Massa adelantó a los industriales que estudiará una baja de impuestos para empresas que importen con dólares propios

ECONOMÍA 24 de noviembre de 2022 Por Mariano Boettner*
YY6WUSXETVGNPESGSBPEPPNY4A

El ministro de Economía Sergio Massa prometió este miércoles ante empresarios industriales pyme estudiar una baja de impuestos para aquellas empresas que usen dólares propios para importar, una posibilidad que se abrió para las compañías con la puesta en marcha del nuevo sistema de autorización de pago de compras al exterior.

El jefe del Palacio de Hacienda se reunió este miércoles por la tarde con un grupo de industriales pyme nucleados en la Confederación General Empresaria de la República Argentina (Cgera), entidad que reeligió a Marcelo Fernández como autoridad principal.

El encuentro tuvo lugar en medio del tira y afloje con el sector por los dólares para la importación de bienes e insumos para la producción, el reclamo sobre la tasa de interés de los créditos y, también, ciertas dificultades que aseguran los ejecutivos del sector que tienen para conseguir mano de obra.

En ese sentido, Cgera planteó cinco puntos ante Massa. El primero de ese documento plantea reajustar el sistema SIRA de autorización del pago de importaciones con dólares a precio oficial. En ese sentido, el pedido de la central industrial fue poner en marcha “una Administración del Comercio exterior a través de declaraciones juradas de las empresas importadoras de insumos y/o materias primas para la industrialización de productos”.

“Esta medida consiste en una declaración jurada cada 30 días de las Pymes que necesiten importar un insumo o materias primas que no se produzcan en el país para la fabricación de su producto final. Estas no deberán superar el 25% de su facturación en el mismo periodo para que quede manifiesto el agregado de valor al pedido de importación por parte de la empresa”, mencionaron desde la entidad.

En diálogo con Infobae, Fernández aseguró que lo que busca un medida de esa naturaleza es “que se importen solo insumos que no se hagan en el país. Que sean efectivas y que no haya especulaciones que perjudiquen a todos”, mencionó el empresario.

“En caso de ser necesario que la importación sea por 60 días de facturación o un leve aumento del porcentaje aprobado por la resolución o normativa, la Empresa deberá aportar la justificación confirmando la solicitud. Se apunta a que las pymes accedan a las importaciones para producir y evitar sobrefacturaciones y especulaciones”, aseguró Cgera en un comunicado.

Además, aseguró Fernández que solicitaron “capacitación de la mano de obra desocupada en oficios, es urgente porque nos encontramos con gente que no trabajó nunca con las nuevas tecnologías”, dijo. “Más de 200 mil trabajadores se han jubilado en este período descripto lo que ha llevado a que no hayan sido, no solo reemplazados, sino que además hayan formado a alguien en su reemplazo”, estimó la central fabril pyme.

Relacionado a la escasez de divisas, el empresario aseguró que le acercarán al Ministerio de Economía como una propuesta que aquellas empresas que utilicen dólares propios para importar, una posibilidad que quedó habilitada tras la puesta en marcha del SIRA, el nuevo sistema de autorización de pago de importaciones, venga acompañada por beneficios tributarios para compensar el tipo de cambio más alto de reposición que necesitarían esas compañías. El Presupuesto 2023, además, estableció, un blanqueo pra poder hacer uso de esas divisas.

“Se propone que se otorgue a la industria los mismos beneficios para la exteriorización de activos externos, que por la ley 27.613 se le ha brindado a la construcción y al desarrollo inmobiliario. Es decir, la posibilidad de exteriorizar activos externos para que sean destinados al pago de importaciones de insumos esenciales, bienes de capital, y de aquellos productos que sean necesarios para sustituir compras externas. Esto ya fue sancionado en la ley de Presupuesto 2023, por lo que solicitamos un estudio sobre quita o rebaja de impuestos y/o aranceles a aquellos que utilicen divisas propias para las importaciones”, aseguró Cgera.

Sobre la cuestión de las tasas de interés, Fernández afirmó que “si un plazo fijo paga hoy un 75% anual, los bancos están mas o menos en el mismo sistema. El Estado hizo un esfuerzo para subsidiar las tasas de interés, pero no sabemos si va a continuar. Entendemos la coyuntura, pero las empresas van a tener que seguir trabajando con recursos propios”, alertó el titular de Cgera.

Por último, apareció sobre la mesa la idea de crear instancias comercializadoras de productos de pymes argentinas en países socios como Brasil. Massa, según aseguran desde la entidad, propuso ampliar el listado de países en los que se podría implementar un lazo comercial de esas características.

Datos contrapuestos

La cuestión del faltante de divisas es una preocupación central en el sector industrial, que ya asegura que esa situación tiene implicancias en el nivel de actividad. Un informe reciente de la Unión Industrial Argentina (UIA muestra el impacto del faltante de insumos y el freno en algunas plantas, incluso antes de la puesta en marcha del SIRA.

La UIA sostuvo que “en septiembre la actividad industrial registró una suba de 4,9% interanual, desacelerándose respecto de los meses anteriores. En tanto, registró una caída de 3,6% mensual respecto del mes de agosto (sin estacionalidad), en gran parte como consecuencia de problemas de abastecimiento de insumos y algunas paradas de planta”.

“Los datos disponibles de octubre muestran una situación dispar. Si bien algunos indicadores de producción siguen mostrando subas interanuales, los indicadores asociados a la construcción registran caídas. En tanto, la demanda de energía eléctrica de Grandes Usuarios Industriales se observa relativamente estable (+1,1% interanual)”, continuó la UIA.

Por otra parte, plantearon que la expectativa para la parte final del año estará marcada necesariamente por algunas variables macro además del faltante de insumos, entre ellos, la inflación y las tasas de interés que tras el aumento de los últimos meses hicieron más caro el crédito para las empresas.

“Para los próximos meses el escenario es desafiante. El déficit del saldo comercial volvió a generar preocupación sobre las reservas del BCRA, en un marco de mayores restricciones sobre las importaciones. Esto está impactando sobre la producción y las perspectivas para el último trimestre. A ello se suma la aceleración de los costos , con niveles de inflación por encima del 6% durante los últimos cuatro meses”, consideró la Unión Industrial.

En cambio, el Gobierno destacó el último informe de producción industrial del Indec que subraya que “en septiembre de 2022, el Índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) muestra una suba de 4,2% respecto a igual mes de 2021. El acumulado enero-septiembre de 2022 presenta un incremento de 6,0% respecto a igual período de 2021″, mencionó el informe oficial.

“En septiembre de 2022, el índice de la serie desestacionalizada muestra una variación negativa de 0,2% respecto al mes anterior y el índice serie tendencia-ciclo registra una variación negativa de 0,4% respecto al mes anterior”. continuó. Además, el Indec destacó que “en septiembre de 2022, la utilización de la capacidad instalada en la industria se ubica en 68,6%, nivel superior al del mismo mes de 2021, que fue de 66,3 por ciento”.

Por otra parte, un informe del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI), que depende de la Secretaría de Industria, mencionó que “el índice adelantado de actividad industrial (que toma el consumo de energía sobre la base de Cammesa) creció 3,3% interanual en octubre, con un mayor consumo en las industrias de minerales no metálicos, químicos, metales básicos y productos de metal. Respecto del mismo mes de 2019 se incrementó un 4,7%”, mencionó el reporte. De todas formas, “en la medición desestacionalizada, contra septiembre, la actividad industrial registró un leve descenso de 0,6%”, alertó.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar