El comercio, la industria y la construcción crearon 300 mil empleos informales en el último año

ECONOMÍA Por Mariano Zalazar*
EHJ47YZ5VOJDJWMOMMFRB62SMA

El nivel de informalidad laboral sigue creciendo en Argentina. Si bien en los últimos meses se dieron a conocer cifras récord para la década en lo que respecta a la empleo formal, lo cierto es que también los puestos de trabajo en negro están tomando un mayor protagonismo.

De acuerdo a un informe publicado por el Indec, en el segmento de “trabajadores asalariados”, los sectores de industria, comercio y construcción crearon 300 mil puestos de trabajo informales en el último año. También generaron empleos registrados, pero entre los tres solo llegaron a 180 mil nuevos puestos en blanco.

Esa diferencia hizo que los tres rubros sufrieran un incremento de sus niveles de informalidad laboral.

En detalle, según demostró el informe de “Cuenta de generación del ingreso e insumo de mano de obra”, en el tercer trimestre de 2021 la industria manufacturera tenía 1.118.000 trabajadores formales y 454.000 informales. Un año más tarde, entre julio y septiembre de 2022, llegó a 1.167.000 puestos de trabajo en blanco (49 mil más) y 554.000 en negro (100 mil más). Esa diferencia hizo que el nivel de informalidad de la industria saltara del 28,9% al 32,2% en Argentina.

El escenario es muy similar para el comercio. Las estadísticas de “trabajo asalariado” muestran que en 2021 habían 1.162.000 puestos de trabajo formales en ese sector y un año más tarde llegó a 1.229.000 trabajadores registrados (67.000 más). Sin embargo, en el mismo período la cantidad de trabajadores informales del comercio pasó de 690.000 a 804.000, lo que marcó un crecimiento de 114.000 puestos de trabajo en negro.

Así, la informalidad en el cubro comercial ascendió a 37,3% a 39,5%. Dicho de otra forma, hoy cuatro de cada diez asalariados que se desempeñan en el comercio no tienen descuento jubilatorio.

En la construcción la diferencia fue menor, pero igualmente fue significativa. Las estadísticas indican que entre el tercer trimestre de 2021 e igual período de 2022 se pasó de 369.000 a 433.000 puestos de trabajo registrado (64 mil de diferencia), en tanto que la informalidad saltó de 463.000 a 548.000 empleos (85 mil más). Esto condujo a una suba de la informalidad del 55,6% al 55,9%. Si bien el porcentaje no creció demasiado, cualquier empeoramiento es motivo de preocupación, dado que se trata de una de las actividades económicas con mayor informalidad del país.

La misma situación se dio en otros sectores. En rubros como hotelería, salud privada y transporte, por ejemplo, se observó una tendencia hacia una mayor creación de puestos de trabajo informales, en relación a los empleos formales.

En total, sumando todas las actividades económicas, Argentina pasó de tener 10.582.000 asalariados registrados en el tercer trimestre de 2021 a 10.939.000 empleados formales en el mismo período del 2022, lo que dejó como resultado una mejora del 3% (357.000 puestos en blanco nuevos).

En ese mismo período, la informalidad avanzó de 4.658.000 puestos en 2021 a 5.271.000 en 2022. De un año a otro, entonces, se generaron 613.000 empleos informales en el sector de asalariados (13% de crecimiento).

De esta manera, el nivel de informalidad general de los asalariados avanzó del 30,6% al 32,5% en Argentina.

Es importante aclarar que, como se ve en las estadísticas, hubo cuatro sectores que lograron reducir sus niveles de informalidad laboral en el último año. Se trata de la pesca, el sector de electricidad, gas y agua, la intermediación financiera y las actividades inmobiliarias. Este último fue el que mayor participación tuvo en ese sentido, con 49 mil puestos de trabajo formales creados, contra 5 mil informales.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar