Gobierno mantiene el "hot sale" del dólar: por qué el precio bajo es artificial y qué riesgos implica

ECONOMÍA 08/05/2023 Mirta Fernández*
549017

A fuerza de intervención en el mercado y más restricciones en la operación, el Gobierno logró aplacar la escalada de los dólares financieros -el contado con liquidación y MEP- que se negocian en el ámbito bursátil y, por efecto indirecto, el dólar blue también bajó.

Tras un pico de $480 que había tocado el CCL el martes 25 de abril, el ministro de Economía, Sergio Massa, ordenó ese mismo día al Banco Central salir a intervenir en el mercado -venta de bonos contra pesos, y compra del mismo bono en dólares usando reservas-, lo que hizo caer a las divisas financieras.

Esa estrategia se complementó a inicios de esta semana con nuevas restricciones para acceder a los dólares financieros que afectan a traders y agentes de bolsa, que implementó la Comisión Nacional de Valores.

Así, resurgió lo que los analistas llaman "la brecha de la brecha". O sea, el margen de diferencia entre la cotización del CCL que se negocia por pantalla formalmente (el segmento PPT: Prioridad Precio Tiempo) y el que se conoce como CCL Senebi (segmento bilateral de negociación), que se pacta mano a mano entre dos partes, libremente. Este viernes, el CCL-PPT finalizó en $440,61, mientras que en el Senebi terminó en $455.

Los analistas plantean que se "bajó artificialmente el precio", dado que bajó fuerte el volumen de operaciones en el segmento intervenido al correr de la cancha a grandes jugadores, por lo cual consideran que el valor luce barato y que no es representativo. Y que el dólar de referencia ahora pasa a ser el que se pacta libremente.

También advierten que no desalienta la dolarización porque las presiones cambiarias no se despejan dado el nivel crítico de las reservas netas que, según cálculos privados, ya son negativas en alrededor de u$s1.000 millones.

Dólares financieros: ¿están en un valor de "hot sale"?

La economista Natalia Motyl evaluó que "hoy los dólares financieros están baratos. Si comparamos los pasivos del BCRA con respecto a las reservas brutas, hoy deberían estar en torno a los $550". A su criterio, "cualquier valor por debajo de $500 es regalado".

Salvador Vitelli, especialista en finanzas y agro, explicó que con la intervención "el BCRA morigera las cotizaciones y el MEP vía pantalla está con bastante diferencia comparado contra el Senebi o el que se puede hacer contra algunos Cedears". Y acotó: "Es un valor que artificialmente lo terminan bajando para atenuar las presiones sobre la divisas".

"Mi postura personal es que me gusta mirar más el CCL del promedio de Cedears, que da un buen indicio de cómo deberían ser las cotizaciones", dijo

Por su parte, Sebastián Menescaldi, director de Eco Go, señaló que "tras el salto de la brecha, hubo medidas y están conteniéndolo. Bajó la presión porque sacaron a los jugadores mayoristas de la cancha PPT, entonces los volúmenes son menores. Eso genera menos volatilidad, y por eso el menor precio". Y afirmó que, por esa razón, ese valor "tiene menos representatividad".

En sintonía, un informe del grupo Invertir en Bolsa (IEB) justificó: "La nueva normativa emitida por la CNV redundó en una abrupta caída del volumen negociado en el segmento PPT y un incremento en el segmento Senebi; por lo que la cotización del CCL y MEP tomado a través de los precios de (los bonos) GD30D y GD30C dejó de ser representativo. Es así que tanto la cotización del CCL y el MEP se desdoblaron siendo la que surja del Senebi la cotización de referencia, ya que es donde se canaliza el mayor volumen de operaciones".

Asimismo, indicó que para el CCL "nuestro benchmark (punto de referencia) con los últimos datos que brinda el BCRA ya se encuentra en niveles de $509, explicado en gran parte, por un aumento significativo de los pasivos remunerados que fueron impulsados por el aumento de la emisión producto del giro de Adelantos Transitorios al Tesoro, la emisión que conlleva el Programa de Incentivos a la Exportación (PIE), y el aumento de tasas que devengan las Leliqs y Pases".

Por su parte, Vitelli calculó que, si se toma como parámetro el stock de pesos que hay en la economía, el valor teórico del CCL se ubica en $515.

El analista financiero Franco Tealdi aseguró que con esta estrategia oficial "hay un subsidio encubierto para cierto sector que quiere dolarizar" y consideró que "el verdadero valor del dólar, obviamente, es aquel libre o el menos intervenido posible, y ese es el Senebi o el CCL vía ADRs o Cedears".

Dólar barato y alerta por las reservas

Tealdi criticó que "esos dólares más baratos le cuestan al Gobierno reservas, que es con lo que interviene por pantalla". Y advirtió que "no es sostenible estar vendiendo dólares escasos a un precio menor de mercado".

Menescaldi concordó que "tenés una calma pero seguís con pronóstico reservado" ante la falta de dólares. Al respecto, el economista estimó que las reservas netas "son negativas en u$s1.000 millones".

En ese sentido, un informe de la consultora 1816 también calculó que con el último pago el jueves al FMI, "las reservas netas ya son negativas en u$s1.000 millones y es el peor registro desde la salida de la Convertibilidad, con la excepción de un par de días al comienzo de la era Macri".

"Sin reservas netas, la clave será seguir monitoreando el stock de depósitos privados en dólares, considerando que la capacidad de vender divisas del BCRA (sea en el MULC o en el CCL) dependerá de la paciencia de esos depositantes", recalcó la consultora. Y precisó que "en las últimas 27 ruedas los depósitos bajaron en u$s1.081 millones, que es un volumen alto. Pero que sigue muy de lejos de lo visto en otras corridas".

Otro operador comentó sobre la estrategia oficial para contener a los dólares financieros que "lo que más me preocupa es que están gastando una enorme cantidad de dólares. Lo que pudimos detectar es como si fueran de organismos públicos, porque si se mira la serie de depósitos públicos del BCRA, se ve que cayeron u$s600 millones en las últimas tres semanas y, aparentemente, eso es lo que estaría utilizándose para intervenir en los mercados".

"Bajan artificialmente el precio, pierden dólares, suman pesos, y esos pesos probablemente luego vayan a formar parte del financiamiento al Tesoro en las próximas licitaciones", agregó.

¿Se desalentó la dolarización?

Un informe de Delphos Investment destacó: "El dólar financiero no llegó a niveles lo suficientemente caros para desalentar la dolarización y alentar las tenencias en pesos. Es por eso que creemos observar por lo bajo un proceso de dolarización que aún continúa, aunque ahora no tiene impacto en las cotizaciones debido a la intervención oficial".

"El problema reside en que los cartuchos con los que cuenta el Gobierno son limitados y, por ende, va a necesitar de refuerzos para contener la dolarización en este nivel, ya que la previa electoral y las condiciones de ‘no overshooting’ juegan a favor de la misma", esgrimió.

En sintonía, Fernando Baer, economista jefe de Quantum Finanzas, remarcó que "la dolarización continúa porque todo esto que están haciendo refuerza el punto que no hay dólares y en algún momento habrá que devaluar, y ante ese escenario que nadie sabe cómo, ni cuándo, el comportamiento intuitivo es dolarizarse, sumale que es un año electoral".

"El gran tema acá es que hay muchos pesos excedentes, y cuando hay tantos pesos dando vuelta la situación tiende a que la gente se deshaga de esos pesos que terminan presionando sobre inflación o sobre tipo de cambio", fundamentó.

A su vez, un broker comentó que "hay demanda dolarizadora porque se acercan las elecciones, y hay muchos pesos dando vuelta", con lo cual estimó que el CCL libre "podría llegar alrededor de los $470-$480, no sería raro pensar en ese precio, no sería un valor de pánico, sino de una situación de dolarización normal para el contexto actual". Y juzgó que "un dólar de pánico sería arriba de $550".

"Al mantener a los dólares financieros artificialmente bajos o que los inversores perciben que están subsidiados, hay dos factores: uno que siguen demandando y el BCRA sigue perdiendo divisas para contener esa suba, y el otro impacto es que le da menos ganas de apostar a cualquier activo en pesos, porque el riesgo está en que en cualquier momento no puedan sostenerlo más y entonces el impacto de una suba abrupta de los dólares libres te licúe rápidamente la ganancia que te pueda proporcionar cualquier activo en pesos", razonó.

Motyl subrayó que "la corrosión del valor del peso por política monetaria expansiva y caída de demanda del mismo, vuelve atractivo al dólar".

Dólares financieros: ¿se disipó la tensión cambiaria?

Baer sostuvo que "es todo muy precario en estas condiciones", y dijo que la persistencia de una calma cambiaria "dependerá de lo que surja de las negociaciones con el FMI, y si hay adelanto de desembolsos, o algún flujo adicional de divisas".

Asimismo, en IEB afirman que "las presiones cambiarias no se disipan, dado que el BCRA no consigue acumular reservas producto de un mal desempeño del dólar agro, y por el momento la única respuesta ha sido restringir aún más el acceso a los importadores al MULC, cuando las deudas por importaciones ya superan los u$s14.000 millones".

"Ante esta situación es posible que aumente la demanda de los dólares paralelos, que continuaría sumando presión a la brecha cambiaria", auguraron. Y enfatizaron que "con una mirada de mediano plazo, creemos que existen fundamentos para que los dólares paralelos sigan un rumbo alcista, teniendo en cuenta el proceso de dolarización de carteras que habitualmente se lleva a cabo a medida que nos adentramos en épocas de definiciones electorales, cuando además el BCRA cuenta con casi nulo poder de fuego para intentar contener los dólares financieros".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE