Tras el escrache en el restaurante, cambió la condena a Alberto Samid: fuerte decisión del Tribunal Oral

POLÍTICA 30 de junio de 2021 Por Agencia de Noticias del Interior
samid-2

El empresario de la carne, Alberto Samid, continuará en prisión domiciliaria, pero el Tribunal Oral en lo Penal Económico 1 tomó una fuerte decisión al revocarle las salidas laborales luego de ser escrachado almorzando en un restaurante de la ciudad de Ramos Mejía, en la provincia de Buenos Aires, el pasado feriado del 21 de junio. La Justicia decidió «mantener el arresto domiciliario dispuesto por decisión del 24/06/19 en las condiciones allí aludidas».

Además, recordó «que, ante un nuevo incumplimiento de las obligaciones asumidas, se dejará sin efecto el arresto domiciliario concedido y se dispondrá su inmediato alojamiento en sede carcelaria». Los jueces le revocaron la autorización para salidas laborales «que le fuera concedida por resolución del 25/11/20, con noticia al respectivo órgano de control».

Esta medida le permitía ir al Mercado Central tres veces por semana en horarios establecidos. En este sentido, los jueces le pidieron a la Dirección de Control para Personas Bajo Vigilancia Electrónica del Ministerio de Justicia de la Nación que dispongan los medios necesarios y que cuanto antes le coloque a Samid un dispositivo de control que cuente con el servicio localizador de GPS.

El empresario está condenado a 4 años de prisión por asociación ilícita y goza de arresto domiciliario con tobillera electrónica mientras la Corte Suprema de Justicia resuelve un recurso contra esa pena, y en este contexto, una mujer lo increpó mientras almorzaba en un restaurante junto a otras personas. Tras la filmación, se retiró del lugar sin abonar lo consumido.

En aquella ocasión, Samid argumentó: «Estaba trabajando. En el Mercado Central, a partir de mañana, hay un paro general por tiempo indeterminado. Tengo a dos cuadras de mi casa una parrilla. Me llaman y me dicen ‘traeme todo lo que puedas. Salí más temprano del Mercado, les traje la mercadería, estaba esperando. Tengo salida laboral los lunes, los miércoles y los viernes; de las 9, a las 14.  ¿Qué les voy a explicar? Que tengo salida laboral, que estoy trabajando… Yo no discuto con las mujeres, no les dije absolutamente nada, agarré y me fui».

 

 

Con información de www.elintransigente.com

Te puede interesar