Javier Milei se prepara para su primera campaña presidencial: armado nacional, ministerios en las sombras y recorridas por el país

POLÍTICA Por Federico Galligani*
WJTMQ7FIMZDNBOZTIZOYYETXZQ

Tras su debut político como diputado, aunque con pocas intervenciones en el Congreso, y luego de cerrar un 2022 durante el cual empezó a formar alianzas para competir a nivel nacional, Javier Milei se prepara para encarar su primera campaña a Presidente, en la que buscará afianzarse como la tercera fuera del país con el objetivo de llegar al balotaje, ya que, según confía, en ese escenario le ganaría a cualquier rival y lo catapultaría a la Casa Rosada.

Se vienen días agitados en su vida y el líder de La Libertad Avanza lo sabe, pero aunque es un territorio aún desconocido para él, se siente cómodo con el desafío que asumió hace casi un año y con la intensidad que demanda la carrera que emprendió y que él mismo maneja habitualmente, aunque atrás quedaron los acalorados debates televisivos en los que se mostraba enojado cuando no llegaba a coincidencias con su interlocutor.

Si bien tiene pensado mantenerse firme en el rol de outsider que lo caracteriza, que le dio la base electoral con la que comenzó y que le permitió “meterse en el barro” de la función pública, también busca adaptarse a las circunstancias para tratar de que su mensaje llegue a más personas.

En este sentido, ya tiene pensado arrancar el 2023 a plena campaña tradicional, con recorridas por la Costa Atlántica: durante la segunda quincena de enero visitará las localidades de Pinamar, Cariló y Mar del Plata, todas ellas actualmente gobernadas por Juntos por el Cambio, coalición de la cual se fueron varios de los que hoy son sus candidatos en las provincias del interior.

Entre las filas del economista liberal ahora se encuentran dirigentes que pertenecieron al PRO, al Peronismo Republicano de Miguel Ángel Pichetto, a la Coalición Cívica e incluso al radicalismo, partido muy criticado por Milei. En su círculo íntimo aseguran que lo importante no es de dónde vienen sus aliados, sino las ideas que representan, aunque sigue habiendo un límite, que es el kirchnerismo.

Una de las principales metas que tienen el diputado y su equipo para este nuevo año es terminar de consolidar a su espacio en las regiones del país en las que todavía no firmó acuerdos y, en ese marco, ya hay conversaciones avanzadas en Córdoba, Mendoza y Santa Fe.

Su unión con el Partido Demócrata le permitió a Milei tener una estructura ya armada en ocho de las 24 jurisdicciones nacionales, por lo que desde el principio se enfocó en aquellos lugares en los que no se encuentra ese sello. Fue así como llegaron las alianzas en casi toda la Patagonia, excepto en Santa Cruz, donde, no obstante, en los primeros días de enero podría haber una foto con un dirigente local que, una vez más, era parte de Juntos por el Cambio.

También se asoció con el ex legislador Bartolomé Abdala, en San Luis, y con Ricardo Bussi, en Tucumán, mientras que sigue analizando posibles arreglos con distintos espacios provinciales en territorios como Salta, Formosa o Corrientes.

Luego de visitar en estos últimos 12 meses distintas zonas del Conurbano bonaerense, San Juan, Formosa, La Rioja, Tucumán, Córdoba, Mendoza y Neuquén, en el 2023 el economista tiene pensado seguir recorriendo intensamente la Argentina.

La premisa es poder competir con candidatos propios en la mayor parte posible del país para, de esa manera, también sumar algunos senadores y diputados nacionales que le den fuerza en el Congreso para impulsar los proyectos que pretende llevar adelante en caso de ser Presidente.

Sin embargo, la línea que maneja su equipo de campaña, en el que están los armadores nacionales Carlos Kikuchi, Mariano Gerván y Julio Serna, es que cada dirigente que se sume a La Libertad Avanza le aporte al economista un apoyo y una estructura local para, por ejemplo, la fiscalización de los votos, pero que no sea perjudicial a la hora de la elección. Por eso, antes del cierre de cada acuerdo se tienen en cuenta cuestiones como si en el distrito los comicios van desdoblados o unidos a los nacionales y si en esos lugares habrá PASO o rige la ley de lemas.

En la provincia de Buenos Aires, por caso, hasta el momento la fuerza tiene solamente a un candidato a intendente confirmado, el de Esteban Echeverría, que será Carlos Giuliani, un médico que fue dos veces director del Hospital de Monte Grande y ex presidente del radicalismo en ese partido bonaerense.

Sin embargo, la situación en la Provincia no es una preocupación para Milei, que confía en la visión de Sebastián Pareja, quien, además de incursionar en la política del fútbol en San Lorenzo, también es el que está a cargo de organizar al liberalismo bonaerense.

El armador cree que en los próximos meses va a tener ya listas las mesas de referentes en los 135 municipios, lo cual el espacio considera fundamental para, más allá de si luego surgen candidatos a intendentes o no en todos ellos, contar con cierta estructura para fiscalizar.

“Hoy estamos segundos en un empate técnico, y si entramos en segunda vuelta vamos a ganar la elección”, ratificó el martes pasado el propio Milei, al aparecer por sorpresa en un zoom en el que estaban hablando más de 600 dirigentes de su partido en la provincia.

Por su parte, y aunque tampoco hay un candidato confirmado allí, en la Ciudad de Buenos Aires Ramiro Marra, que encabeza el bloque de legisladores porteños de La Libertad Avanza, ya comenzó a preparar una posible campaña suya a jefe de Gobierno.

El bróker de bolsa se encuentra organizando a su propio equipo, el cronograma y el presupuesto para lanzarse en unos meses a recorrer los diferentes barrios en la modalidad de caminatas, como ya lo hizo junto a Javier en otras ocasiones.

En tanto, la intención del candidato presidencial es que quienes lo acompañen en la boleta surjan de la competencia y que en ningún caso impliquen una caída de su imagen positiva, así como también tratar de que suba su piso electoral. Para esto, además, intentará llegar a un público que hasta el momento le fue algo esquivo, como las mujeres y los mayores de 35 años.

El libertario, que se hizo fuerte entre la juventud, quiere ampliar su base de seguidores y planea hacerlo a través de propuestas dirigidas a cada uno de los sectores de la sociedad, y para lograrlo se apoya también en “los cuatro ministerios en la sombra” que asegura que ya están trabajando con él en temas como salud y educación.

En cuanto a lo estrictamente operativo, su hermana Karina continuará ocupándose de la organización de los actos y de la difusión en las redes sociales, junto a la mejor amiga del diputado y maquilladora, Lilia Lemoine, y el director de cine Santiago Oría, que se encargan de las cuestiones artísticas.

En el plano internacional, luego de haber participado en octubre pasado de un acto de VOX en España, Milei tenía previsto volver a principios del 2023 a ese país pero, esta vez, invitado por una universidad. Sin embargo, decidió suspender ese viaje por cuestiones de agenda.

Por el momento no tiene en agenda ninguna presentación en el exterior, aunque en la mesa chica de La Libertad Avanza aseguran que el economista tiene propuestas para ir a varios destinos de Europa, donde, por ejemplo, tiene buena relación con Santiago Abascal, presidente del mencionado partido de ultradecrecha, y con la primera Ministra de Italia, Giorgia Meloni, que también estuvo invitada al evento que se realizó en Madrid, pero al cual no pudo asistir.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar