Empleo: Argentina mejoró, pero tiene una de las peores expectativas de contratación de la región

ECONOMÍA Por Mariano SALAZAR
UKAT3GLG6REV3H6E2KRKG6I57Y

Argentina atraviesa un momento muy particular a nivel laboral. De acuerdo a las estadísticas oficiales, viene rompiendo récords en cantidad de mano de obra registrada, pero también sufre de un incremento notable de la informalidad. A su vez, una encuesta de ManpowerGroup indica que las expectativas de empleo crecieron en el primer trimestre de este año, pero al mismo tiempo Argentina exhibe uno de los peores resultados de la región y del mundo.

Dicho de otra forma, se pueden encontrar muchos puntos de vista positivos, pero mientras más se mire hacia afuera, menos convencen los resultados.

El empleo puertas adentro
 
Para poder tener un panorama completo del comportamiento del empleo, es necesario empezar por analizar qué está pasando dentro de Argentina.

De acuerdo al estudio realizado por Manpower, la expectativa neta de empleo del primer trimestre del 2023 fue del 9%, lo que representa una mejora de tres puntos porcentuales respecto al cuarto trimestre del 2022 (variación desestacionalizada). Lo negativo, es que los números son bastante más bajos que los que se observaban a principios del año pasado.

El 9% de expectativa positiva surge del balance que se obtiene entre las empresas que planean contratar personal (37%), las que están pensando en reducir la cantidad de mano de obra (22%), las que no planean hacer cambios (38%) y las que se mantienen indecisas (3%).

“Entre los sectores que más planes de contratación tienen se destacan el ‘financiero y de Real Estate’, que tiene una expectativa neta de contratación de empleo del 31%, y el de ‘tecnología de la información’, con 21%. Ambos sectores muestran niveles altos de optimismo, luego de un anterior trimestre mucho más cauto. Hubo un claro efecto rebote en ambos casos”, comentó Luis Guastini, CEO de ManpowerGroup Argentina.

En el otro extremo se encuentra el sector de “sanidad y ciencias de la vida”, cuyas expectativas de contratación son negativas en un 7 por ciento. Es la única rama de actividad en la que se esperan más despidos que altas dentro de los primeros tres meses de 2023.

También en la comparación por región se observan grandes diferencias. El Noreste tiene las mejores expectativas de contratación, con un resultado del 20% para los primeros tres meses de 2023, mientras que la Patagonia exhibe el peor resultado, con una expectativa positiva, pero de apenas un 1 por ciento.

El panorama internacional
Como queda claro, más allá de las diferencias regionales y sectoriales, el panorama interno de Argentina es positivo, teniendo en cuenta que las expectativas tuvieron una mejora de tres puntos porcentuales respecto al trimestre anterior. Ahora bien, cuando se mira más allá de las fronteras, se encuentran escenarios mucho más prometedores que el del mercado laboral interno.

“El 9% de expectativas de contratación de empleo es un dato alentador, considerando que estamos en un contexto de alta incertidumbre, tanto a nivel local como global, pero es importante destacar que nuestro país es que el tiene la expectativa más baja de la región y es uno de los más bajos a nivel mundial”, resumió Guastini.

El balance global lo muestra con claridad. Argentina solo tiene mejores niveles de expectativa de contratación de personal que Japón (+8%), Grecia (7%), Eslovaquia (5%), España (3%), República Checa (1%), Polonia (-2%) y Hungría (-8%).

El resto de los países que releva Manpower tuvo resultados generales más alentadores. Algunos, como Brasil, llegaron incluso a triplicar las expectativas de empleo de Argentina. De todas formas, es justo mencionar que hay países de la región que no están relevados, como Chile y Estados Unidos.

Desencuentro de oferta y demanda
Para los especialistas de la consultora, la recuperación a nivel internacional no tiene precedentes, aunque advirtieron que no toda la expectativa de generación de empleo podrá ser satisfecha. “La demanda de habilidades está a niveles récord en muchos mercados, mientras los niveles de desempleo siguen siendo altos”, comentaron.

Lo que ocurre, según explica el informe de Manpower, es que una de cada cinco organizaciones a nivel global tiene problemas para encontrar talento tecnológico. Eso, debido a que hay pocos profesionales en comparación a la cantidad de trabajo que se está generando en esa área.

Lo positivo, es que una reorientación en las ramas de formación educativa puede generar un impulso del empleo en todo el mundo. Según estiman hay 5 millones de empleos pueden ser desplazados por un cambio en la división de trabajo entre humanos y máquinas, pero se espera que surjan 97 millones de nuevos roles a raíz de los cambios tecnológicos.

Más allá de marzo
Los resultados mencionados anteriormente se limitan a mostrar el panorama de contratación de empleo hasta marzo, pero el contexto global y la tendencia histórica permite tener una idea de hacia dónde se encaminan las nuevas tendencias.

“Nuestro estudio indica que hay señales tempranas de que los mercados laborales se están suavizando y las intenciones de contratación se están reduciendo, dados los vientos económicos en contra que estamos experimentando”, explicó el Presidente y CEO de ManpowerGroup, Jonas Prising.

“Aunque los empleadores dicen que están empezando a reducir sus planes de contratación en algunas áreas, todavía vemos una fuerte demanda de habilidades específicas, incluyendo IT, logística y finanzas. En medio de una crisis del costo de vida y una depreciación de los salarios en tiempo real, las empresas deben pensar más que nunca en atraer y fidelizar a sus trabajadores, lo que podría empezar por el salario, aunque nuestros datos nos dicen que la flexibilidad, el desarrollo profesional y el trabajo con objetivos concretos valen hasta un 5% del salario para muchos trabajadores”, sostuvo Prising.

Fuente: Infobae

Te puede interesar