Pullaro: "Perotti deja una provincia con muchos retrocesos, principalmente en seguridad"

POLÍTICA 23/04/2023 Agencia de Noticias del Interior Agencia de Noticias del Interior
maximiliano-pullaro-entrevista-la-capital-editjpg

Lanzado hace casi un año y medio a la carrera por la Gobernación, este jueves Maximiliano Pullaro lanzó formalmente su candidatura. Al frente de un acto austero transmitido por redes sociales, el presidente del bloque radical en la Cámara de Diputados de la provincia buscó acentuar sus atributos camino a las Paso de Unidos para Cambiar Santa Fe, de donde saldrá probablemente el próximo gobernador de la provincia. “Es un momento para personas con carácter, conocimiento, experiencia de gestión y equipos. No alcanza con tener buenas intenciones, ser bueno o ser honesto; no es un valor agregado”, señala.

Pullaro señaló que “si hay un gobierno que se pelea con los porteños, Santa Fe tiene una potencia única”, advirtió que la administración de Omar Perotti deja a la provincia “con muchos retrocesos” y remarcó que la lista de nombres para ocupar el ministerio de Seguridad en un futuro gobierno es reducida. “No es para cualquiera”, planteó.

—Es el primer candidato de Unidos que presenta su candidatura: ¿el que pega primero pega dos veces?
—Queríamos mostrar que nos venimos preparando en profundidad desde hace un año y medio. Hace 15 meses que vengo recorriendo la provincia de Santa Fe. Fui a los pueblos, a las ciudades, tengo el conocimiento cabal de lo que sucede en cada punto de la provincia. Sabemos lo que pasa con los productores de trigo, de maíz, de soja, de girasol, de caña de azúcar y de arroz, y también con la industria, la educación, la salud, con las principales obras que tienen que llevarse adelante en Santa Fe. Era importante mostrar que estamos preparados para gobernar y que Santa fe puede cambiar.

—¿Por qué eligieron este tipo de acto?

—Nos pareció que era importante llegar a la gente con un mensaje muy claro sobre seguridad, producción y administración eficiente de los recursos del Estado y encontramos este formato que usamos en la pandemia. Entre las tres plataformas se conectaron más de dos mil personas, y sale muy caro hacer un acto con esa cantidad de gente.

—La consigna central del acto fue “Santa Fe puede”. ¿Está viendo resignación en la sociedad?

—Veo mucha potencia desaprovechada. Tenemos una oportunidad muy importante, que es poner en marcha a la producción, a la industria, al campo. El gobierno nacional le pone un pie en la cabeza permanentemente a la provincia y a veces eso detiene las expectativas. Si hay un gobierno que defiende los intereses de Santa Fe, se pelea con los porteños, da los debates que tiene que dar, tiene carácter y no se somete, Santa Fe tiene una potencia única. La industria lechera, metalmecánica y del biodiesel son únicas, pero necesitás gobiernos que defiendan en serio la producción.

—¿Qué provincia deja Perotti después de estos cuatro años de gobierno?

—Con muchos retrocesos, principalmente en materia de seguridad. Por eso tenemos que ser muy cuidadosos con que los eslogan no tapen los ejes de campaña y que los ejes de campaña tengan sustancia. Últimamente nos hemos acostumbrado en la política a que se hable en modo Twitter, a ver quién dice el eslogan más potente. Necesitamos que ustedes como periodistas nos escarben para ver la sustancia de cada candidato, sus equipos, sus proyectos y su carácter, para ver si estamos preparados para los desafíos que tiene la provincia de Santa Fe.

—Más allá del debate sobre las propuestas, ¿cree que la cuestión del liderazgo va a ser central en la campaña?

—Estoy convencido de que es un momento para personas con carácter, conocimiento, experiencia de gestión y equipos. No alcanza con tener buenas intenciones, ser bueno o ser honesto; no es un valor agregado, debería venir de suyo. Lo que tenemos que hacer los santafesinos es evaluar es quién realmente tiene los programas, el carácter y la personalidad para enfrentarse en serio al gobierno nacional. Hoy vivimos en un país unitario, que extrae los recursos de Santa Fe y los vuelca al conurbano bonaerense. El año pasado exportamos por 19.163 millones de dólares, el 21,3% de las exportaciones a nivel nacional. Y nada de eso volvió. Necesitamos un gobernador con carácter, que no es gritar fuerte o pelear, es tener la capacidad, las condiciones políticas y la experiencia de gestión para que sedimente un proyecto político de provincia y sea líder en la Región Centro. No hay muchos preparados para eso.

—¿Está preparada Losada?

—No me vas a escuchar decir una palabra negativa de ninguno de mis adversarios a la elección interna. Sí puedo decir que no alcanza con ser bueno y tener buenas intenciones.

—En el acto señaló a Lifschitz como el mejor gobernador de la provincia, ¿va a estar en discusión la herencia política del Frente Progresista?

—Es una nueva etapa en la provincia y el Frente Progresista cumplió su ciclo. Por eso hoy confluyen sus partidos en un frente político más amplio. Nadie me puede negar que fui el ministro que más cerca estuvo de Lifschitz durante sus cuatro años, que me fue a buscar con 40 años para administrar el lugar más difícil que tenía la provincia de Santa Fe. Eso nadie me lo va a quitar.

—El martes se presenta el nuevo frente. En el medio hubo chispazos, tironeos, diferencias, ¿pensó en algún momento que el proceso podía desbarrancar?

—No, siempre hubo certeza de que el camino era común. Y eso estuvo bueno siempre, porque muestra a muchos partidos políticos no sólo con la vocación de mantener una posición política, sino también de gestionar y de cambiar. Esa ha sido una característica del peronismo y ahora la oposición tiene una actitud diferente. Es un valor que nunca más tenemos que entregar.

—¿Quien gane la Paso de Unidos es el próximo gobernador? ¿O la elección con el peronismo puede ser competitiva?

—La cuestión es mostrarle a la sociedad que vamos a gestionar mejor. El desafío es que la ciudadanía pueda ver la sustancia de cada candidato, el recorrido, su perfil, sus equipos, y esa discusión es contra el peronismo, no entre nosotros.

—Por ley, tiene que completar la fórmula con una mujer. ¿Va a ser radical o del PRO?

—No tenemos el nombre, pero sí el criterio: va a ser una mujer del centro-norte que represente al campo, a la industria, en el próximo gobierno provincial. En principio va a ser de otro partido político, pero no lo tenemos resuelto.

—En su acto la referencia en Rosario fue Gabriel Chumpitaz. ¿Va a ser él el candidato a intendente? —Gabriel es una figura que puede ser candidato a intendente o bien puede estar en el próximo gabinete. No hay muchas personas que tengan el perfil y el volumen que hay que tener en los temas difíciles. Muchos tiran eslóganes pero después son pocos los que se involucran. Te tenés que bancar que te amenacen Los Monos o que te tiren 19 balazos y te dejen un cartel como los narcos hicieron conmigo. No es para cualquiera. Estamos trabajando en una complementariedad de mi perfil. Tiene que ser una persona que trabaje con el gobierno provincial y le dé orden a esa ciudad. Se puede hacer mucho desde la municipalidad.

—¿Javkin podría haber hecho más en estos cuatro años?

—No quiero hablar mal de Pablo, siento que la pandemia lo condicionó de tal manera que no lo dejó mostrar su potencial. Sólo voy a decir que necesitamos un perfil de intendente que ordene la ciudad.

—¿Cómo está viendo la situación de Juntos por el Cambio, donde hay una discusión fuerte por el liderazgo?

—Las discusiones que son de cara a la sociedad son buenas, no malas. A diferencia de lo que piensan muchos, antes también había discusiones, pero se daban entre cuatro paredes. Nuestro espacio político ha abierto las discusiones a los ciudadanos, en función de los distintos perfiles para el futuro gobierno. Hoy tenemos cuatro candidatos en Juntos y voy a estar donde esté la síntesis del radicalismo, porque soy un hombre del partido.

—¿Cómo analiza el anuncio de Albero Fernández de que no irá en busca de la reelección?

—El fracaso del modelo populista no se puede esconder detrás de la renuncia de Alberto. Es el fracaso de un modelo que gobernó la República Argentina en 16 de los últimos 20 años. Tomaron el país con superávits gemelos y nos dejaron con la crisis inflacionaria más importante de los últimos años, déficit fiscal, concentración de la riqueza y la pobreza más alta de los últimos 22 años.

 

Con información de La Capital, sobre una nota de Mariano D'Arrigo

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE