Agustín Rossi: "Que parte de la política no condene un intento de magnicidio legitima a grupos de extrema violencia"

POLÍTICA 13 de noviembre de 2022 Por Agencia de Noticias del Interior
rossi

En el marco del encuentro “InJusticia. El lawfare en Argentina y Latinoamérica”, Agustín Rossi expuso sobre el vínculo del lawfare, el crecimiento de los discursos de odio, el surgimiento de grupos extremistas violentos de derecha y su relación con la persecución mediática y judicial a referentes populares como Cristina Fernández de Kirchner y Lula Da Silva. De la charla también participaron Griselda Tessio, Juan Lewis y Carlos del Frade.

En su exposición, Rossi trazó la conexión entre los discursos de odio y el surgimiento de grupos extremistas violentos de derecha: “Lo primero que tenemos que decir es que nunca se aplicó el lawfare a un dirigente de derecha, sino a los progresistas. Los que son perseguidos con la utilización del poder judicial son los dirigentes progresistas y lo que se va generando con el auxilio de los medios de comunicación es la estigmatización de esos dirigentes progresistas, que derivan en discursos de odio y los mismos después derivan en lo que sucedió frente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”.

En ese sentido, Rossi continuó: “Lo que sucedió con Cristina Fernández de Kirchner es un proceso que no solamente se está dando en Argentina sino en los principales países del mundo, entre ellos, fundamentalmente, en EEUU”.

Sobre este punto recordó el reciente atentado del que fue víctima la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, donde una persona ingresó a su domicilio y atacó a su marido. Allí, convocó a reflexionar a la dirigencia política: “Esto que está creciendo en el mundo merece una mirada muy atenta de parte del conjunto de los dirigentes políticos democráticos”.

En otro tramo de su exposición, Rossi se refirió al rol de la oposición luego del atentado a la vicepresidenta: “Pasó desapercibido que Bullrich no haya condenado el intento de asesinato a CFK. Pero yo digo comparemos, si en el año 1987 Antonio Cafiero que era el presidente del Partido Justicialista no hubiese condenado la asonada carapintada de Semana Santa de 1987. No solamente la condenó, sino que estuvo al lado de Alfonsín. Ese hecho significó que los posteriores alzamientos carapintadas siempre tuvieron menos repercusión”.

Y remarcó: “Que un sector de la política no condene un intento de magnicidio lo que hace, en algún lugar, es legitimar el accionar de estos grupos extremistas violentos de derecha”.

El interventor de la AFI también se refirió a la denuncia que el organismo a su cargo realizó contra el grupo extremista violento de derecha Revolución Federal. Allí, resaltó algunos puntos del procesamiento dictado por el juez Federal Martínez de Giorgi y remarcó la importancia de investigar la conexión entre Revolución Federal y el grupo que intentó matar a CFK.

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar