Los mensajes del batacazo neuquino para un escenario electoral impredecible

POLÍTICA 17/04/2023 Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior

Río Negro y Neuquén inauguraron este domingo el ciclo electoral con la renovación, a vuelta única, de sus autoridades provinciales y comunales. El carácter local de los comicios y la existencia, en ambos territorios, de fuerzas provinciales potentes hacían prever resultados de rutina, lo que se dio en la primera con la esperada victoria de Alberto Weretilneck, perono en la segunda, en la que ocurrió un batacazo sin precedentes en seis décadas quepone patas para arriba no pocos pronósticos sobre cuál podría ser el desenlace de la disputa presidencial de octubre-noviembre.

Lo imposible ocurrió: el Movimiento Popular Neuquino (MPN), un verdadero partido hegemónico, perdió el poder después de haberse impuesto en todos los comicios que disputó desde 1963. ¿Qué dice este dato de alto impacto sobre el futuro electoral argentino?

El análisis no es sencillo porque el comicio neuquino está cruzado, en gran medida, por factores locales, lo que aumenta el riesgo de la sobreinterpretación. No obstante, el cimbronazo que hizo temblar el norte de la Patagonia deja mensajes entrelíneas que merecen atención.

1) El factor sorpresa
La victoria del ex-MPN Rolando Figueroa, gobernador electo aupado por una coalición realmente variopinta que incluye a macristas, radicales y peronistas –incluso cristinistas–, resalta pone en escena un inquietante condimento de imprevisibilidad electoral, dato no menor cuando la economía mete un ruido enorme en el futuro político nacional. En caso neuquino, ni siquiera el auge de la actividad que rodea a Vaca Muerta ayudó al poderoso MPN.

2) Alerta oficialismos
El triunfo de Figueroa sobre el vicegobernador saliente, Marcos Koopmann, supone un impensado –en buena medida– voto opositor o, cuando menos, alternativo. ¿Anticipo de un clima que se dispersará por la geografía nacional? ¿También debería poner en alerta a poderes provinciales que se creen bien fundados?

3) Alerta Juntos por el Cambio
Hay que destacar lo que ocurrió con la ruptura de Juntos por el Cambio en Neuquén, con el PRO yendo junto a Figueroa y el radicalismo más la Coalición Cívica respaldando al abanderado oficial de la coalición, Pablo Cervi, quien se quedó con una cosecha muy magra. ¿Tomará esto el partido amarillo como una indicación sobre su valor relativo en el armado nacional?

En ese sentido, Elisa Carrió pareció digerir mal la bifurcación neuquina de Juntos. Si alguien en la política argentina funciona como un sensor temprano de rupturas –tanto, que es una especialista en la materia–, esa es Lilita. Presumiendo que Macri podría tentarse a romper la alianza para hacer causa común con Javier Milei y los votos que el libertario le embalsa a Patricia Bullrich, la chaqueña mostró los dientes este domingo mismo. "Macri rompió Juntos por el Cambio". reprochó y advirtió: "Él quiere estar con Milei".

4) Bronca suelta
¿Cómo interpretar el batacazo opositor, el deseo de cambio de más de un tercio –triunfante– del electorado neuquino? ¿Deberían festejar el macrismo y el posmacrismo larretista o, más bien, todos quienes se presenten con la pretensión de encarnar un cierto voto bronca?

5) Alerta Milei
¿Qué lugar le queda a Milei bajo el sol electoral? ¿Qué tiene más allá de su propio nombre? Como escribió Adrián D'Amore, editor enviado de Letra P a la Patagonia, los candidatos de La Libertad Avanza no movieron la aguja en Neuquén ni en Río Negro, con cosechas que no alcanzaron los dos dígitos a los que aspira el referente nacional ultraderechista.

La performance pone de relive la fragilidad de un armado federal atado con alambre que, al menos en este caso, no consiguió capitalizar una bronca social que terminó encontrando cauce dentro del sistema político, no afuera, como propone el libertario.

Con todo, se sabe: la pelea de fondo es la economía, que se revuelve como un caldo espeso, a nivel discursivo parece darle alas a una narrativa estaticida y, en definitiva, dirimirá los próximos duelos provinciales y, sobre todo, en la puja nacional en ciernes.

La divulgación del índice de inflación de marzo, un espeluznante 7,7%, causó un cimbronazo en el Gobierno y trajo a la conciencia colectiva la sensación, algo tardía, de que lo peor que nos pasa no es lo mal que nos sentimos, sino lo mal que podemos llegar a estar.

Así, la tarea primordial del ministro de Economía, Sergio Massa, no pasa por pensar en candidaturas a esta altura complicadas, sino por velar porque la economía no se descarrile definitivamente, provocando peligros sociales graves y un daño electoral tal vez histórico para el panperonismo.

FUENTE: LETRAP.COM

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE