El desesperado intento de Alberto Fernández de acordar con empresarios a días de las elecciones

POLÍTICA 12 de noviembre de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
Alberto-Fernandez-510-b

El presidente argentino, Alberto Fernández, charló con empresarios y les aseguró: «En enero o febrero tendremos un acuerdo con el FMI que sea posible de afrontar y que no implique ajuste». El intento del Gobierno es buscar tranquilidad en la economía en caso de una derrota después de las elecciones legislativas para que no haya una disparada de precios en los rubros más esenciales.

«No habrá un salto devaluatorio», afirmó Fernández de acuerdo a unas citas transcriptas por la agencia NA. Las conversaciones se dieron en una cena del presidente con un grupo pequeño de empresarios de las principales multinacionales de la Argentina como Toyota, Accenture, Syngenta y otros a los que les prometió que no habrá un «default». El líder del Frente de Todos busca acordar una agenda nacional que genere mayores expectativas.

La falta de dólares en el Banco Central implica pensar una serie de políticas para conseguir mayores capitales del exterior. En ese contexto, Fernández declaró su intención de «generar un ambiente para más inversiones» en el país y también les consultó a los empresarios de las multinacionales «cuáles eran los problemas» que había que enfrentar para producir con mayor facilidad.

Uno de los empresarios describió que la idea era mandar una agenda con puntos claves al Congreso para que la política decida si avanzar o no. En la charla hubo coincidencias en referencia a buscar una reforma tributaria con menos impuestos y regulaciones y «luchar contra la evasión fiscal». El presidente argentino también concluyó con los integrantes de la cena en «eliminar subsidios innecesarios» y «promover carreras cortas con salida laboral».

Por otro lado, se buscó durante el encuentro la prioridad de converger en «un acuerdo de 10 puntos entre empresarios y sindicatos» para generar mayor tranquilidad a los trabajadores y que no implique discrepancias que puedan afectar la producción. La renegociación de la deuda con el FMI fue un punto clave en los pedidos al jefe de Estado, ya que eso ayudaría a bajar el riesgo país y las empresas podrían tomar créditos a menores tasas.

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar