Juan Pablo Poletti: "Estoy convencido de mi independencia"

Tras nueve años al frente del hospital público más grande del centro-norte santafesino, Juan Pablo Poletti (53) colgó la bata y saltó a la arena política. Quiere ser intendente de la capital provincial y para eso va a competir dentro del frente Unidos para Cambiar Santa Fe contra el actual intendente Emilio Jatón y la radical Adriana Chuchi Molina. Llega con el respaldo de una parte de la UCR, el PRO y elogios mutuos con Carolina Losada, pero no suelta la ficha de “independiente”.

-¿Por qué dio el paso a la política?
-No fue una decisión difícil para mí, me llevó varios meses, lo hablé mucho con mi familia, pero lo hice convencido de que hay que involucrarse para poder cambiar las cosas, que los cambios se hacen desde adentro. Me habían convocado de seis o siete espacios distintos, entonces ya no podía decir que no lo hacía porque no coincidía con el partido que me había llamado. En definitiva, fue dejar de quejarme y de tener miedo a meterme en política. Mi experiencia en el hospital es que formando buenos equipos se puede llegar a metas importantes. Hay que buscar metas concretables y salir a darle respuestas que la gente.


-¿Eso hoy no pasa en Santa Fe?
-A veces vemos que se hace una obra pensando en las próximas elecciones, o pensando en el puesto que vendrá después, y no como respuesta a lo que el ciudadano necesita. Por eso también quise ser precandidato a intendente y no para un puesto legislativo, que a pesar de poder ganar más dinero no puede resolver tantas cosas, o necesita de muchos más acuerdos. El intendente puede cambiar la vida del vecino día a día.

 
-¿De todos los espacios que lo llamaron, por qué se decidió por el radicalismo?

-No soy radical, no estoy afiliado a ningún partido político, mis padres tampoco lo estaban. Lo que decidí es participar de la alianza Unidos para Cambiar Santa Fe porque me pareció que ese espacio, del que participan nueve partidos, me permite como independiente tener pluralidad de voces. La lista de concejales la encabeza el PRO, sigue UCR, en el cuarto lugar hay alguien del Peronismo Federal, hay del GEN también. Busco que todos los espacios políticos nos sentemos en una mesa y que del disenso salga un consenso que sirva. Trabajé con tres gobernadores y con cinco ministros de Salud de distintas ramas políticas, y estoy convencido de mi independencia. Sí estoy feliz de las adhesiones que uno va encontrando en este camino, de distintos espacios que se adhieren a mi candidatura, pero sin atadura a ninguna en particular. Al vecino no le importa si le juntan la basura con la izquierda o la derecha, le interesa que le junten la basura.

-¿El sector de Barletta era el que le garantizaba esa mayor independencia?

-En un principio me reuní con Mario Barletta y Sebastián Mastropaolo, después con Betina Fiorito, con el equipo de Maximiliano Pullaro, no creo haberme atado a ninguno, aunque sí elegí dentro del frente acompañar la candidatura de Carolina Losada como gobernadora, porque creo que tiene valores claros, transparentes y de trabajo. Y en la línea de Hugo Marcucci Senador, Dionisio Scarpín para diputados y Mastropaolo para el Concejo, pero a todos les dije lo mismo: sin ataduras y tratando de mantenerme con independencia.

-¿Quién es su mayor competidor en esta interna?

-Sin lugar a duda el intendente Emilio Jatón, que cuenta con toda la estructura del oficialismo. Pero yo estoy muy tranquilo con lo que puedo ofrecer, vengo de afuera de la política, en este mes y medio ya recorrí 35 barrios. Me estoy encontrando con los vecinos y estoy feliz con el recibimiento. Hay un reconocimiento de la gente de estos nueve años al frente del hospital más grande de la provincia, eso hace que uno tenga experiencia en gestión, en solucionar problemas todos los días, a trabajar 7 por 24 sin cansancio, con una pandemia de por medio. Nuestra estrategia es caminar y visitar barrios. Yo conocí su realidad en el hospital, cuando llegaban heridos de arma blanca, de arma de fuego, por accidentes. Ahora es al revés, yo estoy yendo al corazón de los barrios para ver cómo podemos articular acciones para que no se produzcan esos accidentes, para bajar la inseguridad.

-¿La discusión provincial se va a colar en la elección local?

-Para darle batalla a la inseguridad es clave tener en el espacio una referente provincial que puede ser la próxima gobernadora. En tema seguridad, la Municipalidad no puede hacer oídos sordos. La luz, el desmalezamiento, también son formas de prevención y si uno tiene una gobernadora que apoye la gestión municipal, como es en nuestro caso con Carolina, vamos a poder trabajar muy bien.

Con informacion de Letra P, sobre una nota de Gabriela Albanessi

Te puede interesar