una bomba por más que las esquirlas lleguen a contenerse.

El sector industrial santafesino viene con una caída de casi el 20%, por lo que cualquier mano le entra. Esta vez hubo miedo más que dolor. Las pymes industriales conectadas a la red domiciliaria no tuvieron demasiados inconvenientes con el corte del suministro del gas a nivel nacional, pero sí las plantas calificadas como grandes usuarios para las que el consumo de gas en sus procesos productivos es altísimo, más allá de que pueden tener distintos abastecimientos y contratos.
 
La acería sin gas
En rigor, el corte tuvo impacto en cuanto a volumen de consumo aunque repartido en pocas grandes empresas. Las acerías encuadran en este segmento al utilizar gas para la fabricación del acero en los hornos y los laminados. Acindar es el gran ejemplo. Según expertos del mercado, consume aproximadamente 1,2 millones de metros cúbicos diarios de gas, mientras que una pyme industrial mediana unos 30.000 mensuales. Tuvo el suministro totalmente cortado aunque está en plena parada forzada por la baja de producción.

“Está todo muy complicado”, reconocieron en una planta grande de acero del sur santafesino que, pese a la caída de la demanda del acero, proyectaba en estos meses buena producción para la industria del petróleo, gas y minería. “Por ahora seguimos, pero estamos viendo cómo hacer si empeora porque no tenemos para reemplazar el gas”, agregaron.
Las otras grandes perjudicadas son las aceiteras, que pueden llegar a consumir consumir unos 200.000 metros cúbicos de gas al día. El corte las afecta desde el viernes pasado y desde entonces trabajan a fuel oil en las plantas de molienda y puertos, lo que arrastra costos altos y no es la matriz original sino un auxilio.
Algunas plantas de biocombustibles tienen calderas duales que reemplazan el gas por el mismo biodiesel que producen. Incluso se prepararon para este momento porque había alguna información oficial dando vuelta acerca de un posible faltante de gas.

Los daños
En el sector aceitero esperan que el servicio de gas pueda normalizarse en los primeros días de junio. “No es apretar un botón y entra el gas. Esto puede demorar 48 a 72 horas”, advierte Román Guajardo, presidente de la Unión Industrial Región Rosario y protesorero de FISFE. Desde Litoral Gas creen que para el jueves a media tarde estará solucionado.

Un empresario apuntó que, si se repiten estos problemas, el daño por falta de energía en un país es enorme, con efectos incluso en el PBI. También apuntó a los daños colaterales que puede implica enfriar los procesos sobre piezas como juntas y bombas.

“Encima que la industria estaba de rodillas, esto puede ser el tiro en la nuca. Jamás visto”, reflexionó crudamente un empresario de la agroindustria con ramificaciones en energía. Las pymes tratan de descansar en FISFE y las cámaras, y no “patear la colmena para que no envíen alguna comunicación formal”. El gobierno provincial se interiorizó en el tema y si bien no hubo palabra oficial off the record estaban preocupados por el nivel de improvisación de los funcionarios nacionales.

La cronología
Todo arrancó entre jueves y viernes de la semana pasada en Santa Fe. La situación durante el lunes se agravó hora tras hora, y en la tarde noche del lunes la distribuidora Litoral Gas envió una comunicación advirtiendo que Transportadora de Gas del Norte S.A. había declarado una “situación de fuerza mayor, razón por la cual se ve comprometido el normal abastecimiento de la demanda prioritaria”.

Por eso, para sostener el gas en los domicilios, solicitaban que cese a la mayor brevedad y hasta que medie comunicación expresa en contrario, el consumo de gas natural en las instalaciones industriales. No se diferenciaba proveedores ni contratos: todos. De lo contrario podrían recibir multas. No descartaban en el ambiente industrial que algunas empresas no hayan hecho caso a la advertencia de la distribuidora en momentos en que de por sí la producción y ventas van para atrás.

CON INFORMACION DE LETRA P.

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE