Cómo armar un PC gamer con bajo presupuesto

TECNOLOGÍA 13/04/2023 Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior

A diferencia de las consolas, los computadores gamer tienen la característica de armarse al gusto y al presupuesto de cada usuario. Y aunque no es una baja inversión, es posible tener un buen PC con un presupuesto limitado.

 Para conseguirlo hay que tener en cuenta varios factores, porque no es solo optar por los componentes más económicos, sino encontrar un equilibrio y entender qué tipo de usuario somos, para que de esa misma forma se hagan las apuestas correctas.

Sin duda, lo primero que hay que hacer es leer mucho y conocer muy bien lo que implica armar un PC gamer. Por ejemplo, informarse sobre qué es una tarjeta gráfica, la necesidad de un buen sistema de refrigeración, los rangos en los monitores y las actualizaciones a futuro.

Si es una persona nueva en este mercado, tener toda esta información clara es fundamental, porque eso mismo permitirá hacer las comparaciones adecuadas de los componentes, elegir de la mejor manera y solucionar problemas sin necesidad de convertirse en un experto.

Hacerlo uno mismo
El primer camino para ahorrar dinero es hacer todo o gran parte del proceso de armado por cuenta propia. Eso evitará el gasto adicional de asesoramiento y dará flexibilidad por si se necesita hacer algún cambio en un componente en específico o si se encuentra una mejor alternativa.

Esto va a requerir de tener mucha información sobre todo lo que significa la composición de un computador, para que no falte ninguna pieza y al final todo marche de buena manera. Para estar seguro de ese proceso hay muchos tutoriales y guías en internet que servirán de ayuda

En caso de no saber qué componentes comprar, existen páginas como PCPartPicker que dan un listado completo de las partes que se deben adquirir para cierto rango de precio o requerimiento técnico. Es una forma de planificar la construcción para luego buscar un paso a paso para realizar en ensamblaje.

Equilibrio y saber dónde gastar el dinero
Tener un buen PC gamer es el resultado del buen funcionamiento de todos sus componentes. De nada sirve tener una tarjeta gráfica de gama alta, si la memoria RAM no puede soportar su rendimiento o si el monitor cuenta con limitaciones para mostrar la resolución y la tasa de refresco.

No siempre es necesario tener los mejores elementos, cuando el tipo de juegos que vamos a disfrutar no los requieren. Ese aspecto es fundamental evaluarlo, porque muchos títulos rinden bien con configuraciones medias, como suelen ser los videojuegos competitivos, free to play y los multiplayer.

Otro punto es evitar dejarse llevar por las luces RGB. Si bien es un elemento estético llamativo, no tiene mayor funcionalidad después de eso y puede ser un ahorro de energía que ayude a reducir gastos, ampliar la vida útil y dirigir el dinero a otros aspectos.

Algo que suelen olvidar los gamers es el sistema refrigeración. Tener una tarjeta gráfica y un procesador de buen rendimiento es clave, pero si la CPU no se ventila de correctamente todo esto quedará frenado porque mantener la temperatura de un computador dentro de los estándares es el mejor camino para un buen funcionamiento.

Planificar la actualización
Es posible que al momento de armar el PC gamer los componentes estén adaptados para los juegos de la actualidad. Pero con el paso de los años es normal que haya un desfase y la parte técnica quede limitada ante el avance del software.

Así que elegir componentes que a futuro se mantengan útiles es una manera de ahorrar dinero. La placa base y el procesador son los puntos en los que menos se debe escatimar en gastos, porque son la base para los apartados siguientes.

Según AMD, la elección de una placa de video deberá ser pensada en detalle, ya que será la que nos proporcionen las tecnologías necesarias para incrementar la calidad visual. Así seas gamer o creador de contenido, aprovecharás un alto rendimiento, gráficos con nitidez sin precedentes y eficiencia energética al elegir tecnologías diferenciadoras”.

Una tarjeta gráfica puede ampliar su vida útil gracias a las configuraciones de resolución y rendimiento de los juegos, dando más tiempo para actualizarla. Lo mismo sucede con el almacenamiento o la memoria RAM.

Mercado de segunda mano
Por último, las piezas que ya han sido utilizadas son una opción para conseguir un precio menor. Cuando sale una nueva generación de tarjetas gráficas o de procesadores, los usuarios suelen vender los suyos para hacer el cambio y ahí es una oportunidad para buscar esas alternativas porque los valores tienen un rango diferencial con uno nuevo.

Claramente, el mercado de segunda mano tiene riesgos, como verificar el buen funcionamiento de la pieza y la diferencia de precio con uno nuevo. Por eso es importante estar bien informado sobre todo este ecosistema para no tomar decisiones equivocadas.

FUENTE: INFOBAE.COM

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE