El jueves 24 de noviembre se convirtió en una Día D para la política santafesina

POLÍTICA 21 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
1668910344160

El jueves 24 de noviembre se convirtió en una Día D para la política santafesina, en especial para la oposición. Para ese día está prevista la asamblea legislativa, a la que le tocará en suerte convalidar 82 cargos en el Poder Judicial y organismos de control propuestos por el gobierno de Omar Perotti. Ese mismo día se aguarda, para un par de horas después, la aprobación del presupuesto provincial. La atención de la rosca, no obstante, estará en observar si crece la tensión entre el radical Maximiliano Pullaro y el socialismo. Todo el peronismo estará atento a los movimientos. La Casa Gris se frota los dedos ante el conflicto ajeno.

La cosa viene podrida entre el diputado y todo el arco del PS. La relación cambió desde la muerte del exgobernador Miguel Lifschitz. Pullarlo dejó de ver ascendencia en el progresismo y consideró que la horizontalidad hacía su ingreso y modificaba el vínculo entre su sector y el socialismo. Desde ese momento, se sucedieron cruces, dardos y chicotazos. Primero en reserva y luego en público, pero siempre in crescendo.

Para el socialismo, lo de “contubernio” fue mucho, pasó un límite. Para Pullaro, el PS o, al menos, un sector pacta y acuerda con Perotti. Hoy son los pliegos de jueces, mañana puede ser otra cosa. Las miradas contrapuestas están sostenidas de manera férrea. Tuvieron un correlato esta semana, cuando la ministra de Gobierno, Celia Arena, visitó la Legislatura.

 Minutos antes de empezar la bilateral gobierno – Diputados, el pullarismo empezó a tirar la bronca off the record. “No hay preguntas previstas del PJ y PS” y “el PS en silencio una hora y media”, los latiguillos de la avanzada. Luego, el propio Pullaro habló de “dedazo”. La cena se servirá el jueves. Cómo terminará, no se sabe.

En el PS dicen estar expectantes a lo que pueda ocurrir el #24N. Están atentos al tono de Pullaro. Están dispuestos a aprobar los pliegos, al igual que la banca del intendente Pablo Javkin y otro sector de la UCR, pero confían que planifican una respuesta al exministro de Seguridad y su grupo. “No vamos a quedarnos callados”, promete una de las personas que ocupa banca en la Legislatura.

La rivalidad Pullaro – socialismo tiene en vilo al resto de la política. Cuando preguntamos por la actividad que la oposición cranea para el día 28, la respuesta de dos dirigentes fue: “Esperemos a que pase el 24”. Si la tensión entre los exsocios se profundiza, el derrame llegará al resto y la actividad de cuatro días después correrá riesgo de suspensión.

El presupuesto, que en años anteriores tanta acidez le produjo a Perotti, vería su sanción sin mayores inconvenientes. Diputados tiene preferencia para su tratamiento el 24: podría aplicarle algún cambio como para que luego defina el Senado, pero está todo cerrado. El gobernador se ganó el compromiso de la oposición de contar con ley de leyes antes de fin de año. Con tantos obstáculos que tuvo en su vínculo con la Legislatura a lo largo de la gestión, no es poco para el rafaelino.

 

El ítem pliegos y cargos en la Justicia es otro cantar para el perottismo. El ala política del gobernador entiende que puede mantener diálogo y acuerdo con toda la oposición, salvo con el pullarismo. Con el exministro la bronca es de forma y fondo. Por un lado, porque el oficialismo reniega del estilo del diputado y su gente y, por el otro, porque comprende que, como consecuencia de ello, no hay entendimiento posible.

 

El estilo de Pullaro es observado al detalle por toda la política, no solo por el perottismo. Lo de tensar de manera permanente, de jugar al fleje y estar en tono de campaña todo el tiempo también hace ruido en el propio no peronismo y ubica a algunos de su lado y a otros en la vereda de enfrente. Perotti, que se esfuerza porque el socialismo no entre al frente de frentes, disfruta el tembladeral. Si la disputa sigue escalando, el #24N lo disfrutará todavía más.

 Fuente: Letra P, sobre una nota de Pablo FORNERO

Te puede interesar