La tácita legalización de la prostitución en Argentina

MIRADAS 06 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
Hkbq5U52mg_1256x620

Las prostitución VIP sigue haciendo de las suyas dentro del mundo de investigaciones de NOVA. Sin ir más lejos, son varias las historias de modelos y actrices que iniciaron en este mundo. Y las anécdotas que hay aún en archivos.

Como siempre se aclara desde este medio, será sumamente increíble no solo leer las historias que hay en la parrilla del portal. También entender que no hay edad ni clase social en lo representativo de la prostitución en Argentina.

Flores

"Me da pena verte hoy, barrio de Flores rincón de mis juegos cordial y felíz...", dice la letra de un tango escrita por Enrique Gaudino. La misma refiere a la vuelta al pago de un hombre puesto de rodillas por los golpes que pega la vida. Se trata de un regreso sin gloria, al que se suma la desilusión del protagonista al descubrir que su barrio ya no lo era. Sólo le queda el nombre y la nostalgia de un pasado que no volverá.

El poeta registró su obra en 1936. No se tiene cabal conocimiento sobre un posible donde Gaudino en cuestiones de adivinación y presagios, pero hoy el barrio de Flores da pena.

La historia de la patria escribió una página decisiva en la búsqueda de la unidad nacional (Pacto de San José de Flores) pero el presente del barrio está signado por la prostitución en las inmediaciones de la estación ferroviaria homónima.

La prostitución como una postal de la crisis

Buena parte de la vida en Flores se explica por la histórica basílica ubicada frente a la Plaza Pueyrredón (tal su verdadero nombre) donde también pasa en subterráneo. A menos de 100 metros de allí está la estación Flores del ferrocarril Sarmiento. NOVA lo recorrió y conversó con trabajadoras sexuales y vecinos.

En Flores se vende un rato de sexo por 2500 pesos más el hotel, por 1500 "a menos que sea de noche y el cliente tenga auto". Así lo dijo Natalia, de 32 años, a este medio. La suya es una de tantas historias que de contarlas en un libro se podría titular "Los castigados por la cuarentena eterna". Hasta 2020 era cajera en Falabella, hasta que llegó la pandemia y la cuarentena hizo el resto. Le va bien, no se queja. Pero extraña su trabajo anterior

Algunas protagonistas, como Natalia, son las nuevas caras de un viejo fenómeno: la crisis como semillero de prostitución. Como en cada síncope de la economía, mucha gente que perdió su empleo de años salió a la calle a "ganar el mango" como sea, pero dentro de la ley. No había mucho tiempo para dudar. Las opciones eran calle o pobreza.

Otro elemento crucial que Natalia evaluó para tomar la decisión, además de la necesidad y la posibilidad de ganar dinero rápido, es que al trabajar por cuenta propia es una pyme sin impuestos, sin cargas sociales, sin nada. "Salvo alguna cosita que hay que arreglar" (sin aclarar qué ni con quién, pero a buen entendedor pocas palabras) el resto del dinero le queda limpio.

Desde hace por lo menos un cuarto de siglo que los vecinos conviven con la industria del sexo ambulante. Al igual que en Palermo, el barrio de Flores advirtió la derogación de los edictos policiales al verse invadido por personajes que pasaron a formar parte del paisaje. En esa época también había nuevas desocupadas por una crisis económica que incursionaron en la profesión más vieja del mundo.

Calle Bacacay

Esta calle se caracteriza por las plazas disponibles para hombres (y también algunas mujeres) que contratan los servicios de las prostitutas y travestis de la zona. En la puerta del albergue transitorio de la calle Bacacay 2474 suelen ubicarse las trabajadoras sexuales a la espera de clientes.

Pablo vive a 50 metros de este lugar. Contó a este medio que por lo general el ambiente es "tranquilo" pero que a veces "se pone más jodido" y se produce algún incidente entre clientes que no están dispuestos a pagar la tarifa solicitada por las trabajadoras sexuales y lo manifiestan a viva voz en forma contundente.

Otro motivo de peleas es la presencia territorial. Al igual que las marcas pelean por ocupar el lugar en las góndolas del supermercado, prostitutas y trans pelean por la ubicación más cercana a la puerta del albergue transitorio. "Los travestis se hacen pasar por mujeres pero pelean como hombres", dice Pablo, que a la mañana siguiente encuentra en la vereda preservativos, botellas rotas y alguna mancha de sangre.

Pablo destacó que hay presencia policial durante las 24 horas: "A cada rato ves pasar el móvil" dada la cercanía con la plaza y las estaciones del tren y subterráneo. "En la zona hay muchos arrebatos, robos de celulares", explica. No obstante la prostitución callejera es ejercida sin intromisión alguna de los uniformados. "Es como si no las vieran", cerró.

Una cuadra más adelante, en Bacacay al 2500, mano par hay una pensión que funciona como un hotel alojamiento. Siguiendo unos metros hasta la esquina, doblando hasta Bolivia 324, la escena se repite: mujeres con poca ropa en la puerta del hotel.

Siguiendo por Bolivia hasta Bogotá, en esta última (si bien la cuestión es un poco más discreta) la postal es la misma. Los encuentros tendrán lugar en un palomar de Bogotá al 2500.

En Bacacay al 2600 mano impar hay un acceso a una playa de estacionamiento. Ese portal es empleado por prostitutas que a plena luz del día invitan a los transeúntes a alquilar una habitación para dar rienda suelta a sus pasiones. Este albergue transitorio tiene acceso peatonal por la calle Condarco al 300, a escasos metros del Colegio Nacional 9 Distrito Escolar 12 Justo José de Urquiza, ubicado en Condarco 290.

Hospital Álvarez de noche

El Hospital General de Agudos Doctor Teodoro Álvarez está ubicado entre las calles Juan F. Aranguren (en la que está su entrada principal), Terrada, Morón y Bolivia, en el porteño barrio de Flores. En horas de la noche las calles laterales son testigos de la venta de caricias y compañía.

A decir verdad, quienes paran en las inmediaciones del nosocomio están en las afueras del epicentro de la movida prostibularia del barrio, que no se agota en estas líneas.

Allá lejos y hace tiempo, en 2016 el entonces legislador Gustavo Vera había denunciado el entramado de corrupción en las comisarías 38 y 50, que convirtió a las calles de Flores en un quilombo a cielo abierto.

Un ejemplo de salida la prostitución VIP

¿Podrán evitarse los prejuicios al ir avanzando en sus líneas? Porque Camila Velasco los ha enfrentado en los últimos años. Como cuando hizo un desnudo en la revista Playboy apenas concluida su adolescencia, o se sumergió en la carrera de Ingeniería de la Universidad Tecnológica Nacional en tiempos de alta exposición mediática. Y más acá, cuando consiguió trabajo en una importante petrolera.

Si bien son situaciones que parecen incompatibles entre sí (benditos prejuicios), Velasco las fue transitando con naturalidad. "Primero fue una cosa, después otra. Se dio como una transición", le explicó a Teleshow quien podría haber tenido el destino marcado siendo la hija del conductor Sergio Velasco Ferrero.

De ese modo le llegó la primera convocatoria de una revista de actualidad (Paparazzi), bajo la consigna "la producción sexy de la hija de…". "Mi arribo a los medios fue casual", jura Cami, que al hacer esa nota todavía estaba en quinto año de secundaria, donde terminó egresando como abanderada gracias a un promedio de 9.20.

Lejos de los flashes (las revistas de actualidad ya no reparan en ella) y recibida de ingeniera industrial, actualmente Velasco se desempeña en una petrolera. A la vez cursa la Maestría en Energía de la UBA, la misma que alguna vez aprobó un tal Juan José Aranguren.

"En la empresa tengo un puesto de asistencia técnica: certificamos la calidad máxima de los combustibles para que todos los motores funcionen en óptimas condiciones", dice, y sincera un sueño: "En 10 años me gustaría dedicarme a la política. Ya tengo algo pensado. Quiero meterme en la colaboración social para insertar gente que está afuera del sistema, y para que haya más trabajo en el rubro. Necesitamos ingenieros".

Imprescindible también el dato de color que dejó una persona del espectáculo que se jacta de tener (o haberlo) información de cómo Velasco era regentada por él. A tal punto de generar mejores clientes pagos por encima de la televisión.

¡Qué cara!

El difunto artista Ricardo Fort estuvo en 2013 hablando telefónicamente con el programa Informadísimos, después de que Érika Mitdank saliera a contar que con él tuvo una relación por interés, en la cual ella fingía ser su novia a cambio de fama y dinero.

"Me extraña que ahora salga a decir una cosa así, justo antes de empezar el Bailando. Tiene que hablar de Ricardo Fort para tener un poco de prensa. Si ella está queriendo decir esas cosas y está poniendo su persona como mujer por debajo, eso y prostitución es lo mismo", analizó el millonario.

Muy enojado con su ex, Fort agregó: "No tiene ni códigos como mujer. Me sorprende y me parece de tan poca ética que salga ahora a hablar porque aprovecha lo que me está pasando. Salir a hablar de una relación que ya pasó y diciendo mentiras, después de todo lo que yo pasé de salud, me parece de muy poco código y que también se está tirando tierra ella".

"Si acepta que recibió dinero por fama, eso y prostitución VIP es lo mismo. No te voy a decir si me acosté con ella porque es de poco caballero, pero con la única que no tuve sexo fue con Violeta Lo Re porque no tenía química. Hemos viajado juntos y nada", reveló.

Todo ello terminó exponiendo a Mitdank. A tal punto se gestó la polémica, que su nombre completo terminó apareciendo en el año 2014 como posibilidad disponible en la lista secreto de un famoso detenido por ojear y vender mujeres de su "catálogo".

La única que se animó defender a Natacha

La prostitución VIP sigue estando en el ojo de la tormenta, sobre todo cuando alguna de las famosas que la ejerce, prende el ventilador como hizo Natacha Jaitt. La mediática no sólo reafirmó que ella la ejerce sino que además, molesta por la "hipocresía" del ambiente, dio nombre de algunas de sus "colegas".

Pero no fue la única, sino que Cecilia Oviedo dio fe de una fiesta privada entre jugadores de Independiente, con presencias de Cinthia Fernández y Tamara Alves.

"La llamé a Cinthia y a Natacha porque era el cumpleaños de un jugador. Ella me pasa a buscar como a las 4 de la mañana, pero Fernández y Tamara Alves habían ido antes y cuando llegamos ellas se iban con los jugadores", dijo en Intrusos.

"El jugador que cumplía años es amigo mío, de Independiente. Es casado y me pidió que lleve chicas conocidas a un departamento. Cuando llego, veo cómo Cinthia y Tamara estaban en la cocina arreglando una tarifa para enfiestarse".

Cecilia asegura que entre las mujeres que cobran se sabe todo, es por eso que Natacha habla con conocimiento de causa y ella ratifica todos los dichos. "Entre ellas se pasan los clientes, y los precios". Lo bueno de ella es que no la persiguió el aparato judicial y político para callar bocas.

Ante todo lo referido, es propicio dejar en claro el hecho del gran negocio que hay en la prostitución, sea VIP o no. Sin embargo, pocos entenderán la clase de solución que debería darse. Excepto para quienes han seguido estos informes, que ya comprenden más "el todo".

Fuente: Agencia Nova

Te puede interesar