La Bolsa de Rosario aseguró que las últimas lluvias en la zona pampeana marcaron el final de la sequía histórica

ECONOMÍA 29/03/2023 Marian SANZOTTI
SM-campo-lluvia-26032020

“La peor sequía de Argentina en por lo menos los últimos 60 años, ha llegado a su fin”, señalaron los especialistas de la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). En ese sentido, destacaron las precipitaciones que se registraron en la Región Pampeana con la llegada del otoño, aunque aclararon que las mismas no resolverán los problemas que provocaron la ausencia de humedad en los suelos, la ola de calor y hasta una helada temprana en los últimos meses.

En su informe semanal, la entidad rosarina precisó que “el último día del verano fue el primer día de un nuevo libreto para el clima argentino. El centro de alta presión que venía limitando el desarrollo de tormentas desde el centro este del país se desplazó finalmente. Las tormentas que se desarrollaron entre el 19 y el 28 de marzo dejaron muy buena cobertura y acumulados importantes en el centro de la región pampeana”.

 
Al respecto, de acuerdo a los datos aportados por la BCR, “tras 3 Niñas consecutivas y 50 días de sequía brutal, en los últimos 10 días llovieron entre 20 y 175 milímetros en el centro de la región pampeana”, algo que podría transformarse en un momento clave de cara a la próxima campaña agrícola. Además, se destacó que el 85% de Córdoba, 95% de Santa Fe y el 100% de Entre Ríos con lluvias de más de 50 milímetros.

En el recorrido por las principales zonas productoras y con Santa Fe como el distrito más afectado por la sequía, la Bolsa de Rosario señaló que el mencionado territorio " recibió esta vez la mayor carga”, donde un 20% de su superficie superó los 125 milímetros, especialmente en el centro provincial. Los registros más importantes fueron los de Sunchales con 250 milímetros, Rafaela con 189 milímetros, Rosario con 118 milímetros, Venado Tuerto con 110 milímetros y Álvarez con 104 milímetros.

Por otro lado, el 70% de la provincia de Entre Ríos superó los 100 milímetros, donde los mayores registros fueron en Concordia con 209 milímetros y Paraná con 137 milímetros. Además, el 65% de Córdoba superó los 75 milímetros y hay zonas aisladas de la franja central que superaron los 100 milímetros. En ese sentido, mayores acumulados fueron en las localidades de Idiazábal con 150 milímetros, Marcos Juárez con 113milímetros y Córdoba capital con 104 milímetros. También en la zona de Río Cuarto, hubo precipitaciones por encima de los 100 milímetros. Con un volumen menor de precipitaciones aparece Buenos Aires, donde solamente el norte y parte del este de la provincia recibieron lluvias por encima de los 10 milímetros.

Y en el caso de la Región Núcleo, el 80% de la misma registró lluvias por encima de los 50 milímetros. Los especialistas de la Bolsa de Rosario dijeron que “en la porción norte de la región, con este evento, las lluvias acumuladas de marzo alcanzan la media estadística del mes (entre 100 a 125 mm). Por el contrario, sigue el desconcierto en el noreste bonaerense: en muchas algunas localidades aún no logra superarse los 20 mm. Queda claro que el evento llega muy tarde para los cultivos de maíz y soja, pero la lluvia hizo volver a pensar en el trigo si se afirma el cambio pluvial del otoño”.

 

Próxima campaña

Si bien la sequía ya dejó pérdidas importantes en la presente campaña agrícola, las miradas de los productores están puestas en el próximo ciclo, donde el clima será determinante una vez más, pero también el financiamiento ante un contexto muy complicado para el sector primario ante la fuerte caída en los niveles de rentabilidad ante una campaña agrícola adversa desde lo climático.

En el camino hacia el ciclo agrícola 2023/2024, el informe privado sostuvo que “tener lluvias normales en este otoño, es clave para la campaña fina y también para la gruesa″. Por otro lado, se recordó que en la Región Pampeana, la siembra de trigo del año pasado comenzó con el otoño más seco de los últimos 35 años, y con un faltante de 100 a 150 milímetros para llegar a las medias históricas de lluvias de la mencionada zona, y con Santa Fe y gran parte del noreste bonaerense como las zonas más complicadas. “Por esto, comenzar el otoño con lluvias tan importantes, tanto por acumulados como por cobertura, es una señal fundamental para el próximo ciclo de trigo en Argentina”, agregaron los especialistas de la entidad de Rosario.

Por último, y con la mirada también puesta en las perspectivas climáticas, el consultor Alfredo Elorriaga sostuvo que “todo indica que ingresamos al cambio de estación con un escenario de mejor comportamiento de las lluvias. No se puede garantizar que en un corto plazo se logren los elevados valores que requieren los perfiles para compensar tres años Niña. Pero, los condicionantes de escala regional han cambiado positivamente, favoreciendo el tránsito hacia un otoño con lluvias normales. Un otoño normal en lluvias es también clave para la próxima gruesa porque “en los últimos tres años, acumulamos un déficit equivalente casi al total de lluvia de un año completo, cerca de 950 milímetros”.

Fuente: Infobae

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE