El tiempo - Tutiempo.net

Milei cierra filas para defender a Pettovello, pero hay dudas en el Gobierno sobre el futuro de Capital Humano

POLÍTICA 06/06/2024 Brenda Struminger*
GDPFTBPXZNGDRMSXDAVEUV7HWA

Abrazado a su amistad, Javier Milei defendió incansablemente a Sandra Pettovello en la extensa crisis del Ministerio de Capital Humano, incluso cuando la propia funcionaria pidió dar un paso al costado, agobiada por la presión del escándalo de los alimentos acopiados. Sin embargo, en el Gobierno no descartan reducir el alcance de la megacartera que se encuentra investigada en la Justicia, para agilizar la gestión y mejorar la fiscalización de las acciones. Sin embargo, —advierten— no será inmediato: no quieren mostrarse forzados a introducir cambios.

El plan de reducción del ministerio insignia de Milei estaba en agenda desde antes del escándalo de los alimentos. Sobre todo se pensaba en remover la secretaría de Trabajo a otra área, como Economía, o, inclusive, devolverle el grado ministerial que tenía en la anterior gestión. Esas proyecciones se suspendieron cuando el conglomerado completo de áreas administrativas “sociales” quedó en jaque a partir de las denuncias de Juan Grabois por la retención de comida para comedores, que encerraron en una crisis sin precedentes al gobierno libertario.

Si bien en los seis meses que llevan en el poder tuvieron varios problemas de alta magnitud, el último por la marcha universitaria, en esos casos podían apuntar a los otros partidos. Pero esta vez, los responsables, en todo caso, fueron parte de la propia administración. Y si bien Pettovello no dudó en denunciar a sus propios funcionarios, como el ex secretario de Desarrollo Social, Pablo de la Torre, creen que les será muy difícil salir indemnes de toda culpa.

“Todos los problemas que tuvimos tuvieron solución. Pero acá el Gobierno se desdijo. Nunca nos había pasado”, se quejó un referente de peso y de la primera hora, sobre los cambios en las versiones de Capital Humano. Primero aseguraron que los alimentos eran para catástrofes, luego admitieron que estaban parados; negaron que hubiera galpones, que existían; y dijeron que se trataba de alimentos no perecederos, aunque se demostró que sí había stock con fechas de vencimiento. “Esto ya es indefendible”, suspiró un dirigente ayer, luego de que la Justicia fallara a favor de la posición de Grabois e instara al Gobierno a presentar un plan de distribución de los alimentos retenidos en un plazo de 24 horas.

“Sandra se equivocó. Se sentía bárbara jugando a la transparencia y echando a todos. Pero esta le salió mal”, se lamentó un asesor que, dice, aprecia y defiende a la ex productora televisiva, pero le espeta su falta de experiencia política. “Empezó una denuncia contra gente que tomó decisiones con su visto bueno y quizá con su firma, es como pegarse un tiro en el pie”, se quejaban en Gobierno.

Como la salida de Pettovello es “imposible” porque Milei considera que es “la mejor ministra de la historia”, la única diagonal de escape es reformular su cartera, dicen altas fuentes del Gobierno, mientras se multiplican los señalamientos desde el propio movimiento libertario sobre la inviabilidad del “monstruo”, como llaman en Gobierno al conglomerado de Desarrollo Social, Trabajo, Salud, Educación y Anses (también lo aplican para Economía).

“Comprende demasiadas áreas delicadas bajo una misma cabeza, es inviable”, admitían ayer interlocutores de Milei. Y dijeron que es cuestión de tiempo hasta que se reduzca. Por lo pronto, en Trabajo, donde conduce Julio Cordero, Milei impulsará un cambio de gestión próximamente: la suba del techo bajísimo que habían impuesto a las negociaciones paritarias. La medida, avalada por Luis Caputo, empezará a palparse en las próximas reuniones con las partes, para dar un respiro a los trabajadores que no llegan a fin de mes. “Las condiciones económicas mejoraron gracias al brutal ajuste que hicimos. Con la baja de la inflación es posible mejorar los ingresos”, justificaron cerca del primer mandatario.

No está claro qué pasará con la subsecretaria del área legal de Pettovello, Leila Gianni, que bajó el perfil ayer después de levantarlo de manera inusitada en una cartera donde la principal orden que bajó la cúpula desde el primer día fue darle la espalda a rajatabla a los medios.

Cerca del Presidente, o bien sospechan de sus intenciones, o se despegan de la rutilante figura que proviene de las filas del kirchnerismo y que hasta el año pasado militaba fervientemente a Sergio Massa. En todo caso, responsabilizan a la ministra por darle aire, aunque no entienden los motivos. “Lo más probable es que haya logrado acercársele y comprársela”, deslizan, por ahora, en voz muy baja, mientras tratan de entender quién es.

 

 

* Para www.infobae.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE