Antonio Aracre aclaró que Alberto Fernández "no cree necesaria una reforma laboral"

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
antonio-aracre-2023jpg

El flamante jefe de asesores de la Presidencia, Antonio Aracre, aclaró que el presidente Alberto Fernández "no piensa ni cree necesaria una reforma laboral". En las horas previas, el triunviro de la CGT y dirigente camionero Pablo Moyano salió a criticarlo ante un posible intento de flexibilización en los procesos de contratación.

"Frente a algunas consultas periodísticas respecto a pensar nuevos mecanismos de inclusión al mercado del trabajo lo he dicho a título personal", explicó Aracre en su cuenta de Twitter y aseguró: "El presidente Alberto Fernández no piensa ni cree necesaria una reforma laboral".

En ese marco, el ex CEO de Syngenta argumentó: "Mi intención fue proponer un debate pensando en que los muchos millones de argentinos que hoy tienen un trabajo informal y precario puedan acceder a uno que les garantice una obra social, jubilación y paritarias SIN que se modifiquen los derechos adquiridos del resto".

"Siga soñando Aracre con llevar adelante una reforma laboral", fustigó Moyano en un comunicado en el que sentenció: "Nuevamente el gremio de camioneros con Pablo Moyano, Hugo Moyano y un montón de organizaciones gremiales vamos a rechazar cualquier intento de reforma laboral".

En ese marco, el dirigente gremial disparó contra el designado jefe de asesores de la Presidencia: "Salí a la calle hermano, pelate el culo como se lo pelan los trabajadores camioneros dejando a su familia días y días para llevarse un mango más a su hogar".

"Lo que me gustaría plantearle al Presidente es la posibilidad de encontrar dos o tres temas cuyo contenido sea valioso e importante para cada unos de los dos partidos políticos más relevantes”, dijo el exceo de Syngenta en diálogo con el diario La Nación. Además, agregó: "Pensando en qué puede llegar a ser interesante para Juntos por el Cambio para que accedan a sentarse en una mesa de diálogo, a pesar de las disputas que existen en otros temas, podría ser una modernización laboral para pibes menores de 30 o adultos mayores de 50 con dificultades para insertarse en el mercado de trabajo. Hoy la mitad de los trabajadores están dentro del sistema y la mitad fuera del trabajo".

Aracre además llamó a "flexibilizar y modernizar los procesos para que seis millones de argentinos con trabajo informal o precarizado puedan incorporase más fácil al mundo laboral", aunque destacó que no se trataría de una reforma "tradicional" sino de modificar algunos aspectos "que vinculan a quienes hoy no tienen trabajo, o tienen un trabajo precario, con nuevas formas de contratación más flexibles, sin modificar los derechos adquiridos de quienes hoy están en el mercado laboral". "Lo que la sociedad busca es que se generen más oportunidades de trabajo para los muchos millones de argentinos que hoy no tienen un empleo y quizás la ley que tengamos actualmente no sea la mejor para generar esas oportunidades nuevas", agregó el empresario.

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar