El tiempo - Tutiempo.net
Últimas publicaciones

En medio de la incertidumbre por su futuro electoral, Mauricio Macri suspendió la presentación de su libro en Rosario y viajará a Europa

POLÍTICA 24/02/2023 Robertino Sánchez Flecha*
5JJ6E5BCWZA2XNG6GNBL6LHFXQ

El filósofo francés Michel Foucault consideraba que “el poder no se tiene, se ejerce”. En caso contrario, se pierde. Es una idea que sobrevuela la táctica política que ejecuta Mauricio Macri en estos días y cuyos efectos tensionan la interna opositora. “Mauricio es un tiempista de la política”, lo definió un dirigente que lo frecuenta hace casi una década. El ex Presidente calcula milimétricamente el momento de sus apariciones e intervenciones en la puja intestina del partido que fundó. Quienes lo conocen coinciden en que, durante su presidencia, Macri aprendió que el manejo de los tiempos políticos es “esencial para ejercer el poder”.

En esa línea, el líder del PRO suspendió la presentación de su libro en Rosario, que estaba programada para el 27 de febrero, y anticipó su gira por Europa. La cancelación del evento fue producto de una serie de compromisos internacionales que el ex Jefe de Estado tiene en su rol de presidente de la Fundación FIFA.

Macri tenía previsto presentar “Para qué”, su última publicación editorial, el lunes que viene en la ciudad santafesina. El evento había sido organizado por la Fundación Libertad, liderada por Alejandro Bongiovanni. Sin embargo, el ex mandatario pidió postergarlo porque viajará este domingo rumbo al viejo continente.

El líder del PRO estará en Zúrich, Suiza, donde se encuentra la sede principal de la FIFA. Allí, el lunes se hará la ceremonia de entrega de premios The Best, a los mejores futbolistas del año. Luego, viajará a Italia, donde fue convocado por la Universidad de Bolonia para dar clases sobre temas vinculados al liderazgo y la gestión.

Además, según le deslizaron a Infobae desde su entorno, el ex Presidente pasará también por Francia. Macri mantiene un vínculo con el presidente francés, Emmanuel Macron, -con quien chatea esporádicamente-. No obstante, no hay confirmación oficial sobre un encuentro entre ambos.

Tras su periplo europeo, el ex Jefe de Estado regresará a Argentina la penúltima semana de marzo. Macri se encuentra en Buenos Aires, luego de su estadía estival en su casa de Cumelén, y mantendrá una apretada agenda de reuniones políticas previo a embarcar hacia Europa.

Su viaje se dará en medio de una escalada de la interna del PRO. Y será una forma de extender la incertidumbre sobre su futuro electoral hasta principios de abril. Una táctica en consonancia con el manejo de los tiempos políticos.

En febrero, Macri se mantuvo activo políticamente desde Cumelén. Interrumpió su estadía en el sur a principios de mes, para viajar a La Pampa en respaldo a Martín Maquieyra, otrora precandidato a gobernador del PRO. Luego, participó en las dos reuniones virtuales de la Mesa Nacional de su partido, en las que tuvo un rol activo para intentar destrabar la interna de JxC en Mendoza.

Ayer, el fundador del PRO hizo una nueva aparición pública. Y otra vez, el manejo del tiempo político fue quirúrgico. Visitó el flamante búnker de campaña presidencial de María Eugenia Vidal, en un claro gesto de respaldo al plan electoral de la ex gobernadora. Fue el mismo día que Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, lanzó su candidatura a presidente. ¿Casualidad? Es una pregunta que se hicieron hoy en Uspallata.

Tanto cerca de Macri como de Vidal aseguraron que se trató de un encuentro que estaba programado con antelación. La mesa política larretista desconfía de esa respuesta. Lo concreto es que la ex gobernadora llamó ayer a la mañana a Larreta para felicitarlo por su lanzamiento.

Macri no sólo apoyó la ambición presidencial de Vidal, sino que también dio anuencia para que parte de su equipo se sume al staff de campaña vidalista. Entre ellos, Darío Nieto, legislador porteño y hombre de íntima confianza con el ex Presidente: fue su secretario personal durante su presidencia. En la misma línea, también facilitó mano de obra política al búnker de Patricia Bullrich, la otra presidenciable del PRO.

Para Macri, Vidal es una especie de síntesis: considera que reúne lo mejor de Bullrich y de Rodríguez Larreta. Entiende que cuenta con el “método” que caracteriza al referente de la Ciudad y “los valores” que enarbola la presidenta del PRO. El ex Presidente y la ex gobernadora tuvieron un cruce en 2021, por diferencias en la estrategia de campaña. Macri no estuvo de acuerdo con que Vidal se cruzara a la Ciudad y no compitiera en provincia.

Esas diferencias quedaron saldadas luego de largas y arduas conversaciones entre ambos. Por estos días, Macri asume que Vidal parte tercera entre los presidenciables del PRO, detrás de Larreta y Bullrich. Empero, concibe que tiene capacidad de proyección. En el macrismo y el vidalismo analizan que la ex gobernadora tiene el desafío de exportar los números de su imagen a los de intención de voto.

Ese acercamiento entre el ex dirigente de Boca Juniors y la diputada nacional es algo que objetan cerca de Rodríguez Larreta. En el entorno del alcalde porteño consideran que Macri inclina la balanza hacia Bullrich y Vidal para horadar el proyecto de poder larretista. Macri se desmarca de esa hipótesis y señala que se mantendrá “ecuánime” con todos los candidatos de su partido.

En ese sentido, en el macrismo explican que el apoyo técnico a Bullrich y a Vidal es porque ambas se lo pidieron a Macri. Mientras que Rodríguez Larreta conformó su propio equipo -ligado a su gabinete porteño- y desistió de requerir asistencia del jefe de Estado. No obstante, el alcalde de la Ciudad mantiene su diálogo con Macri y aguarda la bendición política que consolide su plan presidencial.

Otro de los puntos de conflicto en la interna del PRO es la proliferación de candidaturas a jefe de Gobierno en la Ciudad. Allí, el ex Presidente respalda la postulación de su primo, Jorge Macri. Mientras que Larreta apuesta por funcionarios de su confianza: Fernán Quirós, Soledad Acuña y Emmanuel Ferrario.

Macri rechaza el acuerdo de Larreta con Martín Lousteau y el radicalismo porteño. Con ese argumento, presiona al jefe de Gobierno para que la Ciudad la siga gobernando el PRO. El alcalde intenta desmarcarse y manifiesta que su predilección es por los candidatos del partido amarillo.

Ese y otros interrogantes políticos, en torno al futuro electoral del PRO, permanecerán sin respuesta hasta el retorno del ex Jefe de Estado de Europa. Macri manejará los tiempos políticos con cautela: es su forma de ejercer el poder.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE