En el Gobierno no descartan que un gobernador del PJ sea candidato a presidente

POLÍTICA 08/05/2023 Joaquín MÚGICA DÍAZ
Y6HWGSORFBBQXNW27ZEWSOOOCE

El calendario electoral avanza y el peronismo empieza a llenar los casilleros de cargos políticos. Ayer el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, reeligió con un amplio margen y dejó en tercer lugar, por treinta puntos de diferencia, a Martín Menem, el candidato de Javier Milei en la provincia, el nombre propio que más preocupa al Frente de Todos por estas horas.

La distancia abismal entre el gobernador del PJ y el candidato libertario es la primera señal de que el fenómeno Milei no está tan fuerte en el interior del país. Un dato electoral que llega en un momento donde en el peronismo crece el temor a quedar terceros, detrás de Juntos por el Cambio y la Libertad Avanza, como consecuencia del desgaste de la gestión y de la coalición.

 
El resultado en La Rioja fe una buena noticia para el oficialismo, que viene castigado por la inestabilidad económica y la falta de acuerdos dentro de la alianza para avanzar con una estrategia común en las elecciones. Tal es así que dos de los principales temas que hoy ocupan al peronismo son la medición de inflación que se conocerá el viernes y la posible reunión de Alberto Fernández con Cristina Kirchner.

Este viernes el Gobierno tendrá una mala noticia cuando conozca el nuevo dato del INDEC sobre los precios. Nadie espera que el porcentaje sea menor al 7,7 % del mes pasado, motivo por el que la noticia, antes de conocerla, ya tiene un impacto negativo sobre la gestión y la proyección electoral del Frente de Todos.

Como consecuencia del aumento de la inflación, el kirchnerismo empezó a ejercer presión sobre el ministro de Economía, Sergio Massa, para que avance en la implementación de una suma fija y el congelamiento de algunos precios. En los últimos días la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y el ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, hicieron planteos en ese sentido.

Consultada por Infobae a la salida de la Feria del Libro, la dirigente de La Cámpora aseguró: “Hoy necesitamos suma fija, doble aguinaldo y congelamiento de precios porque las familias de trabajadores formales e informales la están pasando mal y no se puede hablar de un futuro mejor sino nos ocupamos del presente”.

Correa se expresó en la misma línea al destacar que es importante “otorgar un bono o establecer una suma fija”. “Estoy totalmente de acuerdo con un arreglo de precios y salarios. Es más, lo estaría con un congelamiento”, sostuvo el funcionario de Axel Kicillof en declaraciones radiales. El kirchnerismo duro presiona para avanzar con esas decisiones pero en la Casa Rosada y en Economía aún no está el visto bueno.

El último anuncio de Massa estuvo vinculado al piso del impuesto a las Ganancias. Durante el fin de semana el ministro anticipó que a partir de mayo sólo pagarán el impuesto las remuneraciones que superen los 506.230 mil pesos brutos, medida que beneficiará a aproximadamente a 250.000 empleados en relación de dependencia.

Por estas horas la Secretaría de Comercio, a cargo de Matías Tombolini, negocia la reedición del programa Precios Justos que incluiría a los comercios de cercanía y a los supermercados chinos. El plan, que busca que haya una desaceleración de los precios en el corto plazo, sería anunciado en los próximos días. Medidas que buscan mitigar el impacto de la inflación en pleno proceso electoral.

En paralelo al plano económico, en el peronismo especulan con las posibles candidaturas presidenciales, que también estarán condicionadas por la realidad de los precios y el salario. Los únicos que están en la cancha hasta el momento son Daniel Scioli y Juan Grabois. A la espera de la decisión que tome Sergio Massa, en la Casa Rosada no descartan que algún gobernador salte al escenario nacional.

La mirada está puesta especialmente sobre dos nombres propios: Juan Manzur y Sergio Uñac. Ambos afrontan las elecciones provinciales el próximo domingo. El ex Jefe de Gabinete acompañará en la fórmula a Osvaldo Jaldo con la intención de retener el poder en Tucumán. En su entorno aseguran que sigue teniendo la voluntad de jugar en la elección nacional pero hay que esperar el resultado local.

En el caso de Uñac, que va por su tercer mandato, la situación es distinta. En San Juan hay mayor hermetismo sobre su rol nacional y aseguran que está enfocado en la provincia. Tendrá una dura batalla contra el ex mandatario José Luis Gioja - en la interna - y también contra las cuatro listas de candidatos que se presentan por Juntos por el Cambio. En la elección se aplicará la Ley de Lemas.

“No hay que cerrarle la puerta antes de tiempo a la idea de que jueguen los gobernadores. Si logran una victoria en sus provincias, van a hacer fuerza en el escenario nacional. Van a tener incidencia en lo que viene”, aseguró un importante funcionario nacional con acceso al despacho de Alberto Fernández.

En el entorno del Presidente consideraron que para que un candidato “tapado” tenga proyección electoral, es determinante que haya un “acuerdo político” entre Alberto Fernández, Sergio Massa y Cristina Kirchner. Es decir, que el Frente de Todos se unifique detrás del proyecto de un candidato impensado hasta el momento, pero que pueda romper el molde actual de las precandidaturas.

En Balcarce 50 ponen una ficha en el rol de los gobernadores, que en el comienzo del año electoral se encerraron en sus provincias y apuntaron su estrategia a alambrar el territorio y despegar los comicios locales de la situación nacional. En gran medida, ese es el objetivo del desdoblamiento en la fecha de las elecciones.

En el Frente de Todos esperan que el encuentro entre el Presidente y la Vicepresidenta se concrete en el corto plazo, porque consideran que es determinante para avanzar en una estrategia electoral común. En la Casa Rosada aseguran que Fernández tiene voluntad de reunirse pero que aún se debe encontrar el momento indicado para hacerlo.

“No hace falta que hablen de candidatos, pero se tienen que sentar a buscar un acuerdo. Aunque sea un punto determinante como es el sistema de elección. Tiene que ser antes del cierre de listas”, reconocieron en la sede del gobierno nacional. El 24 de junio es el último día para presentar las listas de candidatos. Aún hay margen de tiempo para que los dos se vuelvan a hablar.

Otra fecha clave en el calendario peronista es el 16 de mayo. Ese día se llevará adelante el Congreso del PJ Nacional en el estadio cubierto de Ferrocarril Oeste. Algunos dirigentes del peronismo creen que es necesario que el Presidente y su compañera de fórmula se reúnan antes de ese encuentro, para que llegado ese día haya mayor claridad sobre el rumbo a seguir.

Sin embargo, cerca del primer mandatario advierten que hasta ese momento se puede negociar a través de “enviados”. El límite es el cierre de las listas. Se deben juntar, sí o sí, antes de esa fecha. Sino, aseguran puertas adentro del Gobierno, será “imposible” lograr una estrategia común y que la coalición oficialista avance con un plan de acción unificado para afrontar las elecciones.

Fuente: Infobae

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE