Para la UIA, la actividad fabril se recuperó en noviembre y cerró 2022 con números positivos

ECONOMÍA Por Mariano Boettner*
BQQ5GKY4NFCKXFECHMGQ7AGD2U

La actividad industrial mostró un repunte en la parte final del año y se recuperó en noviembre tras una desaceleración, que había registrado el mes anterior. La producción fabril se perfila para haber terminado el 2022 con un avance superior al 7% en relación con 2021.

De acuerdo al último informe de la Unión Industrial Argentina, en noviembre la actividad industrial registró una suba de 3,1% interanual, lo que implicó una desaceleración en el ritmo de mejora de los meses anteriores. “En tanto, registró una leve suba de 0,2% mensual respecto del mes de octubre (sin estacionalidad), revirtiendo la caída registrada el mes anterior. Con estos datos la actividad industrial acumula una suba de 7,3%”, mencionó el reporte mensual.

La entidad que nuclea a las principales centrales fabriles del país apuntó además que los datos disponibles de diciembre muestran “una situación dispar” a lo ancho del sector. “Si bien algunos indicadores de producción evidenciaron cierta estabilidad, como el caso de la demanda de energía eléctrica de Grandes Usuarios Industriales, que registró una leve suba interanual de +0,3% interanual, los sectores vinculados con la construcción mostraron caídas interanuales”, señaló la UIA.

Pero además consideraron que “para los próximos meses, la industria enfrenta una serie de desafíos. En particular, se destaca la escasez de algunos insumos para la producción, situación que se viene registrando desde hace varios meses como consecuencia de las restricciones a las importaciones”. Se trata del principal reclamo fabril para sus operaciones diarias, junto con la suba de tasas que encarece el crédito.

“De acuerdo al último relevamiento UIA, muchas empresas indicaron demoras en la aprobación de las solicitudes de importación de insumos solicitadas al Sistema de Importaciones de la República Argentina (SIRA). Otra de las variables que continúan siendo monitoreadas es la inflación y la suba de costos. El dato de diciembre marcó una suba mensual de 5,1%, que si bien muestra una desaceleración respecto del período marzo-octubre, continúa en niveles elevados”, consideró la Unión Industrial.

Entre las conclusiones, señalaron que “todo este panorama generó menores expectativas entre las empresas. De acuerdo al último relevamiento UIA, sólo un 28% de las empresas esperan que su situación económica se encuentre mejor en los próximos meses. El devenir de la actividad industrial en los próximos meses estará condicionado por la evolución del contexto macroeconómico y las restricciones de oferta de insumos”, concluyó la entidad.

La UIA también analizó la situación por sectores: 7 de los 12 sectores que componen el indicador que mide la entidad registraron subas interanuales en noviembre. Entre los sectores que mantuvieron las subas se destacan el sector de Electrónicos (22,9%), “traccionado al alza principalmente por la producción de televisores”, mencionó. Le siguió el sector Automotor (14,8%), “aunque con un comportamiento dispar: las ventas al mercado interno de vehículos nacionales registraron una expansión mientras que las exportaciones traccionaron a la baja”, agregó la Unión Industrial.

El último informe del Indec que mide la actividad fabril había determinado que la industria manufacturera tuvo una mejora intermensual de 0,8% y así revirtió dos meses de caída (1,1% en septiembre y 1,3% en octubre). Medido anualmente, se mantuvo en terreno positivo aunque leve (1,4% en relación con el mismo mes del año anterior). En el acumulado enero-noviembre registró un 5,2% de mejora en comparación con 2021.

En noviembre de 2022, 10 de las 16 divisiones de la industria manufacturera presentaron subas interanuales, informó el Indec. En orden a su incidencia en el nivel general, se registraron incrementos de 8,6% en “Prendas de vestir, cuero y calzado”; 5,6% en “Industrias metálicas básicas”; 7,3% en “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”; 9,4% en “Otros equipos, aparatos e instrumentos”; 6,9% en “Productos de metal”; 0,8% en “Alimentos y bebidas”; 3,0% en “Productos minerales no metálicos”; 4,7% en “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”; 0,9% en “Sustancias y productos químicos”; y 7,4% en “Productos de tabaco”.

Por su parte, se observan caídas de 6,4% en “Madera, papel, edición e impresión”; 4,2% en “Maquinaria y equipo”; 3,6% en “Productos de caucho y plástico”; 4,6% en “Productos textiles”; 1,5% en “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”; y 1,4% en “Otro equipo de transporte”.

Para el caso de los ejecutivos fabriles, las expectativas de actividad y demanda interna para los tres meses siguientes es levemente desfavorable. Mientras un 25,5% cree que aumentará su producción, un 26,7% consideró que caerá, mientras que un 47,8% estima que no variará entre diciembre y febrero.

 

 

* Para www.infobae.com

Te puede interesar