Alquiler mata bolsillo: junio iniciará con subas de tres dígitos y prevén valores récord tras vencimiento de contratos

ECONOMÍA 27/05/2023 Patricio Eleisegui*
549255

Los saltos históricos que vienen protagonizando los alquileres a partir de la ley vigente romperán una marca impensada a principios del mes de junio: por primera vez en décadas, harán gala de una suba del 100 por ciento para quienes deben cumplir con el ajuste anual. Pero desde el ámbito de los comercializadores anticipan que el escenario se hará aún más duro para quienes afronten el vencimiento de sus contratos. El número de unidades disponibles para acuerdos extensos apenas representa el 6 por ciento de los pocos inmuebles que integran la oferta locativa.

Desde entidades como el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI) anticiparon a este medio que la suba que viene romperá todas las marcas alcanzadas hasta el momento. Y que la perspectiva es aún peor en tanto el Gobierno sigue sin discutir la posibilidad de cambiar la normativa vigente.

Al mismo tiempo, en la organización pronostican un aumento también de envergadura para quienes inicien un contrato de alquiler. Señalan que las pocas unidades disponibles en el mercado también acumulan una suba anual superior al 100 por ciento.

Quienes busquen un departamento para alquilar en el segundo semestre deberán desembolsar cerca de 95.000 pesos por un monoambiente o algo más de 100.000 pesos para acceder a una unidad de dos ambientes. Por supuesto, estos montos no incluyen las expensas y rigen para los pocos inmuebles disponibles en un contexto en el que la oferta exhibe una caída interanual superior al 60 por ciento.

Con poca oferta, se esperan subas del 100% en alquileres

"Nuestras estimaciones prevén un incremento del 100 por ciento en los ajustes para aquellos alquileres que deben actualizarse el 1° de junio", dijo a iProfesional Marta Liotto, presidenta del CPI.

"Esto muestra claramente la durísima realidad que sufrimos en el sector. Estamos ante una situación gravísima en lo que respecta al stock de inmuebles en alquiler, con una oferta prácticamente nula en la Ciudad de Buenos Aires, a lo que se suma la difícil situación económica del país", agregó.

La directiva remarcó que, a la par del ajuste mensual que viene, se aproximan los vencimientos de los primeros contratos celebrados en el marco de la actual ley de alquileres. La normativa en cuestión comenzó a tener vigencia a partir de julio de 2020.

"Esto hará que debamos prepararnos para aumentos aún mayores cuando arranque el segundo semestre. Habrá subas por demás de significativas cuando comiencen a firmarse nuevos contratos por las propiedades que ya cumplieron los tres años de alquiler", afirmó.

Los nuevos contratos, con valores por las nubes

Respecto de los nuevos valores para estos departamentos que "volverán" al mercado, un informe reciente de Reporte Inmobiliario sostuvo que en varios nichos los incrementos para los nuevos contratos ya presentan subas que superan al 160 por ciento interanual.

"El incremento del alquiler medio de las unidades cobró mayor velocidad a partir de enero pasado superando holgadamente el índice de inflación general en cada mes del año. Así, con relación al mes de enero el aumento del alquiler medio de un monoambiente fue del 11,76 por ciento y el de los cuatro ambientes del 12. Las unidades de un dormitorio aumentaron en un mes el 9,59 por ciento, mientras que las de 2 dormitorios subieron el 8,93 con relación al alquiler medio de enero", indicó la consultora en su monitoreo.

Según la compañía, el precio promedio de un monoambiente ya es del orden de los 95.000 pesos sin expensas, mientras que la cotización de los departamentos de dos ambientes alcanza los 100.000 pesos.

"Por otra parte, las cotizaciones de los departamentos de dos dormitorios que se ofrecían en alquiler en febrero pasado registraron un valor medio de 152.500 pesos, mientras que aquellas unidades con 3 dormitorios ya su ubican en los 210.000", precisó Reporte Inmobiliario.

La oferta de departamentos es prácticamente inexistente

A tono con el contexto dramático que transita el segmento, Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), dijo a iProfesional hace escasas semanas que el mercado requiere de cambios urgentes en un momento en el que la oferta de propiedades en alquiler es prácticamente inexistente.

"Hoy estamos con una oferta de 1.100 departamentos en oferta en toda Buenos Aires. Buena parte de ellos, sólo disponibles para la alternativa del alquiler temporario", precisó.

Bennazar sostuvo que, dividido en el total de barrios que conforman la Ciudad –esto es, 48–, el resultado de unidades que se ofrecen es casi nulo: apenas un promedio de 44 departamentos.

"La preocupación es enorme. Hay una coincidencia en que la ley actual impactó de forma negativa a todos por igual. Desde propietarios a inquilinos, desarrolladores y constructores. A los propietarios les pulverizó la rentabilidad: de un 4 por ciento anual previo a la normativa ahora, por efecto de la inflación, cayeron al 0,3 por ciento", dijo.

De la ley de alquileres no se habla

Por su parte, Liotto comentó que tras los amagues de abril el Gobierno congeló la discusión en torno al cambio o la derogación de la ley de alquileres.

La última acción ligada al marco, confió la directiva, correspondió a un proyecto de derogación presentado este mes por Guadalupe Tagliaferri, senadora nacional de Juntos por el Cambio por Capital Federal.

"Los datos que arroja el mercado son contundentes en cuanto a que el mercado de alquileres necesita medidas urgentes para recuperar su estabilidad y vitalidad. La primera de ellas debe ser la modificación de la ley de alquileres", remarcó la titular del CPI.

 

 

* Para www.iprofesional.com

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE