Javier Milei y la Argentina del Topo: los tres pilares de una etapa sin excusas

OPINIÓN 28/06/2024 Pablo Lapuente*
1155400297_0-0-1946-1096_1920x0_80_0_0_1072ff2b641a683ee54ff4a9e28c10c3jpg

Con la ayuda de la casta dialoguista, Javier Milei obtuvo su primer triunfo legislativo con la sanción de la ley ómnibus y la reforma fiscal. La mesa chica presidencial reconoce que se le terminaron las excusas y que el Gobierno deberán dar las soluciones que hasta ahora sólo quedaron en el campo de las promesas de campaña. La Argentina del Topo tiene tres pilares.

"Si no teníamos ley, nos beneficiábamos desde lo político. Ahora, la pelota está de nuestro lado". Con esta metáfora futbolística, similar a la que suele utilizar el propio jefe de Estado en privado, un hombre que camina por los pasillos de la Casa Rosada admitió la paradoja que interpela a la administración libertaria. Mientras seguía la novela legislativa, había un enemigo claro para poder cargarle las culpas: la casta.

En Balcarce 50 creen que se agotó gran parte del tiempo, ese periodo llamado "luna de miel", en el que la sociedad le da un voto de confianza al Presidente en el inicio de su gobierno. Desde ahora y después de numerosos conflictos internos, la administración libertaria deberá mostrar resultados concretos, más allá de la baja sostenida de la inflación que esta misma gestión llevó a picos del 25% en diciembre, como la recuperación del salario real, la mejora de la calidad de vida y la baja de la inseguridad en zonas calientes del país como el conurbano bonaerense o Rosario.

Los tres pilares de Javier Milei y el Pacto de Mayo

El modelo que tiene en mente el Presidente sigue siendo el de sostener tres pilares fundamentales para lo que anunció como "la nueva etapa" de su gobierno: estabilizar la macroeconomía, con la baja de la inflación y la promesa de levantar el cepo; reforzar la seguridad a través del Ministerio que conduce Patricia Bullrich bajo el mandato simbólico de reforzar la palabra "orden", y dar contención social con el mega-Ministerio de Capital Humano de Sandra Pettovello, hoy bajo la lupa judicial por la retención de alimentos y los contratos truchos.

"Esos son nuestros tres propósitos, lo demás puede esperar", confió a Letra P un influyente funcionario oficialista. De todos modos, si bien la macroeconomía, la seguridad y el capital humano son parte de un gran leitmotiv de la administración libertaria, no fueron pocos los puntos de frustración a lo largo de estos primeros seis meses.

Tiempo de descuento para Toto Caputo

La promesa de levantar las restricciones a la compra de divisas pasó de mayo a junio y ahora en la Casa Rosada ya están hablando del fin del cepo para fin de año o principios de 2025, cuando el ministro Toto Caputo resuelva el problema de los puts, una especie de seguro de liquidez de títulos de deuda otorgado por el Banco Central.

En materia de seguridad, de acuerdo a las lecturas que hacen en Balcarce 50, tienen logros que mostrar. Al menos festejan con regularidad el protocolo antipiquetes que diseñó Bullrich. Lo hicieron el 4 de junio por el operativo montado alrededor del Congreso: en el medio de una represión contra manifestantes, el Gobierno adujo que evitó un "golpe de Estado" perpetrado por grupos "terroristas".

La mirada positiva se repite con el área que dirige Pettovello. Pese a la fuga masiva de funcionarios y los desbordes de los reclamos sociales, es la única ministra, de acuerdo a las propias palabras de Milei, que ostenta una "billetera abierta" para sostener esta etapa de la crisis.

Mientras todo esto sucede, la administración libertaria ya tiene en agenda retomar la convocatoria al Pacto de Mayo, que, como adelantó este medio, fue convocado para el 9 de Julio.

Para el Día de la Independencia, el Presidente prevé participar del acto tradicional en Tucumán, cuyo gobernador, Osvaldo Jaldo, ya había propuesto su provincia en esa fecha si no había firma el 25 de mayo.

 

 

* Para www.letrap.com.ar

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE