Castellano no soportó la presión de Darío Cocco y bajó el tono de la discusión

multimedia.normal.8a7699fd36a73f6a.30372d4d756e69636970696f2053454f4d5f6e6f726d616c2e77656270

Tras las graves denuncias efectuadas por la conducción del SEOM y sus delegados sobre las precarias condiciones laborales en las que desarrollan sus tareas los agentes municipales, que incluso pone en riesgo servicios esenciales como la recolección de residuos o la actuación de inspectores en siniestros viales, el Municipio buscó retomar la iniciativa con un encuentro entre el propio intendente y su gabinete ampliado con Darío Cocco, titular del gremio, con la premisa de avanzar en un plan de trabajo para dar respuesta a los reclamos. 
El propio intendente, Luis Castellano, quien soporta el mayor peso de las críticas por una supuesta "desatención" de las demandas del SEOM para mejorar las condiciones de trabajo del personal municipal, se sentó a la cabecera de una amplia mesa en el Auditorio del sindicato junto a Cocco. La foto que dejó el encuentro no mostró demasiadas sonrisas, lógico luego de las tensiones generadas en la última semana a partir del protagonismo de los delegados, que dejaron en evidencia al jefe del Ejecutivo Municipal y a cada uno de los secretarios por el "destrato" pese a los pedidos. 
El Ejecutivo busca equilibrar la balanza con el Concejo, que a partir de la mayoría opositora buscó exponer la falta de políticas de capital humano por parte del gabinete municipal. Incluso el presidente del cuerpo legislativo, Germán Bottero, reveló que en el Presupuesto 2023 no hay partidas asignadas para mejorar la infraestructura municipal a excepción de los fondos que se destinarán para restaurar el techo del Museo Histórico. "Ningún secretario vino en diciembre, cuando se discutía el Presupuesto, a pedir partidas específicas para mejorar las condiciones de trabajo", declaró el jueves tras la cumbre entre el SEOM y los diez concejales rafaelinos. 
Según se informó, el encuentro entre integrantes del Departamento Ejecutivo Municipal y representantes gremiales de los empleados y empleadas del municipio que se llevó a cabo ayer en el SEOM tuvo como "objetivo trabajar en acciones que le ofrezcan mejores condiciones a quienes desempeñan tareas laborales en la órbita estatal de nuestra ciudad".
Asimismo, desde el Municipio indicaron que "el intendente Castellano y el secretario General del SEOM, Darío Cocco, dialogaron sobre varios temas y destacaron que este tipo de acuerdos con base en el diálogo permite observar que tanto el Estado como el gremio cuentan con la capacidad necesaria para generar un compromiso que lleve a avanzar en un cambio cultural y mejoras que beneficiarán a los trabajadores y trabajadoras".
Al respecto, se "destacó la puesta en marcha de diferentes mesas de trabajo que permitirán discutir sobre distintos aspectos relacionados con el convenio colectivo de trabajo, revisar detalles y renovar los procesos que sean necesarios para el bien común de los y las agentes".
"Es importante remarcar que distintas áreas del Municipio comenzaron esta semana con trabajos acordados en encuentros previos y en el contexto del acta acuerdo enmarcado en el plan Potenciar Capital Humano firmado entre Castellano y Cocco" el pasado 8 de febrero, agregó la comunicación.
Al término del encuentro, Cocco calificó al mismo como “positivo porque estamos trabajando en la construcción de un Municipio para todos, conteniendo a las y los trabajadores para que puedan dar lo mejor para la ciudad”.
Por su parte, el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti, coincidió con el dirigente gremial al considerar que la reunión "fue muy positiva" a la vez que admitió que "en los últimos días mantuvimos varios encuentros con el personal en los que hemos escuchado y tomado nota de los reclamos y vamos a trabajar para ir encontrando soluciones a todos los planteos". "Hay decisión política para ello y vamos hacia un cambio en la cultura del trabajo, abordando cuestiones de infraestructura, nuevas relaciones de trabajo e incluyendo procesos de innovación. El objetivo es prestar mejores servicios a la comunidad y entre todos los vamos a lograr", completó el funcionario.
Por último, el jefe de Gabinete, Marcelo Lombardo manifestó que "este es el desenlace lógico de un proceso de diálogo, hay una instancia de conversaciones permanentes entre la organización gremial y el Intendente". En tal sentido, también remarcó que "hay un diálogo interno entre quienes formamos parte del Gabinete, por lo tanto, todo está tomando un tinte ejecutivo para que se cristalice en respuestas, entendemos que esto beneficiará tanto a trabajadores como a vecinos".
Por ahora el Ejecutivo evitó asumir responsabilidades ante un conflicto que le estalló sorpresivamente y opta por enfocarse en el futuro con un plan de acción para corregir errores que nadie vio venir en términos políticos. 
De todos modos, puede haber nuevos dolores de cabeza: en la oposición anotaron con resaltador las denuncias efectuadas por el cuerpo de delegados en el marco de la reunión institucional del jueves sobre irregularidades con horas extras de personal municipal, en especial encargados de área. "Es grave, hay que investigar, puede haber delitos con los fondos de los contribuyentes. El Ejecutivo tiene una Secretaría de Auditoría, Evaluación y Transparencia que entra en crisis a partir de este planteo realizado por el propio personal municipal ante los concejales y las autoridades del SEOM", dijo ayer un edil opositor.  

Fuente: La Opinión

Te puede interesar