Dólar: los mercados descuentan que la primera parte del 2023 será adversa para las reservas

ECONOMÍA Por Agencia de Noticias del Interior
banco-central-reuterswebp

Los mercados comienzan un nuevo año pero continúan los mismos problemas ya que la alta inflación, el déficit fiscal y las reservas del Banco Central (BCRA) serán factores a seguir de cerca también en 2023.

Luego de captar dólares de las exportaciones sojeras a un tipo de cambio especial, los analistas descuentan que la primera parte del 2023 será adversa para las reservas, sin obviarse un refuerzo en la presión cambiaria frente al atraso en las cotizaciones con relación al alza de precios minoristas.

La bolsa porteña viene de ser estrella mundial con alza del 142,02% el año pasado en pesos, mientras que durante este primer bimestre no se descarta una reducción en la tasa de referencia del BCRA.

Economistas y analistas opinan sobre la situación de la Argentina, con un lunes que proyecta menor liquidez por un feriado en los mercados de Estados Unidos: "Con el 'dólar soja II' cerrado, los operadores anticipan una menor oferta de divisas hasta la próxima cosecha, encima con el riesgo que representa la sequía (climática), por lo cual las ventas del banco central podrían volver a escena y así presionar las reservas", proyectó el economista Gustavo Ber.

"La base de los problemas actuales de Argentina es la pérdida de financiamiento, y al tratar de solucionar los problemas con pocas herramientas, se van creando otros problemas, uno de los cuales es la emisión", reflexionó Javier Timerman de Adcap Grupo Financiero.

"Esto va a parar cuando se pueda pasar de un proceso vicioso a uno virtuoso. Eso va a pasar cuando llegue la inversión" al país, dijo.

Atención sobre las reservas

"La meta de reservas netas de diciembre estaría cumplida con los ingresos de divisas de la semana pasada, lo que brinda cierta tranquilidad de cara a la próxima revisión del acuerdo con el FMI", reportó Delphos Investment.

Sostuvo que "sin embargo, en enero y febrero volverían las tensiones en el mercado cambiario derivadas de la reducción de las exportaciones de trigo, los pagos diferidos de importaciones, el déficit en la cuenta de servicios y el pago de servicios de deuda 'hard dollar' el 9 de enero".

"Al desequilibrio macroeconómico argentino se suma el fin del régimen del 'dólar soja' y la sequía (climática) que afectará las futuras liquidaciones del campo. Todo esto vuelve a poner a las reservas del banco central en la mira hacia adelante, con el contexto de un año electoral (2023) de fondo", sostuvo la app financiera Banza.

"El Gobierno comienza el año con una propuesta de canje de deuda a mitad de esta semana, al estilo de otras ejecutadas en 2022, con la idea de postergar vencimientos para cumplir metas comprometidas básicamente con el FMI", explicó un agente bancario.

"Si no se produce un golpe de suerte muy favorable, antes de mediados de este año 2023, podrían producirse serios problemas financieros. La solución de fondo sería contar con un superávit de la balanza corriente y del fisco por cifras de ese orden", subrayó VaTnet Financial Research.

"En medio de turbulencias económicas es que asume Sergio Massa al frente del Ministerio de Economía a principios de agosto, decidido a profundizar el rumbo previo de la política económica frente al imperante objetivo de apaciguar la inminente crisis y evitar una devaluación desordenada", dijo la consultora Ecolatina.

Agregó, como reseña del 2002, que "en el marco de este giro pragmático, se fueron anunciando políticas a lo largo del periodo agosto-diciembre en base a tres principales aristas: fortalecer el mercado de deuda en pesos y reducir el exceso de demanda en el mercado cambiario, y, por otro lado, frenar el shock inflacionario".

"Para cumplir las metas con el FMI, el Gobierno hizo una cuestionable contabilización de lo erogado por el (llamado) 'dólar soja'", advirtió un informe de la Fundación Libertad y Progreso.

 

 

Con información de www.ambito.com

Te puede interesar