Senado: la oposición no dará quórum, pero el oficialismo tiene el número para debatir el temario de las extraordinarias

POLÍTICA Por David Cayón*
M5KHW7NZCBDHBE2FYJOLZXZGLY

Finalmente, el Congreso de la Nación empezará a trabajar en los temas para las sesiones extraordinarias. El Gobierno publicó el decreto que llama a los legisladores a sesionar durante el verano y en el paquete de 27 temas hay algunos que implicará que los senadores vuelvan a sus despachos el 23 de enero.

Según el decreto que firmó el Ejecutivo, entre los temas hay algunos que tienen que ser debatidos por el Senado ya sea porque es la Cámara de inicio o porque ya cuentan con media sanción en Diputados.

En el temario que envió la Casa Rosada se destacan dos puntos. Uno tiene que ver con el Tratamiento del Acuerdo requerido para designar al Procurador General de la Nación, en donde se mantiene como única opción el pliego del juez Daniel Rafecas. En segundo lugar, el tratamiento de otros acuerdos requeridos a la Cámara alta, que se refiere a ascensos militares, tema que suele generar rispideces.

Algo que también genera mucha discusión con la oposición es el proyecto de creación del Área Marina Protegida Bentónica “Agujero Azul”, que cuenta con media sanción en Diputados. En Juntos por el Cambio se oponen porque en esa zona es donde descansan los restos del submarino ARA San Juan y los discursos suelen apuntar a las responsabilidades del ex presidente Mauricio Macri y sus funcionarios.

Pero, además, el Senado tiene entre sus temas, que ya tienen media sanción de Diputados, la ley sobre alcoholemia cero para la conducción de vehículos; el proyecto tendiente a establecer el Sistema Nacional de Residencias del Equipo de Salud; modificaciones a la Ley de Promoción y Fomento de la Innovación Tecnológica N° 23.877; la modificación de la Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad N° 24.660 y los permisos para que el Presidente pueda ausentarse del país durante el año 2023.

Una situación similar pero con ventaja

En la Cámara de Senadores el accionar de Juntos por el Cambio será el mismo que en la Cámara de Diputados. No van a asistir a ninguna de las comisiones ni a las sesiones hasta que no se retire el proyecto de pedido de juicio político contra los miembros de la Corte Suprema de Justicia.

Lo había adelantado el senador y líder de Evolución radical, Martín Lousteau, y luego lo tomó la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio y lo hizo extensivo al resto de los miembros en el Parlamento.

Mientras tanto, en el interbloque del Frente de Todos recién están empezando a diagramar la estrategia. Según comentó un alta fuente del Senado, hasta ahora hubo pocos contactos entre los legisladores y la Casa Rosada y en las próximas dos semanas empezará el trabajo fino.

Uno de los puntos a resolver es cuál será la posición del Frente de Todos respecto al pliego de Rafecas. Hasta ahora, el oficialismo no hizo ningún esfuerzo por darle tratamiento. Tanto es así que desde Juntos por el Cambio cambiaron su tesitura y en un momento adelantaron que iban a apoyar al juez para intentar mostrar que el pliego no se trataba por las internas entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

Hoy, el Frente de Todos podría avanzar con el tratamiento del pliego en Comisión y llevarlo al recinto para exponer a Juntos por el Cambio, que había dicho que iba a aportar los votos, pero que ahora aseguró que no está dispuesto a debatir.

“Tenemos los votos para sacar los ascensos militares, pero no los dos tercios que se necesitan para aprobar al Procurador”, explicaron desde el Frente de Todos en alusión a que se necesitan 48 votos y el oficialismo tiene 35. Sumando a los senadores opositores que no son de JxC, alcanzaría los 38. Necesita 10 que sean del radicalismo o del PRO.

En ese escenario, el Frente de Todos avanzaría con los temas hasta donde el número le permita. Con la totalidad de los senadores recuperados -José Mayans estaría en condiciones de volver a trabajar- más el apoyo de Alberto Weretilneck, Clara Vega y Magdalena Solari Quintana, tendría el quórum necesario para aprobar alcohol cero y el resto de las leyes.

“Estamos solos, dicen que les interesa los tema de la gente pero no les importa. No van a ir al recinto”, resumió una fuente oficialista encargada de llevar adelante las negociaciones tanto hacia adentro del bloque como con la oposición.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar