Lucio Guberman: "Perotti trabaja para ser candidato a presidente"

POLÍTICA Por Agencia de Noticias del Interior
Lucio-Guberman-1024x569

El consultor político Lucio Guberman aprovecha la diáspora política del verano para hacer trabajo fino de un año electoral prometedor. Esquivó, otra vez, tomarse vacaciones en enero y reparte el día entre la presencialidad en su oficina frente al Monumento a la Bandera, reuniones -por la mañana tuvo una virtual con un precandidato a gobernador y luego clientes en Entre Ríos- y, sobre todo, llamados telefónicos. 

De hecho, en su reducto laboral está hablando con una consultora privada económica de primer nivel de Buenos Aires y le pide que abandone el dogmatismo de los números para entender el año electoral. “La inflación es expectativa: más que cuánto fue la inflación, el tema será cuál es la tendencia. Los economistas quieren explicar que hay una bomba de tiempo, pero hay otros factores en las elecciones”, explica cuando corta, quien fue el cerebro para que la periodista Carolina Losada llegue al Senado. 

Por eso dice, contra los pronósticos, que el peronismo puede ser competitivo si el ministro de Economía Sergio Massa sostiene en baja el índice inflacionario. También se le da por imaginar y fundamentar alternativas presidenciales: si no es Massa, es Omar Perotti, gobernador del centro de buen vínculo con la vicepresidenta Cristina Fernández. A fondo en la entrevista, intentará explicar la avidez e indefiniciones de la oposición y los límites del PJ en Santa Fe y Rosario. 

- ¿Cómo se posiciona el Frente de Todos en el arranque del año electoral?

- El peronismo puede prenderle otra vela a Massa si el índice de inflación de diciembre vuelve a estar debajo del 5%. 

 

- ¿Qué significa esa vela prendida?

 

- La idea de Massa candidato se va a escuchar más fuerte.

 

- ¿Esa es la ficha del peronismo?

 

- Es lo más obvio, no lo único. En 2019, la candidata cantada hizo medio paso al costado y compartió cartel. ¿Y si Massa hace algo por el estilo?

- ¿Cómo sería eso?

 

- Massa diciendo ´hay que darle continuidad a esta economía y el candidato tiene que ser un gobernador del PJ´. La idea de un proyecto sería más sólida. 

 

- ¿Un acuerdo con gobernadores?

 

- Sí, miraría a Perotti y a (Juan) Schiaretti. Perotti con más chances por una cuestión biológica y porque tiene lazos con Cristina Fernández, una gran ventaja. 

 

- ¿Con ambos peronistas de la zona núcleo productiva?

 

- Creo que donde esté uno, estará también el otro de una forma u otra. 

- ¿El establishment aceptaría a Perotti?

 

- Sí, el círculo rojo lo conoce y el naranja también.

 

  - ¿Perotti trabaja para ello?

 

- Sin dudas lo hace. 

 

- ¿Dónde tropieza esta idea?

 

- Bueno, Massa también quiere ser presidente.

- ¿Todo converge hacia el centro en el peronismo?

 

- Primero, vela para Massa. Eso generaría la unidad del Gobierno, que llegó a ver el precipicio y zafó.

 

- ¿Y el kirchnerismo cómo se para?

 

- Más equilibrado que hasta ahora producto de la incapacidad de conducción del presidente, donde Cristina tuvo un protagonismo excesivo.

 

- ¿100% de inflación mata elección?

 

- No necesariamente. Es un juego de expectativas: más que cuánto fue la inflación será cuál es la tendencia. Y si se viene desacelerando… 

 

- ¿La clave es generar una percepción de progreso?   

 

- Sí, la idea es que esto lo puede seguir mejorando. ´Si vengo bien, déjenme seguir´. Por eso será clave, quizás más que nunca, la campaña.

 

 - ¿Y los candidatos de la oposición?

 

- Larreta se mantuvo como candidateable, pero compite en el espectro ideológico de Massa. 

 

- ¿Y eso le resta o suma?  

 

- Vamos a un juego: si le va bien a Massa, ¿qué margen le deja a Larreta? Si le va mal, ¿por qué, por el mismo camino y sin el peronismo de garante, le iría bien? 

 

- ¿Los halcones cómo se posicionan?

 

- Se pondrán más duros en las críticas y generarán tensión con Larreta. 

- ¿A dónde lleva esa tensión?

 

- La pregunta es si van a la misma primaria en Juntos por el Cambio o hacen una interna ´los críticos de verdad´ junto a (Javier) Milei.  

- ¿Cómo ve el escenario en Santa Fe?

 

- El peronismo está como en una espera porque será distinto si llega con una economía en control que si llega desbocada. 

 

- ¿Será una elección atada al Gobierno para el PJ?

 

- Si la señal nacional es buena, le sube las chances. Por eso estira las elecciones.

 

- ¿Perotti terminará dando el paso para ordenar la unidad peronista?

 

- Si bien los espacios le apuntaron desconfianza por no reconocerlos como socios, no creo que no conduzca un proceso de unidad. A su estilo, claro. 

 

- ¿Marcelo Lewandowski necesita a Perotti, viceversa, o se necesitan mutuamente?

 

- Esto último. Si Perotti quiere dejar un peronista, Lewandowski es un buen candidato, y si este quiere ser gobernador, el apoyo es importante.

 

- ¿Es razonable que Lewandowski no muestre del todo las cartas?

 

- Da la sensación que no le gusta que lo apuren. No conozco en profundidad sus aspiraciones, pero parece buen candidato para las dos categorías, provincia o Rosario.

 

- ¿El frente de frentes no termina de germinar, pero está ahí?

 

- Cuando a la política no la ordena el Estado, hay más líberos que no aceptan incentivos y condiciones del juego colectivo. Está en esa negociación.  

 

- ¿Hoy hay liderazgos en la oposición?

 

- No. Hay candidatos que miden más, como Carolina Losada, pero no es líder, no ordenaría la oferta electoral. 

- El radicalismo de NEO quiso liderar.

 

- Lo mismo: (Maximiliano) Pullaro es un precandidato que empezó antes, pero que tampoco eso lo posicionó como candidato único indiscutible. Por eso otros se animan, como Dionisio Scarpin.

 

- Entonces, ¿es incierto el frente de frentes?

 

- En términos futboleros, está para cualquiera. Más aún con esa idea de que el que gana la primaria es gobernador. Tengo mis dudas.  

 

- ¿Cuál es el escenario para la intendencia de Rosario?

 

- Es el más incierto. El predictor número uno de una ciudad es la evaluación del intendente. Si el intendente es bueno y va a la reelección, gana. Hoy no está claro. 

 

- ¿Entonces?

 

- Antes de esa evaluación hay que ver qué hará (Pablo) Javkin, si va por la reelección o si compite a la gobernación. 

 

- ¿En qué cambia?

 

- Si va a la reelección, será competitivo y el problema es del peronismo, cómo y con quién lo enfrenta. Si se va, el problema es del oficialismo, cómo lo reemplaza.

 

- ¿Qué se evalúa en las elecciones en Rosario?

 

- Hay una cuestión de estilo político, que va más allá de habilidades específicas. 

 

- ¿Gana el perfil?

 

- Javkin en 2019 logró ese perfil, no despertó alta expectativa en algún tema puntual ni tomó una promesa que se lo lleve puesto.

 

- Perotti sí.

 

- A Perotti le pasó al revés con la seguridad porque prometió paz y orden y no pudo. 

 

- El peronismo en la ciudad dice que si amplía, por ejemplo, con Ciudad Futura, gana. ¿Es así de simple?

 

- Si el PJ lleva más de dos candidatos y a Ciudad Futura, puede salir algo potente.   

 

- ¿Tiene para competir Ciudad Futura?  

 

- No logró crecer lo suficiente para hacer una elección seria, pero mantiene un piso de votos que puede desgranar a la oposición. No veo encuestas donde Juan Monteverde le pueda ganar a un Roberto Sukerman, Lewandowski o Diego Giuliano. Estos parecen más fuertes. 

 

- ¿Y el frente de frentes en Rosario?

 

- Esa será una de las mayores roscas: cómo el frente de frentes, si se constituye, cierra el candidato de Rosario. De nuevo: será clave qué hace Javkin.

 

 Con información de Letra P

Te puede interesar