Gremios marcan la cancha: controlarán el precio de la nafta y se acelera el conflicto en TV, peajes y Salud

ECONOMÍA Por Patricio Eleisegui*
533554

Tras la decisión de incorporar a Camioneros al control del programa "Precios Justos", el Gobierno sigue ampliando la participación gremial en el monitoreo de los valores de venta de distintos productos. En esa dirección, el oficialismo ahora abrochó un acuerdo con los trabajadores de las estaciones de servicio para seguir de cerca lo que ocurre con la nafta y sus valores de comercialización en los puntos de venta. Se unirán, de esta forma, al seguimiento que ya efectúa el sindicato que lidera Pablo Moyano y las organizaciones sociales Barrios de Pie y el Movimiento Evita. La mayor participación de gremial ocurre en el mismo momento en que arrecian los conflictos en sectores como los medios de comunicación, los peajes y la salud.

El viernes pasado, se informó que el Sindicato Obreros de Estaciones de Servicio, GNC, Garajes, Playas de Estacionamiento y Lavaderos de Autos (SOESGyPE), conducido por Carlos Acuña, firmó un convenio con la Secretaría de Comercio a cargo de Matías Tombolini para "garantizar el control y cumplimiento del esquema tarifario" por parte de YPF, Shell, Axion y Puma.

"Nos estamos preparando para salir a hacer un relevamiento de precios por las estaciones de servicio luego del aumento. Ya lo habíamos hecho el mes anterior, y ahora volveremos a repetirlo", dijo Acuña, en declaraciones al portal Surtidores.com.ar. "Durante estos días iremos recogiendo la información y la semana que viene seguramente ya tendremos los datos certeros para elevar el reporte correspondiente al ministro (Sergio) Massa", agregó.

Control de precios y conflicto en peajes

El SOESGyPE se ocupará de "revisar" que las empresas mantengan los aumentos del 4 por ciento establecido para el período diciembre-febrero, y del 3,8 por ciento acordado para marzo. Según trascendió, a cambio de permitir estos controles a las empresas del expendio se les otorgarán facilidades de acceso a divisas para la importación de lubricantes y una serie de cambios para aliviar la carga impositiva.

Mientras tanto, los frentes de conflicto no dejan de multiplicarse más allá de la sintonía que el Gobierno mantiene con varias organizaciones. En ese sentido, el Sindicato de Peajes (SUTPA) con Facundo Moyano a la cabeza volvió a declararle la guerra a las autoridades de la empresa Autopistas de Buenos Aires SA (AUBASA).

A través de un comunicado, el gremio denunció "amenazas" contra los trabadores agremiados. Sostuvo que la empresa sigue "profundizando su accionar antisindical", señalando que AUBASA ejerce presión "con la amenaza clara y evidente de reservarse a futuro la posibilidad de descontar haberes ya abonados ante una eventual nueva medida sindical".

SUTPA afirmó que AUBASA "pretende neutralizar el legítimo derecho a huelga".

Para luego agregar: "Como única respuesta a todas las irregularidades e incumplimientos denunciados ante las autoridades del ministerio de Trabajo de la Nación eligen el camino más fácil: amenazar a los trabajadores e intentar infundir el miedo y la desazón".

Gremios batallan en medios y salud

Otro frente de conflicto abierto corresponde al ámbito de la televisión. El Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID) inició la semana anunciando que activará nuevas medidas de fuerza tras fracasar la negociación paritaria en canales abiertos y productoras.

El gremio efectuará un paro de dos horas por turno para el próximo miércoles 25. SATSAID exige un incremento del 24 por ciento para el trimestre enero-marzo, mientras que las empresas nucleadas en la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA) y Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión (CAPIT) ofrecen sólo un 15.

Por el lado de la salud, los trabajadores del Hospital Posadas concretarán una nueva huelga general de 72 horas que se extenderá desde el martes 24 hasta el jueves 26. Integrado a la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (FESPROSA), el personal exige una paritaria de alcance nacional.

"Lo que se demanda es un incremento del sueldo básico por fuera de la paritaria, dado que la misma fue insuficiente, un adicional de $100.000 (solo dieron $30.000), recategorizaciones de los sectores profesionales y no profesionales, licencias especiales y pases a planta permanente", expresó FESPROSA en un comunicado reciente.

A este escenario hay que añadirle que la federación decidió intensificar "las reuniones con el propósito de convocar a un gran paro nacional con movilizaciones en todo el país en reclamo de nuestros derechos laborales y salariales".

 

 

* Para www.iprofesional.com

Te puede interesar