"Kelly" Olmos, a favor de reducir la jornada laboral: "El mundo debería orientarse en ese sentido"

POLÍTICA 05 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
543623

Uno de los últimos debates que se instaló alrededor de todo el mundo tiene que ver con la reducción de la jornada laboral. No son pocas las empresas que ya optaron por reducir la cantidad de días laborables de la semana principalmente en Europa. En ese marco, hoy el Gobierno nacional sentó una postura favorable al debate.

Fue por medio de la ministra de Trabajo Raquel "Kelly" Olmos, quien se expresó a favor de este modelo y aseguró que "se podría ir avanzando a través de los convenios colectivos".

Fue durante una entrevista en Radio Provincia donde explicó que su postura no tiene que ver con avanzar de manera general con todos los sectores sino que con aquellos que lo permiten. Concretamente sostuvo que "se puede trabajar el tema en aquellas actividades donde la productividad y las condiciones lo permiten".

Consultada sobre el tema, la funcionaria explicó: "El mundo debería orientarse en ese sentido. Nosotros tenemos un mecanismo para ir avanzando en ese sentido que son los convenios colectivos de trabajo por sector. Todo lo que trabajadores y empresarios acuerden desde el punto de vista de condiciones de trabajo se puede plantear ahí".

La funcionaria no es la primera dirigente del Frente de Todos que se posiciona a favor de esta idea. Semanas atrás, cuando se conoció que Reino Unido implementaría la semana laboral de cuatro días a partir de una prueba piloto, el diputado nacional del frente de todos Hugo Yasky también miembro de la CTA fue uno de los que alzó la voz a favor de la reducción.

El diputado nacional Hugo Yasky, en agosto del año pasado, había presentado un proyecto de Ley con el objetivo de reducir la jornada laboral a 40 horas semanales. Aunque en su momento no tuvo consenso, Pianelli considera que es el momento para debatirlo.

Semana laboral de 4 días: desconectar de la rutina y recargar energía

El "BriteBreak Friday" -como la compañía denomina a este beneficio social- proporciona a cada empleado" tiempo para desconectar de la rutina y recargar energía", apuntaron y remarcaron que "esta medida se suma a los beneficios que la plataforma ofrece a sus trabajadores para mejorar su calidad de vida y potenciar su conciliación laboral y familiar".

Vanesa Boulet, Talent Manager de Eventbrite, sostuvo que "es muy importante ya que se empieza el mes con otra mentalidad. Sabes que sí o sí vas a tener un fin de semana largo para dedicarlo a cosas para las que durante la semana quizás no tengas tanto tiempo. Mientras que el mundo a mi alrededor sigue avanzando con su rutina, puesto que es un viernes normal para ellos, sé que mi día va a ser relajado y voy a poder dedicar ese tiempo a mi bienestar".

A principios de año, el gobierno de Bélgica permitió concentrar la jornada laboral en cuatro días (en vez de cinco) sin reducir la carga horaria semanal. La iniciativa disparó la discusión en la Argentina.

¿Es posible implementar la jornada laboral de 4 días en Argentina?

En la Argentina esto todavía parece ser una opción para pocos y a futuro. Lo cierto es que ya hay propuestas con ideas concretas para avanzar en una nueva ley por la cual los empleados puedan trabajar menos horas por el mismo sueldo.

"Las propuestas que se presentaron en el Congreso plantean modificar una ley 11.544, sancionada durante la presidencia de Irigoyen, hace más de 90 años, en la que se ponía un tope en 48 horas laborales. Las modificaciones a esa antigua ley plantean establecer un tope en 40 horas. En síntesis, una probable modificación en ese sentido no generaría casi cambios, ya que por costumbre el límite de 40 horas se ha establecido de hecho", analiza Luis María Cravino, director de las certificaciones en People Analytics y Desarrollo Organizacional del ITBA.

A criterio del experto, el mayor debate sería si se reduce la jornada de 8 a, por ejemplo, 6 horas o bien se achica la cantidad de días laborales, pasando a que sean 4 de trabajo y generar un nuevo fin de semana de 3 días. Ese es el debate debería darse, si bien el presidente Alberto Fernández desestimó darles tratamiento durante las sesiones legislativas de este año.

"Las experiencias que se han realizado en muchos países dan como resultado que una menor cantidad de horas de trabajo incrementa la productividad laboral, mejora el compromiso y bienestar de los trabajadores y genera menor ausentismo tanto en enfermedades como en ausentismo injustificado", suma Cravino.

Trabajar menos por mismo sueldo: en Europa se aplica

"En Europa hay países que ya lo implementaron, en nuestra región aún no (por lo pronto, Colombia ya tiene ley y en Chile se dio la discusión se dio abiertamente). Hay que mirar a los que ya lo hicieron y entender si otros países que tienen culturas parecidas a nosotros lo encararon para ver cuán fácil puede ser la adopción. Claramente, el aprender de otros es clave para acelerar el proceso y asegurarnos de hacerlo e la forma más eficiente posible", dice Cecilia Giordano, CEO de la consultora Mercer.

Y agrega: "Miraría las mejores prácticas de los países que ya lo han hecho y qué repercusión ha tenido en su Producto Bruto Interno (PBI) y aprendería de ellos. Tendría en cuenta los intereses de todas las partes involucradas y como juega en pro de una Argentina que necesita generar empleo y ser sustentable".

"Hay modos de aplicar estas medidas levemente, como para tener una experiencia inicial y luego extenderlas a una mayoría. Por ejemplo, hacer un ensayo con un sector, evaluar los resultados e ir aplicando las mejores prácticas a otros. De hecho hay empresas multinacionales que lograron reducir algunas horas de su jornada laboral y las sostienen hace muchos años", cuenta Rodrigo Blanco, CEO y fundador de Aliancers.

Evidentemente instalar de golpe estas medidas pueden traer conflictos que, según este especialista, podrían suavizarse "si se implementan gradualmente por medio de un ensayo y que afecte a una muestra menor de la población económicamente activa".

Menos horas, más datos

Estos "experimentos", indica el directivo del ITBA, "se irán profundizando con el tiempo y sería muy relevante que se midan desde una perspectiva científica". Con el fenómeno en curso de la Gran Renuncia, en la que muchas personas deciden abandonar sus puestos de trabajo, es posible que nuevas propuestas ayuden a reducir esta tendencia y reaviven la motivación que parece que muchos perdieron.

Y Cravino concluye: "Sería muy difícil pronosticar si una menor cantidad de horas de trabajo contribuya a la generación de nuevos puestos de trabajo. En general, la generación orgánica del empleo se vincula más con condiciones macroeconómicas que microeconómicas. Sin embargo, en la economía 24x7, como es el caso de la industria de la salud, es posible que una reducción de jornada o de días laborales requiera más personal".

 

 

Con información de www.iprofesional.com

Te puede interesar